Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-07-2015

Internas electorales coloradas en Paraguay
La derrota de Marito y el triunfo del pato Donald

Bernardo Coronel
Rebelin


El triunfo cartista en las internas coloradas pulveriz el ltimo resabio stronista, representado por Mario Abdo Bentez. No fue slo una victoria electoral del oficialismo, sino una imposicin aplastante de un proyecto que est conduciendo al pas haca una gran subasta.

Al inicio de la campaa electoral, cuando an no flua el dinero de los candidatos, Abdo Bentez encabezaba todas las encuestas aventajando en ms del 20% a Pedro Aliana, el vicario neoliberal. Despus saldran a relucir los atributos del presidente Cartes, atributos que se pueden medir en dgitos. Un bao de dinero cartista aneg la campaa electoral, y en la medida que aumentaba el reparto en metlico la candidatura de Bentez cay en picada. La actitud del elector colorado fue directamente proporcional a la oferta del dinero; cunta ms plata se colocaba en el mercado electoral ms se dilua la figura del lder opositor. En el ltimo tramo de la campaa cundi la desesperacin en filas del movimiento Colorado Aetete, el dinero cartista ahog la figura de Marito.

Las justas electorales del coloradismo no fueron justas electorales, fueron un gran bazar donde sus lderes una vez ms doblaron sus rodillas frente al que tena la billetera ms cargada. Ninguno de los electores perdi su tiempo en mirar el currculum de los candidatos sino de cunto ceros tena su cuenta bancaria.

Este gran remate de la ANR empez cuando Cartes hizo modificar los estatutos partidarios en el 2012. Bast su chequera para convertirse en candidato presidencial del partido colorado sin ser colorado. El fue comprando todas las conciencias (si es que quedaba alguna) y hoy logra someter a la cpula colorada, tal como hizo Stroessner hace unas dcadas. Stroessner lo hizo con la fuerza, Cartes con el dinero.

Hace algunos aos conoc a dos dirigentes colorados honestos, Don Quintn Gonzlez, un colorado que admiraba al Che Guevara, y a Waldino Ramn Lovera, el ltimo colorado tico. Este a medidos de los 90 se candidat para la presidencia del partido, enarbolando la bandera de la honestidad. Waldino apenas alcanz el 1% en los votos, quedando evidenciado que los colorados no votan a los honestos sino a los que tienen ms plata, si importar el origen.

Deca el Dr. Argaa que sus correligionarios siempre votan al candidato colorado aunque ste sea el pato Donald. Pero esta vez los colorados votaron al to Rico, y al parecer la figura del pato Donald quedar en el olvido para la metfora poltica. A no ser que este pato cambie de actividades y se convierta en un exitoso narcotraficante, por ejemplo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter