Portada :: Mentiras y medios :: Entrevistas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-06-2015

Entrevista a Miguel Arturo Albizures, miembro de la asociacin Comunicarte de Guatemala
Hacemos comunicacin popular y estamos en el movimiento social; no somos profesionales

Enric Llopis
Rebelin


El colectivo Comunicarte surgi en 1990 con el fin de recoger y difundir la memoria histrica de la guerra civil en Guatemala (1960-1996) y acompaar al movimiento social en sus demandas, sobre todo en la defensa de los derechos humanos. En 25 aos Comunicarte no ha recibido ningn apoyo institucional para el centenar de documentales producidos, de hecho, el colectivo se autofinancia a partir de los trabajos audiovisuales que realiza para las organizaciones sociales.

Hacemos comunicacin popular, nos formamos en su da en la pura prctica y formamos parte del movimiento social, destaca el coordinador de Produccin y uno de los fundadores de Comunicarte, Miguel Arturo Albizures, quien tambin es coordinador en Guatemala de la Red Centroamericana de Comunicacin Popular y responsable de Produccin de la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicacin de los Pueblos Indgenas (CLACPI). En 2008 se produjo un atentado en su domicilio, donde se encontraba su hijo, que sobrevivi a los ocho disparos realizados. Achaca los hechos al trabajo para la recuperacin de la memoria histrica. Miguel Arturo Albizures ha participado en un acto pblico en Valencia organizado por Entrepobles-Pas Valenci, CEDSALA y Perifries.

-Qu trabajo realiza la organizacin Comunicarte?

-Hacemos reportajes y entrevistas para la dignificacin de las vctimas. Por ejemplo, el ejrcito sala a la calle en la capital el 30 de junio para celebrar el da de las Fuerzas Armadas. Pero HIJOS, organizacin nacida en 1999 para batallar contra el olvido y el silencio, y que durante aos mont la llamada marcha de la memoria, consigui con otros movimientos sociales detener ese desfile. En Comunicarte hicimos un reportaje sobre esa lucha, salimos con ellos y filmamos los enfrentamientos con el ejrcito. Nosotros pertenecimos a organizaciones revolucionarias en tiempos del conflicto armado, y ahora estamos en los movimientos sociales. Esto nos abre las puertas al trabajo, all donde no llegan los medios convencionales. Entramos en las asambleas, en las discusiones sobre posibles acciones, y tenemos acceso porque formamos parte de esas luchas. Tambin opinamos.

-Qu aspectos deberan repetirse, para evitar que cayeran en el olvido, sobre la guerra civil en Guatemala?

-En las ciudades los golpes afectaron ms bien a personas, pero fue en el campo donde se perpetraron las matanzas colectivas. El 13 de noviembre de 1960 se produjo un levantamiento militar que dio inicio a la guerra. El 29 de diciembre de 1996 se firm la paz entre el gobierno y la URNG. La consecuencia de la guerra se cifra en 250.000 muertos y 45.000 desaparecidos. Hubo movimientos de desplazados, por ejemplo, del Quich a San Marcos, y de all a Ciudad de Guatemala. Segn el informe de esclarecimiento histrico, ms 30.000 personas llegaron a vivir en la montaa entre la guerrilla y el ejrcito, en las comunidades en resistencia. Unas 100.000 personas se refugiaron en Mxico y otros lugares a causa de las masacres, la mayora (626) durante el gobierno de Ros Montt.

-Se ha cumplido lo establecido en materia de memoria histrica por los Acuerdos de Paz de 1996?

-En los Acuerdos de Paz de 1996 se dice que hay que dar a conocer lo que ocurri durante la guerra. Sin embargo, cuando ves un libro de texto del Ministerio de Educacin, slo encuentras unas pocas lneas. No se profundiza en la cuestin de las masacres ni tampoco en cmo afect a la poblacin civil los enfrentamientos entre el ejrcito y la guerrilla. Hay una necesidad de saber quines fueron los responsables y las vctimas, en el 94% de los casos obra del ejrcito, segn las investigaciones de la comisin de esclarecimiento y la iglesia catlica.

-En qu espacios prioriza Comunicarte el trabajo de divulgacin sobre lo que ocurri durante el conflicto armado?

-ltimamente en los institutos pblicos de enseanza. Primero nos reunimos con los directores, sobre todo en los municipios del departamento del Quich, a quienes ofrecemos el material audiovisual sobre las causas y consecuencias de la guerra. Vamos a los centros educativos un equipo de Comunicarte y proyectamos los vdeos, acompaados de la organizacin de derechos humanos que trabaja en el territorio. Nuestra iniciativa es bien recibida. Normalmente se sabe de la guerra por el testimonio de familiares o vecinos, o porque en el municipio muri alguna personalidad importante. Pero nosotros aportamos cifras, o informamos de que las masacres tambin se dieron en otros departamentos.

-Qu audiovisuales proyectan en las escuelas?

-Vdeos como Dos erres. Una mirada al fondo del pasado, de 1997, realizado por Comunicarte y la organizacin de derechos humanos Famdegua (Familiares de detenidos y desaparecidos de Guatemala). Se trata de un documental de 22 minutos en el que se recoge la tarea de exhumacin de fosas y el trabajo de los forenses durante varios das. En las exhumaciones aparece un pozo lleno de cadveres (ms de 250, de los que 66 eran nios) asesinados por el ejrcito en diciembre de 1982. El documental habla por s mismo. No hace falta que digamos nada. Se incluyen tambin los testimonios de familiares de las vctimas. Durante la sesin en el instituto, algunos escolares nos preguntaron por la identidad de los cadveres. Les mostramos las fotos que nos dio la maestra de la escuela de la comunidad, fotografas de escolares vivos que luego fueron exhumados de las fosas.

-Qu mtodos y objetivos os planteis para grabar los documentales? A travs de qu canales se emiten?

-Tenemos el apoyo de la gente de nuestra organizacin que se encuentra en los departamentos. Lo fundamental es buscar la verdad, que las personas digan aquello que sienten. Lo que quieren que se sepa. Por eso no utilizamos la voz en off, porque es la oportunidad de ellos. En la comunicacin comunitaria es muy importante dar la voz a los silenciados. Por otro lado, nosotros no tenemos acceso a los grandes medios, por eso utilizamos sobre todo Internet y las televisiones locales.

-En qu proyectos trabaja actualmente Comunicarte?

-Estamos elaborando reportajes sobre las movilizaciones actuales en Guatemala, las ltimas manifestaciones contra la corrupcin en la que est implicada la clase poltica. Estuve en las protestas de mayo en Ciudad de Guatemala. Vamos acumulando material con el fin de sumarlo al de otros medios alternativos, y finalmente hacer un trabajo audiovisual sobre el movimiento #Renuncia Ya. En el blog de Comunicarte hemos colgado fotorreportajes que hablan por s solos.

-Qu audiovisual destacaras del centenar de documentales producidos por Comunicarte?

-El documental, premiado en Cuba, del ao 1995 sobre una masacre perpetrada en una comunidad, Panzos, en 1978. En esta comunidad que luchaba por la tierra, la mujer que encabezaba la resistencia, Mam Maqun, es asesinada junto a otros campesinos. El ejrcito les dispara cuando se encontraban en la plaza. El reportaje incluye las exhumaciones de las fosas comunes y la labor de los forenses. El trabajo de identificacin puede durar un ao, y despus los restos vuelven a inhumarse.

-Qu formato elegs para los documentales?

-Intentamos que no pasen de 20 minutos. Si el reportaje dura ms, el contenido se pierde ya que no hay ms informacin de relieve, y la gente se aburre en los videoforos. Adems la esencia se pierde. Cuando llegamos con la cmara, la gente tiene ganas de hablar y contar las cosas. Nosotros slo escuchamos. Preguntamos pocas veces. Por otro lado, hacemos comunicacin popular, nos formamos en su da en la pura prctica. No somos profesionales. Yo aprend en 1987, cuando trabajaba en una central sindical y nos donaron una cmara de vdeo. La misma persona que hizo la donacin me ense a encender y apagar la cmara. En un periodo de fuerte represin, me fui a grabar a las ciudades con otros dos compaeros, Boris Hernndez y Estuardo lvarez.

-Por ltimo, cmo ha evolucionado con los aos la tarea de Comunicarte?

-Hoy se mantiene la base del grupo de 1987, con el apoyo de los departamentos, donde colaboran personas a quienes les damos una acreditacin para que puedan informar. Lo importante es que en la dcada de los 90, nosotros, que aprendimos a editar en la prctica, llevamos los vdeos a Amnista Internacional y han servido a las organizaciones sociales en los juicios; por ejemplo, las grabaciones del asalto de la embajada de Espaa en Guatemala, en enero de 1980. O como prueba en los procesos de desalojo y represin. Los forenses tambin han utilizado nuestras imgenes en su trabajo. En 1990 organizamos el primer taller para movimientos sociales, en concreto, al Comit de Unidad Campesina (CUC) y grupos de mujeres y derechos humanos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter