Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-06-2015

La eficacia del voto nulo
Un argumento extrapoltico

Eleutheria Lekona
Rebelin


Pues bueno, a dos semanas de las elecciones en Mxico, pareciera comprobarse a posteriori la ineficacia poltica y extrapoltica del voto nulo. La intencin de esta breve columna tiene justamente por objetivo valorar un par de argumentos tcnicos y ofrecer a su vez uno breve sobre la viabilidad poltica de esta forma del voto. Es decir, no por supuesto sobre su legitimidad poltica indiscutible e inalienable para quien bajo reflexiones ticas o reflexiones polticas se haya departido por anular, sino sobre su viabilidad poltica entendida como eficacia, sobre la certidumbre que a la ciudadana brinda anular si lo que se quiere es castigar realmente a la partitocracia y empoderar a la sociedad civil como ms o menos arguyen sus impulsores.

Bien, resultado de esta inquietud decid lanzarme a la bsqueda de respuestas en Internet y pude por fortuna encontrar algo de informacin valiosa. Encontr al menos dos argumentos a los que valdra la pena considerar si lo que buscamos es una evaluacin ms amplia sobre el comportamiento del voto nulo y si no nos sentimos satisfechos con lo que hasta el momento se ha dicho sobre su efectividad. Tomando entonces esos argumentos fui construyendo una sencilla argumentacin y una serie de preguntas en relacin a este tipo de voto con el propsito de no limitar el anlisis a factores polticos. Lo que voy a hacer es prcticamente ofrecer algunos argumentos tcnicos muy simples explicando por qu en general resulta difcil determinar a priori si el voto nulo servira a propsitos polticos o electorales definidos y por qu creer en su eficacia demandara de nosotros

a) O de mucha fe poltica,

b) O del conocimiento de otras de las variables involucradas en el evento electoral en cuestin,

c) De un presupuesto tan alto y una campaa publicitaria tan exitosa como para inclusive garantizarnos una buena pelea frente a las costosas campaas de algunos de los partidos polticos mejor patrocinados para, as, atraer algunos de sus adeptos,

d) De una tan elevada consciencia poltica que sin necesidad de financiamiento ni sin grandes convocatorias la ciudadana se convencera por s sola del poder de anular,

e) Otros escenarios.

A continuacin los argumentos.

ARGUMENTO 1. Este argumento parte de una brevsima columna de opinin publicada en el diario El Universal la semana pasada y fue proporcionado por uno de los miembros del Movimiento Anulista a travs de su cuenta Twitter; vale mencionar que cuando se proporcionaba se advirti al mismo tiempo cules seran los lmites de esta modesta columna (para alimentar debate) y que no fue dado con la pretensin de zanjar aqu la cuestin. Qu nos ofrece este anlisis? Bsicamente no hay ningn dato de peso en la columna que refuerce las opiniones de la expositora. Todo lo que se nos ofrece es evidencia anecdtica. Y es importante recordarlo: los ejemplos aislados no constituyen informacin concluyente en ningn anlisis estadstico y menos en un evento aleatorio de este tipo. A veces ni el propio votante sabe con claridad por qu partido va a departirse sino hasta el momento mismo de la eleccin y puede incluso decidir su voto el mismo da de la jornada electoral. Hay una importante componente subjetiva en el ejercicio del voto y de all que atribuir preferencias a los anulistas resulte ser un acto poco ms que ocioso. Necesitaramos conocer cmo se distribuyen los votos nulos entre los distintos partidos (de ser efectivamente emitidos) y esto demandara conocer los datos de toda la eleccin e inclusive datos de elecciones pasadas a travs de muestras aleatorias tomadas de la poblacin electoral en su conjunto y por tanto, muestras representativas, dado que la poblacin electoral constituye en s un sistema social altamente heterogneo, y entonces, ahora s, establecer con menor certidumbre si es que una cosa tal es posible si los anulistas son votantes desilusionados o ciudadanos apartidistas. En general, resulta aventurado hacer conjeturas sobre los votos anulados sin fiabilidad estadstica. Por ejemplo, por qu suponer que los votos ganados por los partidos pequeos son votos finalmente no anulados? O ms especficamente, por qu suponer que los votos anulados habran de ser incontestablemente votos para el PRI? De antemano nadie sabe entre quines se repartirn. Para inferir lo que all se infiere se necesitan ms datos. La coincidencia aludida resulta ser para todo fin prctico insuficiente. Si acaso podra inferirse que en las circunscripciones de alto voto nulo citadas en el texto (y solamente en esas) hay menos simpata por el PRI entre los votantes que por el resto de partidos. Y esos otros partidos pueden ser: PAN, PRD, PT, MORENA, PVEM, Movimiento Ciudadano o podra simplemente tratarse de una postura apartidista acendrada, no necesariamente benefactora de los partidos pequeos.

Resulta por otro lado llamativo que se cite a Movimiento Ciudadano a favor del voto nulo cuando es evidentemente un argumento dbil. Si en una entidad de bajo voto nulo Movimiento Ciudadano logr atraer el voto de los anulistas, como parece sugerir la escritora de la columna, no debera ms bien considerarse este hecho un triunfo de Movimiento Ciudadano que del movimiento anulista? Correlacin no es causalidad. En la columna nunca se explica esto ni de hecho ha quedado suficientemente aclarado por los representantes del voto nulo hasta el momento. Su argumentacin al respecto est basada solamente en probabilidades discursivas pero no se ha ofrecido hasta el momento ningn argumento de peso. Y creo que esto ha sido as sencillamente porque no hay cmo explicarlo: estamos ante un evento estocstico de muy alta complejidad probabilstica y de inclusive absoluta incertidumbre debido a la importante componente subjetiva implicada en el evento, como se coment lneas arriba. En resumen, es difcil saber en una eleccin si el voto nulo servir a nuestros propsitos con una cantidad de datos tan pequea. Por lo dems, la ambigedad de la columnista hace de por s difcil analizar su comentario.

As, ms all de la legitimidad poltica del voto nulo, hasta el momento ignoramos cmo este voto lastimara al sistema de partidos adems de lastimar potencialmente al PRI. En realidad, puede lastimar potencialmente a cualquier partido y de all que haga peligrar especialmente a los partidos pequeos, quienes evidentemente cuentan con menos recursos financieros y experiencia poltica para atraer a los votantes. No es gratuito que el Partido del Trabajo haya perdido su registro en esta eleccin, por ejemplo. Desde mi perspectiva, el voto nulo fortalece al sistema de partidos de la misma manera en que lo hace el voto efectivo. O dicho de otra manera, no existe evidencia estadstica concluyente que irrefutablemente apoyara el argumento contrario.

ARGUMENTO 2.   Mientras terminaba de teclear el argumento 1 esta maana encontr por fortuna un anlisis del economista mexicano Javier Aparicio en el que explica con una sencilla ecuacin aritmtica por qu el voto nulo no solamente no castigara a los partidos polticos sino que de hecho los favorecera. Solamente que a diferencia del breve anlisis del argumento 1, en el que tomo nicamente los datos de la columna citada, l adems incorpora a su anlisis (bastante ms amplio) la manera en que de hecho los votos nulos son contabilizados despus de la eleccin de acuerdo a la ltima reforma a la ley electoral (2014) y concluye por tanto que los partidos pequeos se veran en realidad beneficiados con esta nueva reforma. Textualmente en su breve anlisis afirma: Los votos nulos, al igual que el abstencionismo, ayudan a que los partidos polticos mantengan su registro y prrafos ms adelante: Y tambin ayuda a que los partidos pequeos mantengan su registro, sus prerrogativas y sus curules. A m sin embargo su ltimo argumento no termina de convencerme del todo pues creo que est subestimando aquel comportamiento poco predecible expresado necesariamente en la voluntad del elector el da de la eleccin y cuya ltima decisin (se esperara) sera sensible al arsenal disuasivo de los partidos polticos dependiente en alguna medida de los recursos del partido en cuestin y de su consolidacin poltica y cuyo impacto en la voluntad del votante debera poder ser representado de alguna manera en nuestros clculos para determinar si esto afectara o no afectara a los partidos pequeos (y puesto que se restan de la Suma total de votos vlidos los votos nulos). En mi opinin, inclusive con independencia de la indecisin del votante y de si decide, o no, el mismo da de la eleccin por uno u otro partido, creo que debe reconocerse que los partidos grandes cuentan con ms recursos (econmicos, en prensa, en publicidad, en trayectoria) para atraer en general a ms votantes, lo que, desde mi perspectiva, hace de todos modos peligrar a los partidos pequeos, tal y como peligraban con la ley anterior. Y lo que adems, habra que sumar este otro factor indecisin del votante indeciso comentado en el argumento 1 y estudiar su relacin con los recursos de los partidos. En general, habra que considerar con ms cuidado si los partidos pequeos son realmente beneficiados con esta nueva ley.

Creo por todo esto, que el voto nulo no solo es un voto ineficaz, es un voto ingenuo cuando no intil. Un voto nave. Por qu la ley electoral pone a disposicin de la ciudadana un instrumento claramente limitado para castigar al sistema de partidos? No este mecanismo abre las puertas a un ejercicio de representatividad ciudadana asimtrico para quienes no cuentan con medios polticos para la resistencia?

Querra finalmente preguntar al Movimiento Anulista y a sus principales impulsores si otra vez la ciudadana habremos de quedarnos sin respuestas convincentes acerca de la eficacia, no ya solamente poltica sino extrapoltca del voto nulo, o si, como en otras ocasiones, el movimiento naci (previo a las elecciones) con un tenaz respaldo meditico y disuasivo solo para morir, despus, calladamente, lanzndolo con su sordina a las tierras del olvido poltico, para hacer de este asunto otro de los tantos temas de coyuntura a los que la historia mexicana contempornea parecera estar condenada sin derecho al registro, a la memoria, a la duda o al escepticismo. Habr respuestas?


Notas.

[1] En este enlace puede leerse un estudio realizado por el Partido Accin Nacional sobre el comportamiento del voto nulo en las elecciones federales 2012. Cito textualmente las conclusiones del estudio: En el estudio encontramos una posible relacin negativa entre voto nulo y GPE, lo que significara que a menor nivel educativo en los distritos hay un mayor voto nulo. A lo largo del texto se define GPE como Grado Promedio de Escolaridad (https://www.pan.org.mx/wp-content/uploads/downloads/2013/08/Documento_429.pdf).

[2] No querra obviar que tanto en el ITAM como en El Colegio de Mxico (de donde egresan los principales promotores de este movimiento) hay una importante comunidad de egresados de matemtica y matemtica aplicada (con un excelente cuerpo acadmico, creo entender) quienes junto a Javier Aparicio podran brindarnos de algn anlisis ms completo sobre esta cuestin. Es decir, el movimiento anulista podra solicitar un estudio as inclusive como un ejercicio de sana autocrtica ante su propia propuesta.

[3] La columna del argumento 1 se intitula Falacias sobre el voto nulo e independientes y puede consultarse directamente ingresando a la pgina del diario mexicano El Universal.

[4] Es una lstima haber encontrado tan tarde la nota de Javier Aparicio, alojada en su blog personal, javieraparicio.net, en donde se presentan toda una serie de miniartculos muy interesantes escritos por el economista, a lo largo de al menos un mes sobre el voto nulo previo a las elecciones. Vale la pena echarles un ojo.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter