Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-08-2015

Claroscuros del nuevo Cdigo Civil y Comercial

VV.AA.
Rebelin

Con motivo de la entrada en vigor el 1 de agosto de 2015 del nuevo cuerpo normativo (aprobado el 1 de octubre de 2014), se recogen a continuacin algunas de las crticas vertidas en estos ltimos meses.


Un Cdigo Civil sin debate social

Mara Luisa Peralta / Argentina Indymedia

Est claro que el nuevo Cdigo Civil tiene muchas cosas buenas, buensimas. Nunca dira que es una porquera a paquete cerrado. Por el contrario, tiene cosas fabulosas, algunas de las cuales afectan mi vida directamente de manera muy positiva, como el concepto de voluntad procreacional y el rgimen de convivencia. El reconocimiento que se hace de las uniones convivenciales, los derechos y obligaciones que se establecen, los lmites que de todos modos tiene la accin del estado en estas uniones, es de lejos mucho ms de avanzada que el vetusto y patriarcal matrimonio reflotado y revitalizado por la ley de matrimonio igualitario y demuestra que esa ley no era el nico camino posible, que como dijimos unxs cuantxs activistas gltb, era una opcin pero no la nica, que se poda apostar a otra cosa.

As y todo, con las muchas cosas buenas que tiene, hay otras que son graves, tanto entre las que se excluyeron como entre las que se incluyeron. Y no es un tema de aritmtica, de ver si se compensa el nmero de artculos buenos con el nmero de malos. Es un tema de ver cules fueron los procesos sociales y polticos que llevaron a esas inclusiones y exclusiones. Entonces, que haya habido una primera versin del nuevo cdigo que inclua el acceso al agua potable como un derecho humano pero que luego eso haya sido sacado de la versin final no se compensa diciendo que se agiliza el rgimen de adopcin (cosa que es muy buena, seguro). Por qu sali el artculo del agua? Habr habido intereses de las mineras actuando? Intereses sobre el Acufero Guaran?

Si haba una primera redaccin del artculo 19 que defina el inicio de la persona humana de forma tal que no entorpeca gravemente el uso de algunas tecnologas reproductivas ni significaba un fortsimo revs para la lucha por el derecho al aborto (est claro que no se va a abandonar el reclamo, pero tambin est claro que en la disputa por el texto del cdigo, se perdi) y luego termin habiendo otra que dice que se inicia desde la concepcin porque esa definicin ideolgica es lo que la Iglesia Catlica quera, no hay nmero de artculos que compense esto ni que permita matizarlo.

Lo importante es que cuando fue el debate por la ley de matrimonio igualitario hubo una inmensa movilizacin social que quiso decir que apoyaba esa ley pero tambin, y quizs sobre todo, que no quera la tutela de la iglesia sobre la sociedad civil y se le puso un lmite, lmite que ahora se corri. Personalmente, no estoy a favor de la legalizacin de la surrogacin de vientres. Pero no puedo alegrarme de que ese artculo, que estaba en la primera versin del proyecto de cdigo nuevo, haya sido eliminado porque no fue debido a un debate social sino a instancias de la iglesia. Por supuesto que no todo es responsabilidad de Cristina Fernndez y su catolicismo visceral, ni tampoco solamente del kirchnerismo porque est claro que la mayor parte de la oposicin es tan catlica y tan en pactos con la iglesia como CFK. La diferencia entre el proceso de la ley de matrimonio igualitario, o de la ley de medios, y el cdigo civil es el debate que se dio con la sociedad en general y con las organizaciones y movimientos populares. Por ms que digan que el cdigo se debati dos aos, no fue un debate abierto.

Muchos movimientos sociales tienen algo de qu quejarse con este cdigo: el feminismo, el movimiento glttb, lxs del agua, lxs de la propiedad comunal de la tierra, los pueblos originarios, las personas discapacitadas, organizaciones rurales, entre otros. Lorenzetti, en una entrevista radial de pocos minutos, dijo unas cinco veces que este era un proyecto de la academia, que contaba con todo el apoyo de la comunidad acadmica. En eso y en los arreglos cupulares de los partidos polticos, creo que est el problema: falt darle ms espacio, mucho ms espacio a las organizaciones sociales y comunitarias. Esos procesos son los que importan, no pretender "compensar" aritmticamente con los artculos buenos cuando criticamos la forma en que se plasmaron las cosas que algunxs vemos tan malas en este nuevo cdigo civil.

Maria Luisa Peralta es activista lesbiana.

Fuente: http://argentina.indymedia.org/news/2014/10/867095.php

 

Nuevo Cdigo Civil: cha acceso a los ros

Enrique Viale / Maldesarrollo

El 1 de agosto empieza a regir en todo el pas el nuevo Cdigo Civil y Comercial (Ley Nacional 26.994) y con l se pierde el acceso pblico a todos los ros de la Argentina.

En la actualidad [julio de 2015], el camino pblico del actual artculo 2639 (1) del Cdigo Civil no tiene el uso que le fuera conferido en pocas de su redaccin, es decir, como apoyo de la navegacin, sino que, producto de las luchas ciudadanas, gran parte de la doctrina, jurisprudencia y legislaciones locales vienen utilizando esta norma para garantizar el acceso pblico a los ros como tambin por los beneficios que presta al ambiente y al mantenimiento de la biodiversidad a travs de los corredores biolgicos que se forman en su extensin. Es decir, este camino pblico cumple una misin fundamental tanto para preservar los ecosistemas costeros, como para garantizar la libre circulacin y acceso a los bienes naturales de dominio pblico, como son los ros.

Resulta preocupante que tal como est redactado el nuevo Cdigo Civil y Comercial de la Nacin (2) slo los dueos de terrenos colindantes con ros pblicos podrn acceder y gozar de sus costas. Esto atento que no slo se reduce de 35 a 15 metros esta restriccin al dominio, sino que suprime el carcter de calle o camino pblico de esa franja de terreno lo que aniquila la posibilidad de acceder al mismo por parte de los dems ciudadanos.

En consecuencia, el mismo da de puesta en vigencia el nuevo Cdigo Civil y Comercial (1 de agosto de 2015), se perder el acceso pblico a la totalidad de los ros del pas. Miles de kilmetros cuadrados (3), actualmente de acceso pblico, dejarn de serlo y veremos impotentemente- como se corren los alambrados sobre sus orillas impidiendo el acceso y goce por la poblacin.

(1) Cdigo Civil actual: "Art. 2.639. Los propietarios limtrofes con los ros o con canales que sirven a la comunicacin por agua, estn obligados a dejar una calle o camino pblico de treinta y cinco metros hasta la orilla del ro, o del canal, sin ninguna indemnizacin. Los propietarios ribereos no pueden hacer en ese espacio ninguna construccin, ni reparar las antiguas que existen, ni deteriorar el terreno en manera alguna".

(2) Nuevo Cdigo Civil y Comercial: "Artculo 1974.- Camino de sirga. El dueo de un inmueble colindante con cualquiera de las orillas de los cauces o sus riberas, aptos para el transporte por agua, debe dejar libre una franja de terreno de QUINCE (15) metros de ancho en toda la extensin del curso, en la que no puede hacer ningn acto que menoscabe aquella actividad. Todo perjudicado puede pedir que se remuevan los efectos de los actos violatorios de este artculo".

(3) La magnitud de esta entrega territorial se puede evidenciar calculando lo que significa 35 metros a cada lado de los 29.766 km que, se estima, cubren nuestros ros: 29.766 km * 0,035 km * 2 = 2.084 km = 208.400 hectreas (ms de 10 veces la Ciudad de Buenos Aires).

P.D.: Quiz estemos ante la mayor "privatizacin" de tierras de la historia desde la denominada "Conquista del Desierto". La principal beneficiada (y promotora de esta reforma) es la especulacin inmobiliaria. Su principal objetivo es la proliferacin de barrios cerrados y countries en el Delta bonaerense, los ros de la Patagonia y de la Mesopotamia que sern desde ahora slo de acceso de los dueos ribereos.

Enrique Viale es abogado ambientalista.

Fuente: http://enriqueviale.blogspot.com.ar/2015/03/nuevo-codigo-civil-chau-acceso-los-rios.html

 

Con la entrada en vigencia del nuevo cdigo civil desaparecer el camino pblico de ribera y se pondr en grave riesgo el acceso a los ros

Informe completo de la Asociacin Argentina de Abogados Ambientalistas.

Fuente: http://www.bogasambientalistas.org/2015/07/con-la-entrada-del-nuevo-codigo-civil.html

 

Reforma del Cdigo Civil: la opinin de organizaciones de derechos humanos

Julia de Titto / Notas

Se aprob finalmente la reforma del Cdigo Civil y su unificacin con el Comercial. Cules son las implicancias de esta nueva legislacin? Qu opinan las organizaciones de derechos humanos y civiles?

Cerca de las 20:35 [del 1 de octubre de 2014] diputados y diputadas del oficialismo y sus aliados habituales aprobaron los 2671 artculos del nuevo Cdigo Civil y Comercial. El conjunto de la oposicin se retir del recinto del Congreso de la Nacin y no particip de la votacin, tras criticar el trmite mediante el cual el proyecto se estaba tratando.

Segn indica Tlam, el argumento de la oposicin es que el dictamen de la Comisin Bicameral no es vlido porque desde que se emiti cambi la composicin del cuerpo, en referencia al recambio de los integrantes de las cmaras luego de las elecciones legislativas de 2013. Tambin afirmaban que el proyecto haba sido modificado en el Senado y no era el mismo que haba aprobado la Comisin Bicameral.

El planteo fue rechazado por el oficialismo que los critic duramente. La presidenta del bloque oficialista, Juliana Di Tullio, consider una vergenza que acudan a otro Poder para impedir el tratamiento del proyecto en este cuerpo legislativo. Se refera a los recursos judiciales presentado por distintos opositores como Elisa Carri y Patricia Bullrich.

El nuevo Cdigo Civil y Comercial, aprobado en medio de una fuerte polmica, quedar en vigencia a partir del 1 de enero de 2016 [La Ley N 26.994 que aprob el nuevo cdigo estipul su entrada en vigencia el 1 de enero de 2016. Por Ley N 27.077 se adelant la entrada en vigencia del nuevo cdigo para el da 1 de agosto de 2015. N. de. E].

Desde una perspectiva de derechos humanos

Tanto el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) como la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH) coincidieron en la necesidad de una reforma del cdigo, vigente desde 1871 y redactado originalmente (luego sufri modificaciones parciales) por Dalmacio Vlez Sarsfield.

Hay cosas positivas como la incorporacin del matrimonio igualitario o la unin convivencial, afirm en dilogo con Con el pie izquierdo de Radio Sur, Sabrina Dentone de la LADH.

El CELS, por su parte, indic que se trata de una iniciativa de enorme trascendencia. Varios de los institutos jurdicos all previstos resultan incompatibles con normas incorporadas por la reforma constitucional de 1994 y con normas previstas en tratados internacionales de derechos humanos incorporados al ordenamiento jurdico interno, explicaron. Sin embargo, afirmaron que an persisten cuestiones sobre las que llamar la atencin.

La funcin social de la propiedad es el primer punto que marca el CELS. Segn su mirada, el ahora aprobado Cdigo posee insuficiencias para reconocer las formas de vivir (villas y asentamientos) y producir (tierras rurales de campesinos) de vastos sectores de la sociedad que se encuentran postergados en el acceso al derecho a la vivienda y la tierra. La inclusin de este punto era necesaria para adecuar el alcance y contenido del derecho de propiedad con el derecho internacional de los derechos humanos.

Sobre la no incorporacin del reconocimiento del derecho al agua como derecho humano, indicaron: Es muy frecuente que la falta de reconocimiento jurdico de situaciones de posesin en asentamientos informales impida el ejercicio de muchos otros derechos, como el acceso a servicios de agua, saneamiento, electricidad, entre otros. Agregaron, adems, que no reconocer al menos algunos efectos de la posesin informal es avanzar muy poco en la proteccin de los derechos humanos en el nivel infra constitucional.

Tanto el CELS como la LADH llamaron la atencin sobre el artculo 19 (comienzo de la vida desde la concepcin) y las implicaciones en los procedimientos de fertilizacin asistida. Creemos que una adecuada redaccin que diferencie entre el producto de la concepcin y la persona humana evitara discusiones, dice el CELS. El alquiler de vientre fue eliminado del proyecto, por presin de la Iglesia, dijo por su parte, Dentone. La integrante de la LADH vincul este artculo con la reafirmacin de una traba para la legalizacin del aborto. Adems, indic que en el proyecto de modificacin del Cdigo Penal que empez a circular el tema tambin se evita, lo que muestra una falta de voluntad poltica de abordar el tema.

Si bien la reforma es necesaria no se le est dando la entidad que tienen a algunos debates, dijo Dentone. Como ejemplo mencion la cuestin de los pueblos originarios. Especficamente el tema de la propiedad comunitaria de las tierras que se dice que va a ser tratado en una ley especfica, afirm, pero nadie convoc a esos actores, a los pueblos originarios a que discutan.

El CELS tambin marc como problemtico temas vinculados a la libertad de expresin, ya que el proyecto no incorpora la mencin a los asuntos de inters pblico como excepcin a la posibilidad de reclamar indemnizacin por acciones que impliquen entrometerse en la vida privada. De esta manera, dicen, el proyecto reafirma la facultad de los jueces de establecer indemnizaciones por daos y perjuicios y su efecto disuasorio sobre el derecho a la libertad de expresin.

Desde la LADH tambin cuestionaron que a la Iglesia catlica se la considere, en el nuevo Cdigo, una persona jurdica del derecho pblico, a diferencia de otros cultos que pertenecen al mbito privado.

Segn explic Dentone, desde que en la Constitucin Nacional reformada en 1994 se indica que se sostiene el culto catlico apostlico romano, el Estado argentino no es laico y que le asigna una determinada jerarqua por encima de otras creencias y religiones. Esto, aclar, justifica que el Estado nacional le otorgue fondos econmicos, entre otras cosas. Pero tanto la Constitucin como el Cdigo ahora, vulneran el principio de libertad de culto y conciencia instituidos desde la Declaracin Universal por los Derechos Humanos hasta en tratados internacionales incorporados a la propia Constitucin. Tambin el CELS coincide en esta crtica.

La institucin presidida por Horacio Verbistky enumer tambin otras cuestiones problemticas del nuevo Cdigo Civil y Comercial como lo referido a la tercerizacin laboral: La regulacin propuesta de la figura de franquicia ampla las posibilidades de tercerizacin laboral y precarizacin del contrato de trabajo porque elimina la responsabilidad en materia de las obligaciones laborales de los que otorgan una franquicia.

A su vez, mostr preocupacin por el abordaje de los derechos de las personas con discapacidad: Consideramos que el Cdigo no debera sostener a la capacidad jurdica como un derecho que puede ser restringido de acuerdo a determinaciones judiciales que asocian la posibilidad de tomar decisiones a una cuestin diagnstica.

En lo referido a las personas privadas de la libertad plantearon que la reforma no debera establecer que las personas con penas relativamente altas sean excluidas del rgimen de responsabilidad parental.

Por ltimo, sobre las relaciones contractuales, tambin criticadas por la FISyP y la Central de Trabajadores de la Argentina, como varios de los puntos anteriores, sostuvieron que la regulacin de los contratos iguala la jerarqua de las normas del Cdigo con las leyes laborales o de consumidores. La regla interpretativa que debera prevalecer es la que favorece a la parte ms dbil del contrato, concluyeron.

Fuente: http://notas.org.ar/2014/10/02/reforma-codigo-civil-opinion-organizaciones-de-derechos-humanos-cels-ladh/

 

Otras fuentes que pueden consultarse:

Lo que dej la reforma del Cdigo Civil. Incluye dos anlisis: El frente externo por Javier Echaide (Doctor en Derecho (UBA). Abogado e Investigador), y El impacto en la Ciudad por Ral Fernndez Wager (Investigador de la UNGS). Pgina 12. [Enlace].

Preocupa el poder que da al Estado el Nuevo Cdigo Civil. La Nacin. [Enlace].

Cdigo Civil y Comercial de la Nacin. Infojus. [Nuevo cuerpo normativo, CCyC comentado Tomo I (arts. 1 a 400), y CCyC comentado Tomo II (arts. 401 a 723)].



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter