Portada :: Mentiras y medios :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-07-2015

Argentina
El cisne negro, los lectores y "La Nacin"

Carlos A. Larriera
Rebelin


El editorial del diario La Nacin del jueves 9.7.2105 titulado El sobrevuelo del Cisne Negro es cuasi golpista, como lo han afirmado varios periodistas, pero no debe pensarse por eso que es un libelo desprolijo, todo lo contrario. Tiene todo el formato de una nota seria, reflexiva, analtica, con lo cual seguramente los lectores de La Nacin, tanto habituales como circunstanciales tomarn en serio lo que dice, de una forma habitual y natural.

El artculo comienza diciendo que no es casual que el gobierno haya creado una divisin de espionaje para perseguir a quienes sean acusados de provocar corridas o producir golpes de mercado. El resto del artculo se dedica a fundamentar esta afirmacin. Un formato habitual: se afirma algo y luego se lo fundamenta.

Todo observador objetivo de la realidad argentina sabe perfectamente que las corridas bancarias, cambiarias, desabastecimientos y golpes de mercado se han provocado y utilizado permanentemente para desestabilizar a este gobierno. Pero La Nacin le informa a sus lectores de lo contrario: Es evidente que, en manos de una administracin que ve o fabrica enemigos inexistentes, o sea da por una verdad sabida que es el discurso del gobierno el que fabrica esos enemigos inexistentes (los que promueven las corridas cambiarias, etc.), con lo cual el diario logra que sus lectores nieguen la realidad de acciones desestabilizadoras que se despliega permanente ante sus ojos y crea que son creados por el discurso del gobierno, que segn La Nacin a menudo sirven para ocultar la propia torpeza y agrega como ocurre en materia econmica y financiera, o sea los males econmicos son fruto exclusivo de la poltica gubernamental y las acciones desestabilizadoras de la oposicin no tienen nada que ver porque no existen.

Es una tctica habitual desplegada en todo el planeta: movimientos desestabilizadores que ocultan su accionar diciendo que los gobiernos fabrican enemigos inexistentes para ocultar su propia torpeza. El problema que los lectores de La Nacin lo creen. Provocar dicha creencia y otras ms est entre los objetivos de este tipo de editoriales.

Despus explican que quieren decir con Cisne negro: cuando hablamos en este editorial del sobrevuelo de un cisne negro queremos decir que advertimos la posibilidad de un acontecimiento que altere el rumbo aparentemente tranquilo de la evolucin socioeconmica. Y describe esos posibles acontecimientos. Primero hablan de: algn escndalo personal o de corrupcin que haga imposible sostenerse a quienes ejercen el poder. Sin embargo, ya han ocurrido escndalos que en cualquier otro pas hubieran obligado a un presidente a renunciar, pero aqu han sido asimilados sin producir esa consecuencia. Los hechos de corrupcin han sido monumentales, obvios y profusamente difundidos, pero la Justicia no ha logrado sentencias ni encarcelamientos y la gestin de la Presidenta preserva un porcentaje significativo de aprobacin. Gran parte de la sociedad argentina digiere la corrupcin. Nuevamente deforman toda la realidad, la niegan, dndole valor de verdad a algo que ellos mismos han inventado: pero la Justicia no ha logrado sentencias ni encarcelamientos, a pesar de que Los hechos de corrupcin han sido monumentales, obvios y profusamente difundidos. Hechos de corrupcin monumentales, obvios y profusamente difundidos es una afirmacin sin ningn fundamento, es imposible que con todo el poder econmico de la oposicin, con el cuasi monopolio de todos los medios de difusin, que no hayan podido probar nada. Hoy en da es evidente el gran control de gran parte del Poder Judicial que tiene la oposicin. No es casual, porque es el nico que hoy por hoy pueden controlar, no as al Ejecutivo ni al Legislativo. La influencia que tiene la oposicin en la Corte Suprema es hoy innegable. Han podido parar hasta ahora la aplicacin de la ley de medios al holding empresario Clarn, cmo puede ser que no hayan conseguido presentar ninguna prueba ante los Tribunales si se trata de que los hechos de corrupcin han sido monumentales, obvios y profusamente difundidos?

Pero el lector de La Nacin, a pesar de todo, cree en la editorial de su diario.

Despus se relatan otros posibles acontecimientos: El cisne negro del que nos ocupamos aqu es una situacin de prdida de control de la conduccin econmica que produzca una reaccin social catica. Es, por ejemplo, el caso de una corrida cambiaria con su consecuente corrida bancaria que lleve a imponer un corralito de depsitos y a acentuar el cepo cambiario. Estn diciendo que esto va a suceder, no que ellos lo van a impulsar, como realmente estn haciendo en esta editorial. Y va a suceder porque se dan simultneamente grandes distorsiones acumuladas que hacen evidente una correccin traumtica de un modelo econmico que ya no es sostenible. Y seguidamente enumeran las razones para que con mucha probabilidad sucedan estas corridas que llevan al corralito, etc: Dficit fiscal, la inflacin retomar inevitablemente una tendencia alcista, (subrayado del autor), emisin monetaria, gasto cuasifiscal que paga el gobierno por stock de letras del Banco Central, El retraso del dlar coloca el tipo de cambio real comercial en un nivel tan bajo como el previo a la salida de la convertibilidad, Las economas regionales estn quebradas y el saldo externo comienza a ser negativo. Y culmina: Un cuadro como ste termina indefectiblemente en una fuerte devaluacin (subrayado del autor).

No es que nada de esto exista, pero lo que existe est agrandado y deformado, y sigue una hilacin que no necesariamente se tiene que dar en la realidad. La emisin monetaria est probado cientfica y estadsticamente, en los hechos, que no produce inflacin por s misma. El dficit fiscal, el gasto cuasifiscal, las dificultades fiscales de las provincias, es una cuestin precisamente fiscal, es decir, la diferencia entre lo que se recauda en impuestos y los gastos del Estado. Hace falta una reforma impositiva que les cobre impuestos a estos conglomerados, evitando al extremo todo tipo de evasin impositiva. Es una solucin sencilla, cobrando los impuestos habituales que se cobran en los principales pases del mundo sobrara recaudacin para eliminar todo dficit fiscal. Obviamente la oposicin poltica al gobierno, que est formada por los conglomerados (holdings) empresarios en su mayora multinacionales, no quiere ni or hablar de esto, y hace y har todo lo posible para evitar toda reforma tributaria que aumente la carga impositiva sobre ellos. No es fcil para el gobierno realizar una reforma tributaria realmente progresiva, pero los mismos que se quejan del dficit fiscal son los que hacen y harn todo lo posible para que no se produzca esta reforma, para seguir pagando impuestos lo menos posible y evadir todo lo puedan evadir. Obviamente esto est invisibilizado a los lectores de La Nacin, mientras el editorial responsabiliza al gobierno de todo dficit fiscal. La inflacin es provocada principalmente por estos holdings empresarios opositores porque la economa del pas en el 2001 ya haba sido concentrada y extranjerizada y hoy la mayora de los sectores productivos, comerciales, bancarios y financieros son oligopolios, que en el caso de las cadenas productivas y comerciales suben los precios por decisin unilateral. El retraso cambiario tiene tambin que ver con la inflacin. La oposicin al gobierno, los holdings empresarios internacionales, son los que no pagan impuestos, elevan los precios unilateralmente, no ingresan las divisas y adems las fugan, y al mismo tiempo acusan al gobierno de todos estos males. Ac viene a cuento la frase el mejor truco del diablo es hacerle creer a la gente que no existe. Es el truco de estos conglomerados: provocar las penurias econmicas e invisibilizarse acusando al gobierno de provocarlas. Finalmente dicen: Un cuadro como ste termina indefectiblemente en una fuerte devaluacin. Alegan que se necesitara una devaluacin por el retraso cambiario, y este tiene que ver con la inflacin. Adems la devaluacin agravara el problema y disminuira los ingresos de la mayora de la poblacin. Eliminando el principal factor que genera inflacin, la oligopolizacin y extranjerizacin de la economa, el problema inflacionario sera mucho ms manejable. Una reforma impositiva progresiva y la aplicacin prctica sobre los grandes capitales eliminara sustancialmente el dficit fiscal. Hacer todo esto no es fcil, pero lo que interesa sealar es que los mismos que provocan inflacin y dficit fiscal son los que denuncian al gobierno por estos males y piden devaluacin.

Pero falta la segunda parte de la editorial, que se dedica a amenazar a este gobierno y al siguiente, si se produce una continuidad. sta [la devaluacin] ser tanto ms incontrolable cuanto menor sea la confianza que despierte el gobierno que surja de las prximas elecciones. El extremo de la cada de confianza ocurrira si quien venga pretendiera seguir con el "modelo". O sea, seguir con el modelo genera desconfianza, y la desconfianza acelera la crisis. Y advierte al prximo gobierno que no se le ocurra seguir con el modelo. O sea, tambin intenta asustar a Scioli, como el mismo diario intento asustar, sin xito, a Nstor Kirchner al asumir el gobierno.

Y la tercera parte es la bajada de lnea a los lectores para que impulsen la crisis: Pero hay un hecho objetivo: cualquiera sea el pronstico electoral, habr devaluacin. A medida que se aproxime la fecha del 10 de diciembre, para retener pesos argentinos se exigir una tasa nominal de inters creciente. Cuando slo falten 30 das no habr tasa de inters en un plazo fijo que compense la magnitud pronosticada de una devaluacin. Entre hoy y el 10 de noviembre veremos una creciente tendencia a desprenderse de los pesos para transformarlos en bienes o en dlares. Esto presionar sobre los precios y sobre la brecha cambiaria. La gente y las empresas querrn desprenderse ms rpidamente de la moneda argentina, aumentando su velocidad de circulacin. El efecto ser equivalente al de mayor emisin, redoblando el impacto inflacionario. O sea: la devaluacin es inexorable, la gente correr a comprar dlares, no se quede estimado lector compre dlares! antes que sea tarde. Dado que la corrida es inexorable, apresrese a participar de ella en primera fila.

Y finalmente, para certificar que es un artculo serio, despus de haber probado todos estos pronsticos, da por fundamentado que la recin creada divisin de espionaje fue creada para realizar una caza de brujas a los inexistentes enemigos que dice el gobierno que provocaran las corridas bancarias, etc.

ste es el cisne negro que revolotea sobre nosotros. Tambin el Gobierno parece estar mirndolo. No es casual que haya creado una divisin de espionaje para identificar y perseguir a quienes sean acusados de provocar corridas o producir un "golpe de mercado".

Preparmonos para observar una caza de brujas que busque preservar electoralmente a un gobierno que mucho ha aprendido de Joseph Goebbels

El problema es que el lector de La Nacin tomar este artculo seriamente, creer todo lo que dice, y se aprestar, seguramente, a proveerse de dlares lo antes posible. Creer que se viene la crisis, que todo explota, etc., y actuar en consecuencia. Tal vez no acte inmediatamente, pero este tipo de editoriales est destinado a ir creando la falsa conciencia de que se viene la catstrofe, y de esa manera lograr que sus pronsticos se conviertan en realidad, la llamada profeca autocumplida.

Pero no slo los lectores de La Nacin se vern afectados, sino todos aquellos que si bien no leen La Nacin, pertenecen a crculos sociales, laborales, deportivos, en los que s hay lectores de La Nacin, que transmitirn su visin de la situacin del pas, tomada directamente de este tipo de editoriales. En muchos ambientes est instalado el tipo de discurso de esta editorial, e inclusive est tcitamente prohibido opinar diferente, so pena de dejar de pertenecer. Para esos ambientes son verdades indiscutibles. Como dira Mirtha Legrand: todo el mundo lo dice, la gente lo dice.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter