Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-07-2015

El Cristo de la Hoz y el Martillo

Fernando Buen Abad Domnguez
Rebelin/Universidad de la Filosofa


No hay espacio sin disputa simblica. La lucha de clases que es "el motor de la Historia", se expresa tambin con disputas de smbolos. Batalla aeja. Que el Papa reciba de manos de Evo una hoz y un martillo que sirven de crucifijo, suscit una cascada de interpretaciones y debates que exceden el campo de la fe y que expresan un tironeo semntico inagotable en la lucha por la hegemona del sentido. Guerra comunicacional.

Aunque chillen los monopolistas del cristianismo que se creen dueos del mercado sacramental porque usan sotanas. Aunque berren los telogos y los todlogos del dogmatismo, est en los pueblos el derecho a constituir y reconstituir los campos semnticos que necesite para hacer saber a la historia y a sus condiciones objetivas, qu clase de puertas y ventanas deben ser abiertas para que ascienda la conciencia al paraso de la lucha revolucionaria. No lo van a impedir los iconoclastas de la canalla meditica.

Nada de locura tiene que asociar la tortura y ejecucin pblica de Cristo con uno de los smbolos emancipadores ms emblemticos del campesinado y la clase obrera unidos, para relatar las mil y una fuerzas expresivas que incluyen a la doctrina social de la iglesia tanto como a quienes piensan que Cristo fue el primer comunista de la Historia. Al margen de los acuerdos o desacuerdos que se pueda tener con una u otras tesis revolucionarias no hay impedimento para que reconozcamos una audacia valiente y necesaria en la idea de concatenar smbolos al calor de la lucha y esa es la clave.

Pretender impedirlo es, adems de intil, una de esas agresiones que siempre tienen conducta bumerang cuando los smbolos salen del fragor de la batalla y cuando ponen a vibrar emociones y razones en clave emancipadora.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter