Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-07-2015

Resea de Puntos negros y otros artculos de Jos Nakens y Prez

Jess Aller
Rebelin


La editorial La linterna sorda echa a andar su coleccin Lo que no debe decirse, dedicada a las figuras pioneras del periodismo comprometido en Espaa, rescatando del olvido a dos autores emblemticos en este sentido: Luis Bonafoux y Jos Nakens. Este ltimo naci en Sevilla en 1841 y su apellido guiri hay que achacrselo a un abuelo flamenco, hbil artfice venido a Espaa en tiempos de Carlos III. Establecido en Madrid en 1867, Nakens dirigi el semanario satrico, republicano y anticlerical El Motn, censurado y perseguido, pero que en su mejor momento lleg a tirar veinte mil ejemplares. Este maestro y referente del periodismo crtico, edit adems, en La Biblioteca de El Motn, a autores como Alejandro Sawa, Luis Bonafoux o Rosario de Acua. Puntos negros apareci en ella en 1890 y agrupa artculos de 1884 y 1885 con otros posteriores. La reedicin de La linterna sorda incorpora algunos an ms tardos as como sendas secciones introductorias de Alfredo Grimaldos, y Ana Muia y Agustn Villalba.

En un texto autobiogrfico recogido en el libro, Jos Nakens nos habla de su paso entre 1858 y 1871 por el cuerpo de carabineros, donde alcanza el empleo de cabo, y de sus coqueteos despus con el arte dramtico y colaboraciones en la prensa satrica y librepensadora (El Jeremas, Repblica Ibrica), hasta que se lanza a fundar cabeceras que tienen breve vida (El Resumen, Fierabrs). Con el advenimiento de la Repblica, produce annimamente para el teatro, y publica ms tarde en El Globo virulentos escritos reunidos en volmenes como La Piqueta, Lo que no debe decirse y Garrotazo limpio. Pasa luego a El Buuelo y el 10 de abril de 1881 sale por fin a la luz el primer nmero de El Motn. Respecto a su estilo, que identifica con el de su peridico, lo define por una mezcla de conviccin, carcter, historia limpia y desinters, sin subordinar nunca la razn a la conveniencia ni transigir con los errores triunfantes.

Anticlerical y republicano. Estos son los dos ejes sobre los que gira el trabajo de Nakens. Denuncia contundente de la hipocresa del clero, de su avaricia y lujuria, pero tambin de su perniciosa influencia atizando la llama de otra guerra civil, mientras estaba vivo an el recuerdo de las brutalidades de los carlistas en las ltimas. Propone, para evitar desmanes, que sea financiado por los municipios, como se proyectaba hacer en Francia por entonces. Critica adems los atropellos del jesuitismo y su codicia y doblez, as como la fe supersticiosa de un pueblo que combate las plagas de langosta con agua bendita. Una repblica laica, ilustrada y liberal es para l la nica forma de gobierno compatible con la democracia, y celebra pronunciamientos como el de Villacampa en 1886. No obstante, ve el peligro de un cambio cosmtico en la jefatura del estado que deje de lado los problemas esenciales del pas y permita a la casta poltica de la Restauracin y sus poderes econmicos seguir robando impunemente.

Arremete contra la corrupcin de las costumbres y el enfangamiento de la vida pblica, y con tino seala la responsabilidad de los que deberan botar a los mangantes que gobiernan y sin embargo los votan. Otros artculos se dedican a los consumos, impuestos que grababan productos de primera necesidad y eran el verdugo de las clases ms pobres. La revolucin es a su entender el nico camino posible, y en los atropellos de los que mandan ve causa y razn para un enfrentamiento inevitable. Hay retratos tambin y juicios de personajes de la poca. Prim, padre de la revolucin de Septiembre es recordado con aoranza al ver su herencia dilapidada, y se insiste en contrastar las esperanzas generadas por la Gloriosa y el infame panorama de la Restauracin. En un artculo de octubre de 1901 critica la inconsecuencia de Federico Urales, que por aquellas fechas incitaba a los obreros a la revuelta para dejarlos luego, segn l, solos en su lucha.

Rechina a veces en el discurso de Nakens su patriotismo espaol o sus loas extremadas al ejrcito, pero tambin resplandece la lgica del que exige los derechos de los ms, pisoteados por los menos. Sus armas favoritas son humor e irona en grandes dosis, que arruinan con razonamientos bien trabados las patraas de curas y potentados. As sale a la luz todo lo podrido que encanalla la vida del pas para regocijo del lector. Este no puede dejar de apreciar la valenta del que se enfrenta al poder y cuenta las incmodas verdades del emperador desnudo. Por puro humanitarismo, Nakens prest auxilio a Mateo Morral en su huida tras el atentado de mayo de 1906 y fue encausado por ello, permaneciendo en la crcel hasta mayo de 1908. En noviembre de 1926 falleci en Madrid tras mantener erguida la antorcha de El Motn casi hasta sus ltimos das.

La linterna sorda nos ofrece una hermosa edicin, anotada y enriquecida con pginas originales e ilustraciones de El Motn, cuidada con esmero y a un precio muy razonable, homenaje merecido a quien fue emblema del periodismo ms comprometido, paladn de la justicia y el pensamiento libre y azote de sus enemigos: El efecto del hijo aquel que haba matado a su padre y a su madre y luego peda limosna para un pobrecito hurfano, es el que me producen los restauradores (de la monarqua) cuando piden que se ponga coto a la inmoralidad reinante.

Blog del autor: http://www.jesusaller.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter