Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-06-2015

Es el sistema: la desregulacin, problema endmico

Arturo Balderas Rodrguez
La Jornada


En ocasiones la memoria puede jugarnos malas pasadas. Es el caso que revela una entrevista reciente a Robert Rubin y Henry Paulson, quienes fungieron como secretarios del Tesoro en las administraciones de Bill Clinton y George W. Bush, respectivamente. Sin ningn desparpajo declararon que el sistema econmico de China estaba rebasado y debera actualizarse: desregularizar su economa, suprimir la burocracia y reducir la participacin del Estado.

Hicieron el comentario en el contexto de las negociaciones que Barack Obama celebra con el primer ministro de China. Manifestaron la necesidad de que el presidente estadunidense pusiera en la mesa de negociacin lo que ellos consideraban uno de los obstculos para dichas negociaciones, en esencia: la participacin del gobierno chino en la conduccin de la economa.

Hay que recordar que durante su ciclo como secretario del Tesoro, Rubin fue uno de los arquitectos de las reformas en el sistema financiero para desregular las actividades de los bancos e instituciones financieras. Una de las consecuencias fue la creacin de una serie de instrumentos, hasta esos momentos rigurosamente controlados o limitados. Fue el caso de los crditos hipotecarios que se otorgaron por miles de millones de dlares, a sabiendas de que quienes los reciban no tenan la capacidad econmica para pagar. Esos crditos fueron adquiridos por especuladores, que a su vez los traspasaron a otros especuladores, y la cadena se rompi cuando no fue posible recuperarlos. En el trayecto cada uno de los especuladores obtuvo ganancias pinges, que al final de cuentas terminaron pagando los causantes. Para colmo, muchos de stos perdieron sus depsitos y pensiones cuando el sistema colaps.

A Paulson le toc instrumentar el rescate del sistema financiero cuando fue secretario del Tesoro. Convenci al Congreso sobre la necesidad de apartar 700 billones de dlares para salvar de la quiebra econmica al sistema en conjunto. Ya forma parte de la picaresca en el mundo financiero su respuesta a la pregunta de por qu se haba llegado a esa crtica situacin: porque estbamos ganando mucho.

Por ello es un despropsito monumental que ahora se quiera recetar a los chinos la misma medicina que devast al sistema financiero de buena parte del orbe y que no haya memoria de ello. Los chinos tienen serios problemas y se puede estar en desacuerdo con muchos de sus mtodos, pero no se puede despreciar su impresionante crecimiento econmico, debido, entre otras razones, a que el Estado defini prioridades de desarrollo y evit ceder el control de sus empresas estratgicas y de su sistema financiero. Ni para China ni otras naciones la receta de Rubin y Paulson parece ser la solucin.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2015/06/08/opinion/024o1pol


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter