Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-08-2015

La "zona de seguridad de Obama en Siria inflamar la zona de guerra

Shamus Cooke
Information Clearing House

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


El camino a la guerra est pavimentado con mil mentiras. Una nueva falacia se ha lanzado en el camino hacia la guerra de Siria, cuando se anunci que EE.UU. y Turqua crearn una zona de seguridad dentro de Siria, supuestamente dirigida contra el Estado Islmico (EI).

Esta zona de seguridad supone una importante escalada blica, pero fue descrita en tonos suaves por los medios y casi son adorable. Sin embargo, en realidad una zona de seguridad es una zona de exclusin area, lo que significa que una nacin planifica implementar la superioridad area militar dentro de las fronteras de otra nacin. Hace tiempo la comunidad internacional y el personal militar estadounidense la consideran un importante acto de guerra. En una zona de guerra un rea es asegurada mediante la destruccin de cualquiera cosa en ella o alrededor de ella que pueda parece amenazante.

Turqua ha estado demandando a Obama esta zona de exclusin area desde que comenz la guerra siria. Se ha discutido durante todo el conflicto e incluso en los ltimos meses, aunque el objetivo proyectado fue siempre el Gobierno sirio.

Y repentinamente la zona de exclusin area se va a imponer exactamente donde siempre la quiso Turqua pero se etiqueta comouna zona de seguridad anti-EI, en lugar de su nombre apropiado: zona de seguridad anti-kurda y anti-Gobierno sirio.

Los medios estadounidenses se tragaron el cambio de nombre sin pestaear, pero numerosos medios de comunicacin internacionales saban perfectamente que era otra cosa.

International Business Times inform de que [el acuerdo sobre la zona de seguridad] podra marcar el fin del [presidente sirio] Asad

Y The Middle East Eye inform:

[la zona de seguridad] marca un gran adelanto para Turqua en su enfrentamiento con el Gobierno de Bashar al-Asad en Siria. Si seestablece la zona de exclusin area ser un duro golpe para Asad y sus partidarios.

Incluso algunos medios de comunicacin estadounidenses reconocieron que el objetivo primordial del aliado de Obama en la zona de seguridad, Turqua, era derrotar a los combatientes kurdos y al Gobierno sirio, cuando han sido ambos los combatientes ms efectivos contra el EI.

El cambio del rgimen sirio es tambin el objetivo de las tropas terrestres que llenarn el vaco dejado por el EI, a los que The New York Times calific de insurgentes sirios relativamente moderados, un eufemismo que lo dice todo.

The New York Times confirm los objetivos de los aliados en la zona de seguridad:

los turcos y los insurgentes sirios consideran quesu prioridad esla derrota del presidente Bashar al-Asad de Siria

Si el Gobierno sirio no fuera el objetivo de la zona de seguridad, las tropas del Gobierno sirio seran las que controlaran la zona de seguridad despus del EI, como hicieron antes del EI. Y si el cambio de rgimen no fuera el objetivo se habra consultado al Gobierno sirio y se habra coordinado con l el ataque contra el EI, ya que Siria libra un duro combate contra el EI en la misma regin en la que se est estableciendo la zona de seguridad.

Estos pasos no se emprendieron porque el plan de zona de seguridad va mucho ms lejos que el EI.

Obama no ha detallado quines son los combatientes relativamente moderados que controlarn la zona de seguridad, pero es fcil predecirlo. Basta con observar los rebeldes sirios en el terreno, que son combatientes efectivos y controlan territorio cercano.

El grupo ms poderoso que no pertenece al EI en la regin se rebautiz recientementeEjrcito de la conquista un grupo de extremistas islmicos dirigidos por Jabhat al-Nusra la filial oficial de al-Qaida y el grupo Ahrar al-Sham, cuyo lder declar previamente que su grupo era la verdadera al-Qaida. El Ejrcito de la conquista se coordina activamente con Turqua y Arabia Saud e incluye tambin combatientes entrenados por EE.UU.

Estos grupos comparten la ideologa y las tcticas del EI. La nica diferencia es su disposicin a trabajar con EE.UU. y Turqua. Es muy probable que una vez que se inicie la operacin zona de seguridad muchos soldados del EI simplemente cambien de chaquetas y se unan a Jabhat al-Nusra, ya que no existe una diferencia de principios.

Obama sabe que las fuerzas extranjeras en el terreno que controlen la zona de seguridad apuntan al Gobierno sirio; en consecuencia los aviones militares de EE.UU. actuarn como una fuerza area de facto para al-Qaida contra el Gobierno sirio.

Por lo tanto, un enfrentamiento militar directo con el Gobierno sirio es inevitable. El presidente sirio Asad ya est atacando al EI en el rea que la alianza EE.UU.-Turqua quiere asegurar mediante su operacin militar coordinada. Los cazas sirios terminarn por ser atacados, ya que el objetivo es permitir a los grupos extremistas una zona de seguridad para continuar sus ataques contra el Gobierno sirio una vez que se haya terminado con el EI.

Este peligro tambin es reconocido por The New York Times:

Sea cual sea el objetivo, el plan [zona de seguridad] acercar ms que nunca los aviones estadounidenses y aliados a reas bombardeadas regularmente por la aviacin siria, provocando la pregunta de qu harn si los aviones de guerra sirios atacan a sus socios [rebeldes relativamente moderados] en el terreno.

La respuesta es obvia: loscazas estadounidenses y turcos seenfrentarn a losaviones sirios, ampliando y profundizando la guerra hasta que se haya completado el objetivo propuesto de cambio de rgimen.

Es exactamente como se desarrollaron loseventos en Libia cuando EE.UU. y la OTAN dirigieron una zona de exclusin area supuestamente creada para permitir un corredor humanitario pero que rpidamente creci hasta completar su verdadero objetivo: cambio de rgimen y asesinato del presidente de Libia. Ese pico crimen de guerra todava es celebrado por Obama e Hillary Clinton como una victoria mientras loslibios se ahogan en el Mediterrneo para escapar de su pas, otrora moderno y ahora aniquilado.

Si el objetivo de Obama en Siria fuera realmente la derrota del EI esta se podra lograr en cualquier momento, en cuestin de semanas. Simplemente bastara un esfuerzo serio y coordinado con los aliados regionales de EE.UU., as como la coordinacin con los no aliados que ya combaten contra el EI: Siria, Irn e Hizbul.

Si Turqua, Arabia Saud, Israel y Jordania participaran en la lucha contra el EI, este se vera rpidamente privado de dinero, armas y tropas y se debilitara enseguida. Sera el fin de la guerra.

El nico motivo por el cual esto no ha ocurrido es que EE.UU. y sus aliados siempre han considerado al EI como un conveniente testaferro contra Siria, Hizbul e Irn, para no hablar de su apoyo contra el Gobierno de Iraq, amigo de Irn.

Turqua sigue siendo el mayor obstculo para la derrota del EI, ya que le ha estado ayudando durante aos. El EI ha utilizado desde hace tiempo la frontera turca para escapar de los ataques del Gobierno sirio, buscar ayuda mdica, y obtener suministros y refuerzos. El EI es tan bienvenido en de Turqua que promueve al pas en los medios sociales como el centro de trnsito internacional para los yihadistas que quieren enrolarse en elEI. Los servicios de inmigracin y aduanas de Turqua hacen caso omiso, tal como lo hace el control fronterizo turco.

Al hablar de la zona de seguridad los medios estadounidenses ignoran siempre el concepto de soberana nacional, la base del derecho internacional. Las fronteras de los pases son sagradas desde el punto de vista del derecho internacional. La nica guerra justa es la guerra defensiva. Cuando un pas impone una zona de exclusin area en otro pas se violanlas fronteras nacionales y se viola el derecho internacional mediante un acto de guerra.

El Gobierno de Obama conoce la dinmica mencionada, pero vuelve a arrojar al viento toda prudencia como hizo en 2013, durante los preparativos para su abortada campaa de bombardeo contra el Gobierno sirio.

Una zona de exclusin area estadounidense-turca profundizar una guerra que ya es regional: Irn e Hizbul ya han aumentado el apoyo directo al Gobierno sirio. Mientras los militares de Turqua y EE.UU. entran al espacio blico por primera vez, el enfrentamiento es inevitable. El enfrentamiento est planificado.

Shamus Cooke es trabajador del servicio social, sindicalista, y escribe para Workers Action. Contacto: [email protected]

Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/article42531.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter