Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2015

Entrevista a Alejandra Santillana, directora del Instituto de Estudios Ecuatorianos
El proyecto de Ley de Tierras deja la puerta abierta al fortalecimiento del modelo agroindustrial

Orlan Cazorla
La Lnea de Fuego


En la actualidad, el proyecto de Ley de Tierras Rurales y Territorios Ancestrales se encuentra en la segunda fase de la consulta prelegislativa. La Comisin de Soberana Alimentaria de la Asamblea Nacional est celebrando audiencias por todas las provincias del pas, recabando opiniones y propuestas de los pueblos indgenas, afrodescendientes y montubios. Aprovechamos este momento de debate para conversar sobre este proyecto de ley y su proceso con Alejandra Santillana, directora del Instituto de Estudios Ecuatorianos (IEE) y coordinadora del Observatorio del Cambio Rural (OCARU).

Cules son sus mayores inquietudes respecto al proyecto de Ley de Tierras Rurales y Territorios Ancestrales?

Es una ley que no discute los principales problemas que tiene el pas en materia de agro. El primer punto es que hay un grave problema en trminos de redistribucin. Es decir, lo que nosotros tenemos en el Ecuador es un proceso de concentracin brutal de la tierra en pocas manos y la ley no discute eso. Prohbe latifundios hacindose eco de la Constitucin, pero no hay ningn mecanismo de redistribucin real.

Miguel Carvajal, presidente de la Comisin de Soberana Alimentaria, asegura que la normativa s promueve mecanismos de redistribucin de tierras...

Lo que pasa es que Carvajal ah se olvida de la palabra productivo. El cambio de la matriz productiva en el Ecuador tiene como fundamento ampliar la productividad. Todas las directrices del Estado estn para que se aumente dicha productividad, ese es el dicurso. La productividad es la que organiza todos los sectores econmicos del pas, y por lo tanto se requieren tierras productivas. Hay una intervencin de Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea Nacional, en la que dice clarito que llaman a defender a la Patria y a una Ley de Tierras que va a lograr redestribuir y entregar tierras productivas a los campesinos, para que se puedan generar posibilidades de incluirse y que seamos todos emprendedores. Esa es la visin que tienen ellos.

Y cul es la visin de ustedes?

Nuestra visin en relacin al tema productivo es que no puedes plantearte el debate de la productividad si no garantizas la redistribucin. Hay un vnculo cercano entre las posibilidades que tienen los campesinos con menos de una hectrea y los que tienen muchas ms hectreas con ser productivos, es decir, no puedes discutir productividad en un pas donde hay procesos de reconcentracin de la tierra tan brutales. La Ley no establece ninguno de estos mecanismos para cualquier tierra. Lo que dice es que la posbilidad de la expropiacin se dar en los casos en que las tierras no sean productivas y que para eso se tiene que demostrar que son improductivas. Y quin demuestra que sus tierras son improductivas? Los agroindustriales tienen a sus tierras produciendo. Mucho ms cuando esa ley mide la productividad por tonelada por hectrea. Adems, tampoco esta ley discute lo que es un latifundio, no est conceptualizado, no tiene nmero de hectreas. Por lo tanto, no sabemos qu es un latifundio.

Pero en este tema de los latifundios y tambin de los minifundios, entra la cuestin de las propiedades individuales, que no siempre estn a nombre de los verdaderos propietarios...

El presidente Rafael Correa tiene una clara posicin frente al tema de los minifundios. Dice que la reforma agraria y la redistribucin de la tierra genera ms pobreza en el pas, porque ests repartiendo pobreza. Para l la reparticin de tierras es reparticin de pobreza. Lo que no est discutiendo es que obviamente Alianza Pas tiene un proyecto muy claro de redistribuir lo poco que hay. Pero no est dispuesto a afectar a las grandes propiedades. Si hubiera un proceso de redistribucin de tierras real, con crditos, infraestructura, educacin, cadenas y posibilidades de comercializacin, efectivamente no estaras redistribuyendo pobreza porque la gente no tendra menos de una hectrea para repartirla entre ocho hijos.

Y cul es el segundo problema que tiene el pas en materia de agro?

Es el tema del uso del suelo. En el Ecuador hay una agresiva poltica de defensa de la agroindustria y el monocultivo, y las economas familiares campesinas tienen muy poca tierra y en ella producen los alimentos para todo el pas. Entonces esta ley que plantea el tema del uso del suelo deja la puerta abierta, con la discusin de la productividad y de la funcin social y ambiental, a justamente el fortalecimiento del modelo agroindustrial. La funcin social est vinculada directamente con la reduccin de la pobreza y la generacin de empleo y aqu entramos en una discusin. Cmo mide el Gobierno la pobreza y si es que esta es el principal problema en el pas. Y s, la pobreza es uno de los problemas fundamentales, pero si no hablas de desigualdad no puedes discutir la pobreza.

Lo que hemos visto estos aos en el Ecuador es que se reduce la pobreza, como en el resto de Amrica Latina, pero lo que queda intacto es la desigualdad. Y lo que se muestra con las polticas del Gobierno frente a la reduccin de la pobreza, es que si bien en un primer momento hay una aceleracin de esta reduccin porque hay un proceso de crecimiento despus de la etapa neoliberal, en algn punto vas a tener que afectar la riqueza porque si no, no vas a poder eliminar la pobreza. La pobreza se elimina siempre y cuando ataques a la desigualdad y esto significa afectar a las grandes propiedades, la concentracin de la tierra, etc.

Para nosotras es una ley que intenta fomentar la agroindustria, en ltimas, el agronegocio, porque est midiendo la discusin por productividad. Porque discute pobreza y no desigualdad, porque se mete a la discusin de generacin de empleo y no en las condiciones laborales en las que los trabajadores tienen que aumentar la jornada laboral para alcanzar un sueldo que pueda sostenerles, y donde las mujeres estn an peor. Las condiciones laborales en el campo no se estn discutiendo.

Y en cuanto a la funcin ambiental de las tierras?

La ley habla del cuidado del medio ambiente, del respeto a la Constitucin, pero no dice nada sobre los transgnicos. Nosotros exigimos que en la ley haya una clusula que diga explcitamente que no va a haber transgnicos porque el discurso de la productividad est muy ligado al tema de los transgnicos. Para aumentar la productividad qu necesitamos usar, la teconologa, cul, bioteconologa, cul es la que est a la mano, transgnicos. Y tenemos adems tres ejemplos muy claros de que no nos estamos inventando esto. Por ejemplo, el presidente de la Repblica dijo que es necesario reformar la Constitucin y pensar en los transgnicos. Adems, el Ministerio del Ambiente tiene una cua radiofnica en relacin a la produccin de transgnicos. Es decir, estn pensando en abrir las puertas a los transgnicos? Si no lo estn pensando pnganlo explcitamente en la ley, que no va a permitirse el uso de transgnicos.

Y el tercer problema?

Tiene que ver con el tratamiento que se da a las tierras ancestrales y comunales. No se dice nada en relacin a la autonoma de los espacios comunales, qu pasa con la gestin. Hay una especie de ausencia de no entender que adems, lo comunal tiene otro tipo de gestin. La Ley se llama de Tierras Ancestrales y lo que hacen es entrar a consulta prelegislativa. Es lo nico que se dice, el resto son cuestiones que ya encuentras en la Constitucin.

Cul es su opinin sobre esta consulta prelegislativa, existe una actitud sincera de escuchar e incorporar propuestas?

El proceso de dilogo con las organizaciones, como en todo con este Rgimen, es un proceso condicionado por ellos y en algunos momentos no hay ni siquiera dilogo, simplemente no nos toman en cuenta. La consulta prelegislativa que se lanza nuevamente tiene los mismos vicios que la consulta prelegislativa de la Ley de Aguas. Primero, quien la define es la Comisin, no hay una consulta verdadera a pueblos y nacionalidades para que ellos puedan definir la temtica. Segundo, se establecen las preguntas en relacin a cosas que ya estn garantizadas por la Constitucin.

Y la ltima pregunta de las tres que se consulta es una cuestin complicada porque yndose en contra de la Constitucin y del acuerdo firmado por el Ecuador como es el Convenio 169 de la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT), plantea que en caso de conflictividad en el espacio comunal ser el Estado el que dirima. Y esto no dice la Constitucin, no dice ninguno de los tratados firmados, no implica el carcter de Estado plurinacional. En todo conflicto, por la autonoma que tienen las comunidades y las organizaciones en trminos de justicia indgena, deben dirimir las leyes y en ltimas la Corte Constitucional en un pedido explcito. Pero no es el Estado el que define lo que pasa con la conflictividad. Sin embargo, este tema entra en la discusin y una se pregunta qu tiene que ver esto exactamente con la Ley de Tierras. No se les est preguntando a las comunidades y a los pueblos y nacionalidades si quieren que en su territorio haya palma y florcola, lo central no se discute.

Y por qu solo se estn discutiendo tres temticas que estn contempladas en 18 artculos de ms de un centenar que contiene el proyecto de ley?

Nuestro anlisis es que esto tiene que ver con dos cosas. Cul es el carcter del Estado y del Gobierno de Alianza Pas y su proyecto para el agro, y cul es su concepcin sobre participacin. En la primera nosotros creemos que este es un proceso de modernizacin del capital al estilo ecuatoriano, es decir, un pas terriblemente dependiente y con procesos de acumulacin interna vinculados fundamentalmente al tema extractivo pero donde el agro cumple un papel central, en donde la renta de la tierra y la concentracin de la misma son finalmente lo que permiten estas utilidades y este gran proceso de acumlacin de ciertos grupos empresariales de Ecuador. De todas las compras pblicas que hace el Gobierno en relacin a productos y alimentos, bsicamnete el 89% estn en manos de once empresas. Lo que vemos es que es una Ley de Tierras que fomenta una institucionalizacin del mercado de tierras que ya existe en el Ecuador, que es un mercado que responde a las leyes del capital.

En el segundo punto, la participacin para este Gobierno queda clara. Tenemos un quinto poder garantizado por la Constitucin, pero un Consejo de Participacin en el que todo proceso es viciado y termina excluyendo a los que no les interesan. No hay ni siquiera en la forma liberal separacin de poderes y adems es una participacin que est condicionada a la socializacin pero no a la toma de decisiones, es decir, ninguno de los mecanismos son vinculantes.

Si se aprobara este proyecto de ley como est redactado en la actualidad, qu supondra para el Ecuador?

Implicara una legalizacin, una institucionalizacin de mecanismos que profundizan la desigualdad en el campo, que pormueve a la agroindustria como nica posibilidad econmica en el pas y que de alguna manera contribuye a sepultar otras agriculturas ms amigables con el medio ambiente, con capacidad de generacin de empleo y bastante ms justas, como la agricultura familiar campesina.

La aprobacin de una ley como esta es la contribucin para seguir profundizando la presencia del capital como nico referente hegemnico en los territorios. Tambin apreciamos procesos graves de disminucin de las condiciones de vida de campesinos y campesinas y muchos, algo que ya est ocurriendo en el pas, lo que hacen es vender sus tierras porque no pueden entrar a competir porque no son productivos, porque no tienen apoyo del Estado y acaban arrendando la tierra o la venden. Y cuando la venden, o se vuelven trabajadores de una de las cadenas agroindustriales o vienen a las ciudades.

Creemos que el proyecto para el campo es un campo sin campesinos. Creemos que Correa no se sale de la tendencia que hay en Amrica Latina de aumentar la agroindustria y que esta ley contina una tendencia mundial de aumento de la productividad con un cierto nivel de amistad con el medio ambiente, y de la pobreza como paradigma fundamental de nuestros pases sin discutir desigualdad, y por lo tanto de concentracin de recursos productivos.

Orlan Cazorla (@orlancazorla) es periodista freelance en Amrica Latina. Autor de www.orlancazorla.net

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter