Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-06-2015

Qu est pasando realmente en Fukushima

Robert Hunziker
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Fukushima sigue irradiando, se perpeta a s misma, inconmensurable y sin lmites, como un incorregible y horrible encuentro con el monstruo del Doctor Who en el espacio profundo.

Es probable que Fukushima pase a la historia como el mayor encubrimiento del siglo XXI. Los gobiernos y las corporaciones no estn revelando a los ciudadanos los riesgos y peligros; del mismo modo, la verdad en s misma, como una norma tica, est en riesgo de ser eliminada siendo como el pegamento que mantiene unida la confianza y la fe en las instituciones de la sociedad. En ltima instancia, este es un ejemplo de cmo las sociedades se debilitan.

Decenas de miles de residentes de Fukushima permanecen en viviendas temporales despus de ms de cuatro aos de la catstrofe horrorosa de marzo de 2011. Algunas de las reas en las afueras de Fukushima se han reabierto oficialmente a los antiguos residentes, pero muchos de ellos son reacios a regresar a sus hogares debido a la generalizada desconfianza en el Gobierno, que afirma que el lugar est bien y es seguro.

Parte de esta reticencia tiene que ver con los sntomas de la radiacin. Es insidiosa porque no puede ser detectada por los sentidos humanos. Las personas no estn biolgicamente preparadas para sentir su poder, tampoco verla, orla, tocarla u olerla (Caldicott). No slo eso, se acumula lentamente en el tiempo de una manera cobarde que sirve para ocultar sus efectos hasta que sea demasiado tarde.

La destruccin de Chernobyl como espejo del futuro de Fukushima

Un ejemplo de cmo los medios de comunicacin no logran hacer frente a otra vuelta de desastres, aqu estn algunos hechos de Chernobyl que no han recibido ni suficiente ni extendida cobertura en las noticias: ms de un milln (1.000.000) de personas ya han muerto a causa de la lluvia de Chernobyl.

Adems, el orfanato de Rechitsa, en Belars, ha estado cuidando de una gran poblacin de nios mortalmente enfermos y deformes. Los nios son 10 a 20 veces ms sensibles a la radiacin que los adultos.

El Hogar de nios de Zhuravichi es otra institucin, entre muchas, para el malhadado Chernobyl: "La casa est oculta en el campo y an hoy la mayora de las personas en Bielorrusia no conocen existencia de tales instituciones" (Fuente: Proyecto para los nios de Chernobyl en el Reino Unido).

Un milln (1.000.000) es un montn de personas muertas. Pero, cuntos ms morirn? Aproximadamente siete millones (7.000.000) de personas en los alrededores de Chernobyl fueron afectadas en una de las exposiciones ms potentes a la radiacin en la historia de la era atmica.

La zona de exclusin alrededor de Chernobyl es conocida como "Valle de la Muerte". Se ha incrementado de 30 a 70 kilmetros cuadrados. La zona jams podr volver a albergar a ser humano alguno. Se trata de una "zona muerta" para siempre.

Ms de 25.000 personas han muerto y 70.000 quedaron con discapacidad a causa de la exposicin a niveles muy peligrosos de radiacin cuando ayudaron a contener Chernobyl. El veinte por ciento de esas muertes fueron suicidios porque la lenta agona "en su marcha hacia la muerte por exposicin a la radiacin" era demasiado para soportar.

Fukushima, La verdadera historia

A finales de 2014, la doctora en medicina Helen Caldicott dio una conferencia sobre Fukushima en Seattle Town Hall (28.09.14). Un pirata de televisin grab su discurso; aqu est el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=4qX-YU4nq-g

La doctora Helen Caldicott es fundadora junto con otros mdicos de Mdicos por la Responsabilidad Social y es autora y editora de Crisis Without End: The Medical and Ecological Consequences of the Fukushima Nuclear Catastrophe, The New Press, septiembre de 2014. Durante ms de cuatro dcadas la doctora Caldicott ha sido la encarnacin de la bandera antinuclear y es por eso que muchas personas en todo el mundo la consideran un "tesoro nacional". Es veraz y honrada y est bien informada.

Fukushima es, literalmente, una bomba de tiempo en reposo. Otro sismo de gran alcance y todo el infierno podra soltarse. Adems, ni siquiera est cerca de estar bajo control. Ms bien est totalmente fuera de control. Segn la doctora Caldicott, " Todava es posible que Tokio pueda tener que ser evacuado, dependiendo de cmo van las cosas". Imagnate eso!

Segn Japan Times, a partir del 11 de marzo de 2015: "Ha habido un buen nmero de accidentes y problemas en la planta de Fukushima el pasado ao, y tenemos que enfrentar la realidad de que estn causando ansiedad e ira entre la gente en Fukushima, as lo explic Shunichi Tanaka en la Autoridad de Regulacin Nuclear. Por otra parte, Tanaka dijo que existen numerosos riesgos que podran provocar diversos accidentes y problemas".

An ms inquietante, lo que dijo Seiichi Mizuno, un exmiembro de la Casa de Consejeros de Japn (Cmara Alta del Parlamento, 1995-2001) el 03 2015: "El mayor problema es la fusin a travs de los ncleos de los reactores... Tenemos la contaminacin de las aguas subterrneas... La idea de que el agua contaminada se bloquea de alguna manera en el puerto es especialmente absurda. Se est filtrando directamente en el ocano. Hay evidencia de ms de 40 reas conocidas en peligro donde aguas extremadamente contaminadas vuelcan directamente en el ocano... Nos enfrentamos a enormes problemas sin ninguna perspectiva de solucin "(Fuente: Nuclear Hotseat #194: Fukushima 4th Anniversary Voices from Japan, Marzoh 10, 2015, http://www.nuclearhotseat.com/2468/)

En Fukushima, cada reactor requiere un milln de galones de agua por minuto para la refrigeracin, pero cuando golpe el tsunami se anegaron los generadores diesel de reserva. Las unidades 1, 2 y 3 colapsaron en cuestin de das. Hubo cuatro explosiones de hidrgeno. A partir de entonces, los ncleos de fusin excavaron dentro de los portacontenedores, tal vez en la tierra.

Dice la doctora Caldicott, "Cien toneladas de lava radiactiva terriblemente caliente ya ha entrado en la tierra o en algn lugar dentro de los buques portacontenedores, que estn todos agrietados y rotos". En realidad, nadie sabe a ciencia cierta donde reside la lava radiactiva caliente. La pregunta sin respuesta da miedo: Es el sndrome de China?

A continuacin de la crisis, el Gobierno japons no inform a la poblacin sobre los niveles de contaminacin ambientales por la radiacin que volvan a la isla. Por desgracia y por error la gente huy lejos de los reactores hacia los ms altos niveles de radiacin en la isla en aquel momento.

Ocurrido el desastre, enormes niveles de radiacin golpearon Tokio. La radiacin ms alta detectada en el rea metropolitana de Tokio fue en Saitama, con los niveles de radiacin detectados de cesio en 919 000 becquerel (Bq) por metro cuadrado, un nivel casi dos veces superior al "lmite de evacuacin de la zona muerta para siempre de 500.000 Bq" de Chernobyl (fuente: Proyecto de Defensa de Radiacin). Por esa razn, la Dra. Caldicott recomienda encarecidamente no viajar a Japn y recomienda evitar la comida japonesa.

Aun as, despus de la catstrofe de Fukushima, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, firm un acuerdo con Japn para que EE.UU. siga importando productos alimenticios japoneses. Por lo tanto, la doctora Caldicott sugiere la gente no votar por Hillary Clinton. Un peligroso precedente imprudente es suficiente para ella.

Segn inform Arnie Gundersen, un asesor energtico con 39 aos de experiencia en ingeniera de la energa nuclear, en The Canadian el 15 de agosto de 2011: "El Gobierno de Estados Unidos ha llegado a una decisin al ms alto nivel del Departamento de Estado, as como otros departamentos que tomaron la decisin de restar importancia a Fukushima. En abril, el mes despus de que el poderoso tsunami y el terremoto devastaran Japn, incluyendo su planta de energa nuclear, Hillary Clinton firm un acuerdo con Japn en el que se declaraba que no hay problema con el suministro de comida japonesa y vamos a seguir comprndola. Por lo tanto, no estamos supervisando los alimentos que vienen de Japn".

Sin embargo, en marcado contraste con Estados Unidos, en Europa, la doctora en fsica Angela Merkel, egresada de la Universidad de Leipzig y actual canciller de Alemania est cerrando todos los reactores nucleares debido a Fukushima.

Tal vez un grado avanzado en fsica hace la diferencia en cmo un lder se acerca al tema nuclear. Sin duda, parece que es as cuando se comparan o contrastan las dos lderes con sus habituales trajes de pantalones, la canciller Merkel y la exsecretaria de Estado Clinton.

Despus de la voladura de Fukushima, los niveles ambientales de la radiacin en el estado de Washington subieron unas 40.000 veces superior a lo normal, pero de acuerdo con la doctora Caldicott, los medios estadounidenses no cubren el "desastre de Fukushima en curso". As que, quin sabe la realidad?

La doctora Caldicott termin su discurso en septiembre 2014 diciendo: "En Fukushima, las cosas no han terminado. Todos los das, cuatrocientas toneladas de agua altamente radiactiva se derrama en el Pacfico y se dirige hacia EE.UU. Debido a que la radiacin se acumula en los peces, tenemos ese problema tambin. El Gobierno de Estados Unidos no est analizando el agua ni el pescado y no toma registros del aire ambiental. Adems, las personas en Japn estn consumiendo la radiacin cada da".

Por otra parte, segn la doctora Caldicott: "El agua de lluvia lava los ncleos nucleares dentro del Pacfico. No hay manera de poder llegar a esos ncleos, los hombres mueren, los robots se fritan. Fukushima nunca ser resuelto. Mientras tanto, la gente sigue viviendo en zonas altamente radiactivas".

Fukushima no se resolver porque "los hombres mueren" y los "robots se fritan". Por lo tanto, Fukushima es un escenario de crisis de radiacin perpetua que, literalmente, se encuentra en el borde de un pozo sin fondo del fin del mundo, en espera de ser empujado cada vez hacia el fondo.

Naciones Unidas: un informe donde todo est claro

Un informe de de las Naciones Unidas (UNSCEAR [Comit Cientfico de las Naciones Unidas sobre los Efectos de las Radiaciones Atmica]) del 2 de abril de 2014 sobre el impacto en la salud del accidente de Fukushima, lleg a la conclusin de que los efectos inducidos por la radiacin seran demasiado pequeos para identificar. Las personas estaban bien protegidas y recibieron dosis "bajas o muy bajas" de radiacin. UNSCEAR present un informe aduciendo que todo estaba despejado.

La filial alemana de la Asociacin Internacional de Mdicos para la Prevencin de la Guerra Nuclear del 18 de julio 2014 refut el informe de UNSCEAR adoptando una postura desafiante en oposicin al informe de la ONU, a saber: "El desastre nuclear de Fukushima est lejos de terminar. A pesar de la declaracin de "cerramiento fro" que declar el gobierno japons en diciembre de 2011, los reactores daados an no han alcanzado un estado estable e incluso UNSCEAR admite que las emisiones de radioistopos continan sin disminuir. TEPCO 188 est luchando con una enorme cantidad de agua contaminada, que contina su fuga en el suelo circundante y el mar. Grandes cantidades de agua de enfriamiento contaminada se estn acumulando en el sitio. En varias ocasiones ocurren fallas en los improvisados sistemas de refrigeracin. Es muy probable que la descarga de residuos radiactivos quecontine durante mucho tiempo".

"Tanto los reactores nucleares daados como los estanques de combustible gastado contienen grandes cantidades de radiactividad y son altamente vulnerables a terremotos, posteriores tsunamis, tifones y errores humanos. Catastrficas liberaciones de radiactividad podra ocurrir en cualquier momento y la eliminacin de este riesgo llevar muchas dcadas... Es imposible en este punto del tiempo llegar a un pronstico exacto de los efectos que el desastre nuclear de Fukushima tendr sobre la poblacin en Japn... el informe UNSCEAR representa una subestimacin sistemtica y evoca una ilusin de certeza cientfica que oculta el verdadero impacto de la catstrofe nuclear en la salud y el medio ambiente".

Para leer el texto completo de la dplica el informe de la ONU, ir a: https://japansafety.wordpress.com/tag/saitama/

La radiacin de Fukushima y el futuro

Mari Yamaguchi, Associated Press (AP) 12 de junio de 2015: "Cuatro aos despus de que un terremoto y un tsunami destruyeron la planta de energa nuclear de Fukushima en Japn, el camino sigue estando plagado de incgnitas... Los expertos todava tienen que determinar la ubicacin exacta del combustible fundido en el interior de los tres reactores y estudiarla, y todava tienen que desarrollar robots capaces de trabajar con seguridad en estas condiciones altamente radiactivas. Y luego est la cuestin de qu hacer con los residuos... existen serias dudas sobre si la limpieza se puede completar en 40 aos".

"A pesar de que en Chernobyl ocurri un terrible accidente, slo estaba involucrado un reactor. Con Fukushima, tenemos el mnimo [de] 3 reactores que estn emitiendo radiacin peligrosa. El trabajo que implica hacer frente a este accidente tomar decenas de aos, cientos de aos", asegur el profesor (retirado) Hiroaki Koide, del Kyoto Instituto Universitario de Investigacin del Reactor, 25 de abril de 2015. "Podra ser que parte del combustible realmente pudo haberse colado por el suelo de la vasija de contencin tambin... Lo que acabo de describir es muy, muy lgico para cualquier persona que entiende la ingeniera nuclear o la energa nuclear ", que se explica dramticamente en la pelcula EL SNDROME DE CHINA.

De acuerdo con la Smithsonian Institution, 30 de abril de 2015: "Las aves caen en picada cuatro aos despus de Fukushima: Las especies de aves estn en franco declive, y est empeorando con el tiempo... donde est mucho, mucho ms caliente, hay un silencio sepulcral. Vas a ver una o dos pjaros si tienes suerte". Anomalas en el desarrollo de aves incluyen cataratas, tumores y asimetras. Las aves se han manchado con extraas manchas blancas en sus plumas.

Maya Moore, una ex presentadora de noticias de NHK, autora de un libro sobre el desastre: El The Rose Garden of Fukushima (Tankobon, 2014) acerca de las rosas del seor Katsuhide Okada. Hoy en da, el jardn ha perecido: "Es slo un baldo envenenado. La ltima vez que el Sr. Okada en realidad fue all, se encontr con cuervos beb que no poda volar, que estaban ciegos. Las mutaciones han comenzado con los animales, con las aves.

The Rose Garden of Fukushima ofrece una coleccin de fotos de un jardn real que exista en Fukushima, Japn. Con ms de 7.500 arbustos de rosas y 50 mil visitantes al ao, el Jardn muri en un instante debido a la triple catstrofe: terremoto, tsunami y fusin de los reactores.

El prlogo al libro de Maya fue escrito por John Roos, el ex embajador de Estados Unidos en Japn entre 2009-13: "La increble historia de Katz Okada y su jardn de rosas de Fukushima que est narrada aqu por aqu por Maya Moore... te abre una pequea ventana a lo que la gente de Tohoku enfrent".

La "ventana pequea" de Roos podra muy bien servir como metfora de un enorme agujero negro que atiza en el centro de la civilizacin. Del mismo modo, Fukushima es una mquina de destruccin verdadera que consume todo a su paso, y ms all, y es probable que en su camino se expanda. Por cierto, no va a desaparecer.

Por lo tanto, TEPCO (Tokyo Electric Power Company) est profundamente involucradoa en una batalla asimtrica contra la enormemente poderosa fuerza desatada y que est fuera del control de la frmula E = mc 2 ( Equivalencia entre masa y energa)

Claramente, TEPCO tiene su espalda contra la pared. Por otra parte, es dudoso que TEPCO vaya a "quebrar la espalda de la bestia". De hecho, puede ser una tarea imposible.

Tal vez, slo tal vez, con el tiempo sean evacuadas 38 millones de residentes del gran Tokio. Quin sabe a ciencia cierta?

Slo Godzilla sabe!

Robert Hunziker vive en Los ngeles.


Fuente: http://www.counterpunch.org/2015/06/15/whats-really-going-on-at-fukushima/




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter