Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-06-2015

Quin manda aqu? La cumbre del G7 en Schloss Elmau y el jaloneo por el poder mundial

Alberto Betancourt Posada
Rebelin


Los hermeneutas de la noche, como Walter Benjamin evocado siempre cuando se habla del papel de Alemania en el siglo XXI, saben muy bien, que la interpretacin de la historia -lejana o contempornea- es parecida, a la labor del criptgrafo cuando descifra un jeroglfico. Durante la reciente reunin del G7, celebrada los das 7 y 8 de junio, en los Alpes Bvaros, ocurrieron simultneamente muchos acontecimientos que suscitan importantes interrogantes sobre la gobernabilidad y la seguridad mundial: Obama se pleg a la ruta de Minsk planteada por Merkel, Holland y Putin, respecto al conflicto en Ucrania?, Alemania empujar a Grecia fuera la Unin Europea?, hay un vaco en el liderazgo mundial?, y si, la indemnizacin que pagar el G7 a las costureras de Rana Plaza representa un triunfo de las redes de solidaridad mundial?

Estados Unidos se pliega a la ruta alemana

David M Herzenhorn seala en A Diplomatic Victory, and Affirmation, for Putin (The New York Times, 15/mayo/15) que John Kerry arrib al balneario de Sochi, en el Mar Negro, tres das despus del desfile del da de la Victoria sobre el nazismo. Su visita fue interpretada como una rama de olivo, con la que Obama reconoci el triunfo ruso. Las sanciones contra Rusia trastocaron su economa, pero el pas se ha mantenido a flote, y as seguir, pues est en curso una reflotacin paulatina de los precios del petrleo y estn funcionando las contramedidas rusas que han puesto en jaque a muchas empresas europeas. En Ucrania el cese al fuego es un hecho en la regin oriental, la presin contra Pedro Poroshenko (llamado por Fidel Castro, el rey de chocolate) aumenta, el gobierno central ha sido incapaz de revertir la autonoma de Donetsk y Luhansk, virtualmente autorizada por Alemania y Francia. Aunque el ciclista John Kerry justific su viaje al Mar Negro, para explorar medidas de colaboracin en Siria, la verdad, dice Henzerhorn, es que Rusia ocupa un lugar geoplticamente relevante en temas como: el programa nuclear de Irn, la lucha contra ISIS en Siria, y la mediacin en Yemen, pero, lo principal, es que respecto a Ucrania, Rusia est dispuesta en Ucrania a gastar lo que sea necesario, escalar la guerra, y sacrificar todas las vidas que sean necesarias: Estados Unidos no piensa arriesgar tanto. De hecho, segn la nota Le G7 inflexible avec Moscou sur l'Ukraine publicada por el diario existencialista Liberacin , segn la cual, al concluir la cumbre, la Casa Blanca afirm estar de acuerdo con Berln, respecto a que solo podran levantarse las sanciones si la Federacin Rusa cumple cabalmente con los acuerdos de Minsk, es decir que Estados Unidos se suma a la ruta alemana .

 

Shuble: Los jubilados deben morir de hambre

Segn la nota de Peter Muller et all, Brewing conflict over Greece. Germanys Finance Minister Mulls Takong on Merkel (Der Spiegel, 6/jun15) Wolfgang Suble, el ministro de finanzas alemn, ha perdido la esperanza de encontrar una solucin al problema griego que no sea su expulsin de la Unin Europea, y a sus 73 aos, ha perdido tambin las ganas de disimular sus diferencias con Angela Merkel, la princesa elegida por Helmuth Kohl para sucederlo. Merkel enfrenta una situacin enmaraada: debe valorar entre la economa alemana y la viabilidad de la Unin europea. Si Grecia sale de la zona euro, podra caer en brazos de Putin, o convertirse en un estado canalla. La salida de Grecia podra enloquecer los mercados. Durante el ltimo encuentro entre Shuble y el ministro griego de economa Vanis Varoufakis, el heleno le espet: no crearemos nuevos impuestos, ni cortaremos 5 mil millones de euros a las pensiones. The Guardian: Una foto familiar tipo Demonios en el jardn

En la pelcula espaola dos hermanos franquista y republicano se pelean y se apualan, pero acuden cubriendo sus heridas y sonrientes a tomarse abrazados la foto familiar: algo similar ocurri en Baviera. Para Larry Elliott, Scrap the G7 and its summit it is hopeless, divided and outdated: la anfitriona dijo que las potencias estaban ms unidas que nunca, pero la verdad es que e l G7 no se puso realmente de acuerdo en ningn punto de la agenda mundial que incluye: la guerra del Peloponeso, el conflicto militar en Ucrania; el financiamiento y los objetivos del desarrollo global, la mitigacin del cambio climtico; y la debilidad de la economa mundial. En la actualidad, dice Ellyot, el Presidente de Estados Unidos parece incapaz de salir de una cumbre con un resultado claro. Por su parte, Alemania se mostr como un acredor inflexible, no dar ningn respiro a sus deudores: quiere convertir en faquires a los herederos de Pericles.

Liberacin: La lite se esconde en un castillo

Kate Connolli apunta en "Merkel welcomes Obama with beer and sausage breakfast before G7 summit" (The Atlantic) que Merkel recibi a Obama con una fra cerveza bvara weissbier, preparada por Victoria Schubert , sonidos de cuernos alpinos, salchichas weisswurst y hombres en trajes tpicos de cuero. Para Hlne Despic-popovic Casse-tte au sommet du G7 (Liberation, 7/junio/15) la lite mundial se escondi en un castillo para evitar el acoso de los activistas ambientales. El vigoroso movimiento social europeo trat de brincar los fosos y recibi los toletazos de los robocops alemanes. En la declaracin final, el G7 no adopt ninguna medida seria para promover los derechos laborales, mejorar las condiciones de trabajo y proteger al medio ambiente, y se limit, a felicitar quienes han desarrollado aplicaciones cibernticas para informar a los consumidores sobre productos elaborados sin explotacin. Sin embargo el movimiento laboral obtuvo un triunfo simblico. En Bangladesh, en abril de 2013, un edificio de 8 pisos llamado Rana Plaza, se colapso y cobr la vida de 1187 costureras sobrexplotadas en talleres clandestinos en los que se produca ropa para Benetton, The Children Place, Dressbarn, Mango, Monsoon, Primak y El Corte Ingls. Las vctimas recibirn una indemnizacin de 30 millones de euros.

En el libro Ay Europa, Junger Habermas afirma que Heidegger representa una tradicin aristocrtica alemana que se arroga un acceso privilegiado a la verdad; cuando deberamos buscar un lenguaje ms modesto, destinado a enmarcar las sorpresas que nos provoca el mundo y a practicar una incesante autotransformacin de nosotros mismos como sujetos activos, autnomos y creativos, capaces de intervenir en mundo hipercomplejo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter