Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-07-2015

El callejn sin salida de la reconciliacin

Julien Salingue
http://www.npa2009.org/


Una vez ms se han puesto las divisiones entre las dos principales corrientes del movimiento nacional palestino (Fatah y Hamas) han estallado a la luz del da, con la reciente decisin del clan Abbas de disolver el gobierno de la Autoridad Palestina (AP) y formar uno nuevo.

Sin embargo, se supone que el gobierno actual es un gobierno de unin nacional como consecuencia de un acuerdo firmado en abril de 2014. Desde el anuncio de la disolucin han tenido lugar reuniones entre representantes de Hamas y del clan Abbas, pero hasta ahora no se ha logrado ningn compromiso.

El fin de la ilusin de la reconciliacin nacional?

Estos acontecimientos confirman lo que sealbamos hace un ao: el llamado acuerdo de unin nacional era un acuerdo precario que no se basaba en ningn programa poltico y estaba esencialmente motivado por los intereses respectivos de un Hamas aislado y asfixiado en Gaza y de un Abbas enormemente desacreditado entre la poblacin palestina. Firmando el texto de la reconciliacin, las dos principales corrientes del movimiento nacional no se implicaban en un proceso viable: Simple subterfugio, [el acuerdo] fue adoptado por sus firmantes sobre la base de una convergencia coyuntural de intereses de organizaciones, pero en ausencia de un acercamiento poltico de fondo /1.

Durante un ao el acuerdo solo se ha aplicado parcialmente y sus puntos ciegos, en particular el control y las actividades de los servicios de seguridad palestinos, no han sido clarificados. Hoy Hamas acusa al gobierno de tecncratas (con sede en Ramal) de no haber desarrollado ninguna poltica para la franja de Gaza, ya se trate de la entrega regular de los salarios de los funcionarios o de la participacin financiera en la reconstruccin de los edificios destruidos en los bombardeos israeles del verano pasado. Ramal, por su parte, acusa a Hamas de impedir al gobierno su actuacin en Gaza y de negarse a renunciar a su control exclusivo sobre el enclave costero. Los recientes acontecimientos no son ms que la expresin de una verdad simple: a pesar del acuerdo firmado en abril de 2014, jams ha existido una real reconciliacin.

Cogestionar la ocupacin o combatirla?

El fracaso de la reconciliacin (y esto incluso aunque se llegara a un nuevo acuerdo puntual) ilustra los callejones sin salida en los que est metido el movimiento nacional histrico. En efecto, el acuerdo de abril de 2014 versaba sobre la gobernanza de la Autoridad Palestina (AP), y no sobre un programa de lucha por la liberacin. Se trataba de ponerse de acuerdo sobre el lugar de los unos y los otros en el seno de una estructura poltico-administrativa (la AP) financiada por los pases occidentales, estructura cuya funcin es gestionar la vida de la poblacin palestina bajo la ocupacin, y no la de ponerse de acuerdo en una estrategia comn en la lucha contra la ocupacin en el marco del combate nacional.

Estos enfrentamientos entre aparatos, que se refieren esencialmente al reparto de los recursos financieros, la gestin de los servicios de seguridad y la legitimidad internacional, no interesan ya a la poblacin de los Territorios Ocupados, ni a los militantes anti-ocupacin. Veinte aos despus de la firma de los acuerdos de Oslo, stos han comprendido claramente que la nica reconciliacin posible y til para el pueblo palestino sera una reconciliacin alrededor de un programa y de una estrategia por la liberacin nacional, lo que pasa necesariamente por una ruptura con las ataduras de Oslo, una confrontacin con los aparatos obsesionados por sus intereses materiales y simblicos y, probablemente, por una disolucin de la estructura de la Autoridad Palestina.

Nota

1/ Jean Franois Legrain Le leurre de la rconciliation entre le Fatah et le Hamas, Orient XXI, 2 juillet 2014.

Traduccin de Faustino Eguberri Viento Sur


Fuente original: http://www.npa2009.org/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter