Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-06-2015

PISA: ese negocio que no sirve para mejorar el sistema educativo

Enrique Javier Dez Gutirrez
Rebelin


Julio Carabaa, uno de los socilogos de la educacin ms reputado, ha publicado recientemente la investigacin La inutilidad de PISA para las escuelas, donde demuestra slidamente que este programa de evaluacin internacional carece de valor para ayudar a mejorar la enseanza en las aulas y el funcionamiento de las escuelas.

PISA carece completamente de valor como gua para mejorar la enseanza a nivel de escuelas y de pases, y por tanto de utilidad para los docentes y para los polticos. As de contundente se muestra Carabaa, ante la constatacin de que las pruebas de este examen miden capacidades muy generales. Capacidades que dependen de la experiencia acumulada en toda la vida del alumnado, desde su nacimiento. Por lo que, como incluso reconoce PISA en sus propias textos si un pas punta ms que otro no se puede inferir que sus escuelas sean ms efectivas, pues el aprendizaje comienza antes de la escuela y tiene lugar en una diversidad de contextos institucionales y extraescolares.

De ah la inadmisible pretensin de la OCDE que busca utilizar PISA para llevar las polticas educativas en una direccin determinada. No slo porque las capacidades que mide PISA dependen poco o nada de las escuelas, sino porque ni siquiera dependen de los cambios pedaggicos y polticos que PISA propone. Este fallo fatal inutiliza completamente a PISA para su objetivo principal, ayudar a la mejora de las escuelas y los sistemas educativos, afirma este especialista. No se trata de un fallo secundario o accidental, sino de un fallo esencia, fatal, que convierte PISA primero en un fracaso y, con el tiempo, en un fraude.

Entonces por qu se sigue utilizando y dando publicidad. El xito meditico y poltico de PISA se debe a que los resultados se publican en forma de ranking o clasificacin mundial y un sector de polticos los utilizan para justificar sus reformas y atacar las de sus contrarios.

Un total de 83 grandes expertos internacionales en educacin enviaron una carta al director del programa PISA, expresando su preocupacin por la cada vez mayor influencia que empieza a tener en las prcticas educativas en muchos pases. Como resultado de PISA, los pases estn reformando sus sistemas educativos, buscando soluciones a corto plazo, con la esperanza de mejorar en el ranking, pese a que la investigacin muestra que los cambios duraderos en las prcticas educativas necesitan dcadas. Adems, explican, al centrarse en un reducido conjunto de aspectos susceptibles de ser medidos, PISA distrae la atencin de los objetivos educativos menos susceptibles o imposibles de ser medidos, tales como el desarrollo fsico, moral, cvico o artstico, reduciendo peligrosamente de este modo nuestra imaginacin colectiva en torno a lo que es o debera ser la educacin.

Otro de los aspectos crticos que apuntan estos expertos es que, en tanto que la OCDE es un organismo econmico -a diferencia de la UNESCO o UNICEF-, est naturalmente sesgada a favor del papel econmico de las escuelas. Pero preparar a los estudiantes para el empleo no es la nica -ni siquiera la ms importante- meta de la educacin pblica. Sealan tambin que la OCDE se ha aliado para ello con compaas multinacionales con fines de lucro listas para obtener beneficios financieros de los problemas -reales o percibidos- que muestre PISA.

La editorial britnica Pearson, la multinacional educativa ms grande del mundo, duea adems de Financial Times y The Economist, logr el contrato para los exmenes de PISA 2015, que pagan los ministerios de Educacin, y la exclusiva para la creacin de la plataforma digital que los sustenta. Pearson no solo redacta los exmenes, tambin los corrige y aporta las herramientas informticas para analizarlos. Segn el acadmico canadiense Donald Gutstein, Pearson utiliza PISA como cabeza de puente para manejar los hilos de la educacin mundial. Es un plan ambicioso para comercializar sus productos y servicios.

Sus crticos se preguntan por qu una empresa privada y con nimo de lucro tiene tanta influencia en el sistema educativo pblico. Diane Ravitch, profesora de Educacin de la Universidad de Nueva York, considera que estamos ante la irrupcin de big data [grandes datos] en las escuelas. Es una frmula empresarial para desarrollar apps, vender datos de estudiantes y hacer dinero, afirma. De hecho, el capital riesgo ya se ha fijado en este mercado y est entrando a manos llenas en compaas digitales de creacin y evaluacin de exmenes.

Finalmente, estos especialistas, apuntan que el rgimen de PISA, con su ciclo continuo de medicin global, est haciendo dao al alumnado y empobreciendo la educacin, aumentando an ms el ya alto nivel de estrs en las escuelas, con una presin constante por el rendimiento, lo que pone en peligro el bienestar de los estudiantes y de los docentes. Alertando que esta dinmica supone un riesgo real de matar el placer de aprender, transformando el deseo de aprender en afn de aprobar.

Terminan denunciando que una institucin como la OCDE se haya convertido en el rbitro global de los medios y fines de la educacin en el mundo, asumiendo el poder de configurar la poltica educativa mundial, sin debate acerca de la necesidad o de las limitaciones de las metas de esta institucin econmica. Como plantea el Dr. Hugh Morrison, matemtico de la Universidad Queen de Belfast en Irlanda del Norte, o el clebre Dr. Yong Zhao: Es absolutamente impactante y vergonzoso ver a algunas personas, por lo dems racionales y bien educadas, creer que tres puntuaciones de las pruebas de PISA muestran la calidad de sus sistemas educativos, la eficacia de su profesorado, la capacidad de su estudiantes, y la futura prosperidad de la sociedad.

Debemos reconsiderar este tipo de pruebas y asumir la evaluacin como un proceso integral orientado a producir informacin, contextualizada social y culturalmente, para mejorar los procesos de enseanza y aprendizaje. La evaluacin es parte constitutiva del proceso formativo en las instituciones educativas y una herramienta para reconocer sus avances y dificultades. La evaluacin permite identificar los mltiples factores y actores que inciden en ese proceso y disear polticas y estrategias orientadas a mejorar las prcticas pedaggicas con un sentido formativo y no culpabilizador de escuelas, docentes y estudiantes. Por eso, la poltica educativa no se puede extraer de una prueba como PISA. Como toda poltica se ha de definir mediante un debate democrtico en el que la comunidad educativa ha de tener el protagonismo.

Enrique Javier Dez Gutirrez. Profesor de Didctica y Organizacin Escolar de la Universidad de Len y Coordinador del rea Federal de Educacin de IU

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter