Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Turqua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-06-2015

Turqua
Se avecina inestabilidad

Immanuel Wallerstein
La Jornada


Turqua sostuvo elecciones parlamentarias el 7 de junio de 2015. Contra las expectativas de virtualmente todo mundo, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (o AKP, por sus siglas en turco) perdi su mayora absoluta. Esto fue visto como una derrota importante para el partido y para el presidente de Turqua, Recep Tayyip Erdogan. El corresponsal del Financial Times calific los resultados de ssmicos y cit a un comentarista crtico de Erdogan, quien dijo: No hay un sendero sin riesgos para l en este momento; cualquier cosa que elija ser una apuesta. El encabezado de dicho artculo afirma que Erdogan tiene una opcin post-electoral: retirarse o fundirse con lo que viene.

Virtualmente todos los observadores, dentro y fuera de Turqua, han estado analizando las elecciones con una verbosidad igualmente dramtica. Para entender el por qu, necesitamos regresar al comienzo de la historia de Turqua como un Estado independiente, en 1923.

La Guerra de Independencia Turca (1919-1923) termin con el Tratado de Lausana. En ese punto, el Parlamento interino llam a elecciones. Este segundo Parlamento proclam la repblica, acept el Tratado de Lausana y aboli el califato. El nuevo partido mayoritario, el Partido Republicano del Pueblo (o CHP, por sus siglas turcas), pronto qued como el nico partido. Su fundador, Mustaf Kemal Ataturk, lo encabez hasta su muerte, en 1938.

De muchas maneras las polticas de Ataturk fueron modeladas sobre las que l consideraba eran las de Francia. Fue un anticlerical y jacobino que busc modernizar su pas. Central en su jacobinismo era la visin francesa de las relaciones entre el Estado y las religiones, conocida como laicit. Una laicidad que en su traduccin turca se invent un trmino: laiklik.

Este jacobinismo fue expresado por la feroz oposicin de Ataturk a cualquier tipo de lealtades que intermediaran entre el Estado y el individuo, sea que fueran religiosas, tnicas o regionales. Haba cuatro grandes intermediarios posibles, y Ataturk tom acciones contra los cuatro. El primero fue el Islam y, por tanto, la abolicin del califato y la prohibicin de las vestiduras islmicas. El segundo fueron los kurdos y, por tanto, se les neg el uso de su lenguaje y de hecho su mera existencia, llamndoles turcos de las montaas. El tercero fueron los armenios y, por tanto, su masacre y expulsin. El cuarto fueron la poblacin y la iglesia griega ortodoxa y, por tanto, su transferencia forzada a Grecia en intercambio por turcos residentes en Grecia.

Es ms, para Ataturk y el CHP la creacin de un Estado moderno implic una cuidadosa limitacin de las fronteras del Estado turco. Esto signific el rechazo de la ideologa del pan-turquismo, que buscaba unir a todos los pueblos hablantes de lenguas turcas. Rechaz a fortiori el llamado turanismo, que buscaba unir a todos los pueblos que descendieran de races lingsticas comunes, como los fineses, los hngaros, los mongoles, los coreanos y los japoneses, entre otros.

Muy por el contrario, Ataturk busc purificar lo turco rechazando todas las importaciones del rabe, el persa, el griego y el latn al turco, como se utiliza en las fronteras de Anatolia, que proporcionaban los lmites bsicos de la moderna Turqua. Puso tambin fin al uso del alfabeto arbigo, remplazndolo por el alfabeto latino.

Las sucesivas versiones de la Constitucin incluan todas el trmino seglar en la descripcin de la repblica. En 1930, Ataturk escribi acerca de las denominaciones errneas utilizadas por co-nacionales que han sido incitados a pensarse a s mismos como kurdos, circasianos, lazes o bosnios. Todos ellos eran, en cambio, miembros individuales de la nacin.

El segundo punto de la continuada importancia de Turqua fue su orientacin geopoltica. En los primeros das de la repblica, Turqua mantena lazos con la Unin Sovitica. Compartan un sentido de ser naciones revolucionarias y por consiguiente no eran aceptadas por el mundo occidental. Pero para Ataturk, esta alianza amain conforme persigui su aspiracin de crear un Estado moderno siguiendo el modelo francs. Luego, con el advenimiento de Hitler al poder, Alemania cortej a Turqua. Por tanto, al comenzar la Segunda Guerra Mundial, el Estado turco fue desgarrado entre las posibles alianzas y opt por la neutralidad, que fue vista por los poderes aliados como demasiado pro-germana.

En parte para reparar las relaciones con Europa occidental (y Amrica del Norte), el sucesor de Ataturk, Ismet Inn, termin en 1944 el dominio de un solo partido y llam a elecciones. El CHP gan con facilidad su primera eleccin, pero despus de eso se volvi un partido minoritario. Se proclam social-demcrata y se uni a la Internacional Socialista. Continu siendo fuertemente nacionalista, pero encontr su fuerza electoral en las reas urbanas de profesionales de clase media y en las lites gerenciales. Sus simpatizantes impulsaron polticas pro-occidentales (como unirse a la OTAN) y mayores libertades civiles.

El CHP se encontr a s mismo acosado por sus oponentes. Hubo versiones sucesivas de un partido conservador, que le dio menos nfasis a las polticas pro-occidentales. Tena fuertes races en las reas rurales y una visin un poco ms tolerante del Islam. El ejrcito y el poder judicial queran mantener un Estado muy fuerte y fueron en extremo vigilantes en la defensa de la laicit, lo que condujo a varios golpes militares. Y los kurdos comenzaron a organizarse en lo poltico y eventualmente comenzaron una insurreccin militar mediante un partido/ejrcito conocido como el Partido de los Trabajadores del Kurdistn (PKK, por sus siglas en kurdo). Este grupo, encabezado por Abdullah Ocalan, se proclam originalmente marxista-leninista, pero ms tarde evolucion a una orientacin socialista revisada deseosa de integrarse polticamente como una regin autnoma dentro de Turqua. Ocalan fue capturado con ayuda de la CIA y fue condenado a muerte, pero se le conmut la pena por la de cadena perpetua en una isla remota.

Los partidos de base musulmana que emergieron en este periodo fueron proscritos sucesivamente y sus lderes fueron encarcelados o escindidos de hacer poltica. As que cuando el partido de Erdogan, islmico moderado, el AKP, lleg por primera vez al poder en 2002, fue visto como algo que llevara a una revolucin progresista verdadera.

Sigui enfrentando oposicin fuerte de muchos intelectuales secularistas de izquierda y tambin enfrent la posibilidad de un golpe por parte del ejrcito. Erdogan, con cuidado y gran logro, naveg todos los bajos y creci fuerte de un modo constante. En este punto, Erdogan busc un Parlamento que votara por una nueva Constitucin que creara un sistema presidencial muy fuerte. El AKP, que pareci representar una fuerza progresista en 2002, ahora se miraba como un partido potencialmente dictatorial en el futuro.

Sin embargo, Erdogan hizo una cosa notable y sorprendente en su ms reciente periodo en el cargo. Comenz negociaciones con Ocalan para ver si podra haber una frmula de devolucin de poder que resolviera el punto. Y eso le gan mucho crdito entre los kurdos. No obstante, tambin impuls una nueva poltica exterior que reinsert a Turqua en el mbito del Medio Oriente. Su feroz oposicin a Bashir al Assad, de Siria, lo condujo a involucrarse en un comportamiento negativo vis-a-vis los kurdos sirios que priorizaron su oposicin al Estado Islmico y son aliados con el PKK.

Como tal, en estas ltimas elecciones, el ms reciente partido kurdo legal (el Partido Democrtico de los Pueblos o HDP, por sus siglas en turco) impuls una nueva poltica. Cre una coalicin progresista arcoris. En su lista de candidatos hubo personas de los grupos tnicos importantes, el primer candidato abiertamente gay, y tal vez lo ms importante es que hubo un gran nmero de mujeres. Este partido recibi ms de 13 por ciento de la votacin a nivel nacional, permitiendo al partido kurdo, por primera vez, exceder el umbral de 10 por ciento necesario para contar con escaos en el Parlamento.

Erdogan no tiene oportunidad de promulgar su Constitucin. Su problema inmediato es si debe intentar gobernar como partido minoritario (lo que es muy difcil) o aliarse a uno de los tres partidos con los votos que le brinden a l la mayora: el HDP de izquierda, el secularista CHP o el partido de la extrema derecha. Es una muy difcil decisin para l, para su partido y para Turqua. El resultado tendr un impacto fundamental no slo en el futuro de Turqua, sino en la geopoltica del Medio Oriente.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2015/06/28/index.php?section=opinion&article=018a1mun

Traduccin: Ramn Vera Herrera



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter