Portada :: Europa :: Grecia, laboratorio neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-07-2015

Syriza, un gyros a la derecha o una ensalada horiatiki?

Roberto Herrera
Rebelin


En el referndum del 5 de julio, el gobierno griego plante la siguiente pregunta: Debe ser aceptado el borrador del acuerdo presentado por las instituciones en el Eurogrupo del 25 de junio, que consta de dos partes, y que conforman su nica propuesta?. Independientemente de que la pregunta era ambigua y difcil de entender; y con el agravante de que este tipo de procedimiento de democracia directa no se presta para solucionar problemas complejos, el 61% de los griegos rechaz las reformas exigidas por el Fondo Monetario Internacional, la Comisin Europea y el Banco Central Europeo.

Lo que sucedi despus del referendo en las mesas de conversaciones en Bruselas, fue una demostracin de fuerza y podero econmico del gobierno alemn. Despus de las negociaciones de la noche del 12 de julio de 2015, muchos marxistas interesados en la crisis econmica griega se preguntaron preocupados s Syriza ha dado un gyros a la derecha o si la coalicin de la izquierda radical es ms bien una ensalada horiatiki ideolgica. Tomando en cuenta que Syriza se define como un partido democrtico y radical de izquierda, en el cual cohabitan diferentes corrientes ideolgicas y culturas polticas, no sera exagerado afirmar que se trata definitivamente de una ensalada multicolor.

La izquierda mundialno comunista se entusiasm con el empuje de Syriza, a tal punto, que muchos consideraron que por fin un partido de izquierda llenara el vaco poltico-ideolgico que qued despus del rotundo fracaso del socialismo real. Se idealiz tanto el papel de Syriza, que Alexis Tsipras y Yanis Varuofakis se convirtieron en dos hroes griegos modernos. Dos Herculitos llamados a resolversin fruncir elceo las tareas histricas necesarias que el comunismo sino-sovitico del siglo XX no pudo acometer en su momento: Vencer al len capitalista y a la hidra imperialista.

No obstante, hay que subrayar que el objetivo estratgico de Syriza no es la abolicin del sistema capitalista ni la salida de Grecia de la zona euro (el Grexit) ni mucho menos la revolucin proletaria socialista. Su meta, como la de todos las convergencias polticas de centro-izquierda, es la de gobernar y administrar el estado capitalista. Y no podra ser de otra manera, pues la poltica real y pragmtica de Syriza es socialdemcrata, ms all de autodefinirse como izquierda radical. Detalle muy importante a la hora de analizar su agenda poltica, a fin de no pedirle peras al olmo. As pues, ni la izquierda ortodoxa comunista europea ni el partido comunista griego (KKE) pueden acusar a Syriza de no ser un partido marxista revolucionario.

La campaa electoral parlamentaria de la Coalicin de la Izquierda Radical (Syriza) en enero del corriente ao estuvo basada en cuatro ejes bsicos poltico-econmicos, los cuales expresaban de manera sucinta la agenda poltica de Syriza plasmada en el programa de Salnica. stos fueron: 1) Reestructuracin de la deuda; 2)Renacionalizacin de sectores estratgicos (agua, electricidad); 3) Poner fin a la austeridad impuesta por la Troika(Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y la Comisin Europea) y la reactivacin de la economa; 4) Reconstruccin institucional y democrtica del Estado. Estos fueron los trabajos herculinos que Syriza, de cara al pueblo griego, se propuso llevar a cabo en el caso de salir electa.

La actitud extorsionista del gobierno de ngela Merkel en la ronda negociadora, sorprendi a los socios griegos de Syriza, quienes no contaban con la amenaza alemana de una salida temporal de Grecia de la eurozona. Por otra parte, la aceptacin de Alexis Tsipras de un paquete de reformas ms austero y radical que el presentado por el Eurogrupo el 25 de junio, provoc disturbios y descontento en la poblacin.

Todava no se ha escrito el ltimo captulo de esta moderna tragedia poltico-econmica. An est por verse, por una parte, cunto tiempo ms durarn las alianzas al interior de Syriza, ya que la heterogeneidad poltico-ideolgica encierra obviamente el peligro de la escisin. Y por la otra, cul es el margen de accin real que tiene Alexis Tsipras en el partido. Otra interrogante importante en los prximos tres aos ser la correlacin de fuerzas en el parlamento griego y lo fundamental: Cul ser el gobierno que impulsar las reformas antipopulares?

Como sea, el paquete de reformas aceptado por Alexis Tsipras no es un bal que encierra riqueza y prosperidad para el pueblo griego. Al contrario: es la caja de Pandora abierta.


Blog del autor: http://robiloh.blogspot.de/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter