Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-09-2005

Mientras tanto, en Irak
La situacin slo puede empeorar

Dahr Jamail
Rebelin

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


Durante los ltimos das por lo menos 6.000 soldados de EE.UU. junto con aproximadamente 4.000 soldados iraques (mejor dicho peshmerga kurdos y el Ejrcito Badr chi) sitiaron la ciudad de Tal-Afar, cerca de Mosul en el norte de Irak. Se calcula que un 90% de los residentes abandonaron sus hogares debido a la violencia y a la destruccin causadas por el cerco, as como para evitar los allanamientos de casas y a los francotiradores.

El modelo Faluya es aplicado una vez ms, pero en escala menor. Todava no he recibido ningn informe sobre el uso de biomtrica (escaneo de retinas, huellas digitales, cdigos de barras de seres humanos) como en Faluya, pero hay otras similitudes impresionantes con las tcticas utilizadas en noviembre.

Aunque los militares estadounidenses afirman que han matado a cerca de 200 terroristas en la operacin, informes desde el terreno indican que la mayora de los combatientes dentro de la ciudad haban partido mucho antes para evitar la confrontacin directa con la abrumadora fuerza militar (una regla bsica de la guerra de guerrillas).

Nuevamente, como en Faluya, la mayora de las familias que huyeron permanecen en campos de refugiados en las afueras de la ciudad en carpas en terribles condiciones bajo el calor infernal del verano iraqu.

Los ngeles Times inform que Ezzedin Dowla, un dirigente turkmeno del rea dijo: Las familias no tienen viviendas y el gobierno no ha provisto ni refugios, ni alimentos, ni bebidas. Tampoco lo han hecho los militares de EE.UU.

Los objetivos de esta operacin militar son los turkmenos sunes que en lo poltico estn de parte de los rabes sunes. La mayora de los sunes votarn contra la constitucin durante la votacin del 15 de octubre de este ao.

La administracin Cheney est desesperada por lograr algo que pueda presentar como buenas noticias de Irak; por lo tanto, le conviene evidentemente si logra realizar un referendo sobre la constitucin que les permita vanagloriarse. Pero para hacerlo, la capacidad electoral y el poder de los sunes (y de los turkmenos sunes) tienen que ser severamente comprometidos, as como hay que administrar un castigo por lo que se considera correctamente como un voto negativo sun sobre la constitucin.

Tanto la administracin Cheney como su actual gobierno ttere en Irak se benefician con la destruccin de la capacidad de votar (y de vivir) de la mayora de la gente en el tringulo sun as que sobreviene la operacin en Tal-Afar, que con gran probabilidad ser seguida por operaciones similares en Al-Qaim, Haditha, Samarra, y posiblemente en otros lugares.

En Tal-Afar, la propaganda lanzada por los militares de EE.UU. (y el gobierno iraqu) fue que la operacin tena el objetivo de combatir a terroristas provenientes de Siria. Si fuera verdad, por qu sac EE.UU. soldados de la frontera con Siria que supuestamente deban impedir la infiltracin de combatientes extranjeros? En lugar de vigilar la frontera, como deban hacer, participaron en la operacin contra los turkmenos sunes iraques. Trabajado al unsono, los militares de EE.UU. lanzaron el brutal ataque con la autorizacin del primer ministro Ibrahm Jaafari, lder del Partido Dawa chi. Jaafari

Incluso ste lleg al extremo de ir a Tal-Afar el martes para visitar a los soldados y sacarse fotos.

La autorizacin fue dada por el gobierno iraqu para el ataque contra Tal-Afar, igual como el primer ministro interino Iyax Allawi haba otorgado su autorizacin para la matanza de Faluya en noviembre de 2004. Hablan de autorizacin, en circunstancias de que los militares nunca, jams permitiran que algn poder extranjero tuviera jurisdiccin sobre fuerzas estadounidenses, menos todava un gobierno ttere.

Corresponsales con los medios Azzaman en Tal-Afar lograron milagrosamente entrar a la ciudad e informaron que los residentes desmienten informes de que los soldados de EE.UU. e Irak hayan matado a numerosos insurgentes. Como en Faluya, esos residentes de Tal-Afar informan que la mayora de los muertos fueron civiles que no tenan adonde ir, as que prefirieron quedarse en sus casas. La gente tambin se qued porque tema la persecucin a manos de los peshmerga y del Ejrcito Badr.

Recientemente entrevist a un iraqu de esa rea en la conferencia de los Pueblos de la ONU en Perugia, Italia. Me dijo: La mayora de la gente en Mosul y Mosul y Tal-Afar preferira ahora ser detenida por los estadounidenses, porque saben que si los soldados iraques o la polica iraqu los detienen sern severamente torturados, y posiblemente asesinados. Esto da una idea de lo mal que estn las cosas cuando se trata de estos soldados iraques, incluso ante lo que los estadounidenses siguen haciendo en Abu Ghraib.

En cuanto a los combatientes extranjeros, uno de los corresponsales de Azzaman cit

a residentes que dijeron: Solamos or (en las noticias) de la presencia de algunos combatientes rabes (extranjeros) en la ciudad, pero no hemos visto a ninguno.

La vida en Irak sigue siendo un infierno. La sangre corri ayer por las calles de Khadamiya cuando un horrendo coche bomba mat a 112 personas en el vecindario predominantemente chi. Y una vez ms, hubo llamados de solidaridad del vecino vecindario sun de Adhamiya y los residentes salieron de sus casas para ayudar a sus hermanos y hermanas del otro lado del ro, igual como lo hicieron despus del pnico y del caos que recientemente cost las vidas a cerca de 1.000 chies.

Los horrendos totales de ayer fueron 160 muertos, 570 iraques heridos como resultado de la serie de ataques y de por lo menos una docena de coches bomba. El terrorismo estatal autorizado de Jafaari en Tal-Afar tard poco en materializarse en la capital.

Si Jafaari fuera ms honesto con sus apariciones ante la prensa, junto con su sesin de propaganda fotogrfica ante la prensa, podra haberse sacado una foto entre los trozos de cuerpos carbonizados, humeantes, esparcidos por las calles de Khadamiya, resultantes (igual de horribles) de su autorizacin para Tal-Afar.

Ya que hablamos de eso, Jalal Talabani, el presidente ttere de Irak, estuvo en una conferencia de prensa en Washington D.C. con Mr. Bush slo horas despus de que comenzara la retribucin.

Mientras tanto, uno de mis amigos en Bagdad me escribe: Querido Dahr, cmo te va, querido amigo? Siento mucho lo que ocurri despus del huracn Katrina. Es una verdadera tragedia. Espero que ninguno de tus amigos o familiares haya sido afectado. Es una tragedia que lo deja a uno sin palabras.

Esto, cuando va a trabajar todos los das con la esperanza de volver vivo a casa para ver a su mujer y su hija recin nacida.

Y otro de mis amigos en Bagdad me escribi recientemente: Siento tanto que no te haya escrito en los ltimos das La situacin en Tal-Afar ha empeorado considerablemente para la gente. Es terrible lo que est sucediendo all y nadie puede decir nada porque, como de costumbre, la operacin militar contina y estn tratando de excluir a todos los medios. Tambin han iniciado otra operacin en otra rea de la provincia Al-Anbar y pronto comenzarn otra en Samarra.

Mi intrprete cuando estoy en Irak, Abu Talat, ha estado dispuesto a tomar el riesgo de trabajar conmigo all. Para darles una idea de hasta dnde est dispuesto a llegar, me dio luz verde para que fuera a Irak en noviembre pasado, justo antes de que comenzara la masacre en Faluya. No me cabe la menor duda de que entonces la situacin era bastante tensa: secuestros y decapitaciones estaban desde hace tiempo a la orden del da.

El ministro de defensa amenaza no slo a Faluya sino a toda la gobernacin de Ramadi, puedo decrtelo con toda seguridad, me escribi en un reciente correo electrnico y a un colega que esperaba entrar a Irak para trabajar como reportero. (Hoy, aviones de guerra de EE.UU. comenzaron a lanzar bombas dentro de la ciudad de Ramadi.)

Nadie puede apoyar que trabajes aqu. Estamos pasando por una situacin muy crtica. Por este motivo, creo que venir a Irak en estos tiempos crticos no es aceptable. Siempre ha sido un gran, inmenso, placer dar la bienvenida a cualquiera de tus amigos, Dahr, pero no en estos das. Lo siento, pero es por tu propia seguridad. Cudate.

Hoy, por lo menos 30 iraques ms han muerto violentamente en todo su pas ocupado y la situacin slo puedo empeorar.

http://dahrjamailiraq.com/weblog/archives/dispatches/000276.php#more



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter