Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-08-2015

Operacin Colombo
Las turbias aguas de la impunidad

Luca Seplveda Ruiz
Rebelin


El 24 de julio se cumplieron 40 aos de la publicacin de la Lista de los 119 en diversos medios nacionales. Respecto a las vctimas que en ella se incluyen, la impunidad es la regla, salvo para 19 casos en que la sentencia de la Corte Suprema contempla prisin efectiva para los criminales. La justicia chilena slo comenz a actuar despus de la detencin de Pinochet en Londres, inicindose la investigacin del montaje que la Dina, el servicio secreto de Pinochet, denomin Operacin Colombo. En 2009, sin embargo, la Corte Suprema absolvi a todos los criminales por la desaparicin de la estudiante de servicio social y militante del MIR, Jacqueline Binfa, aplicando la total prescripcin de los delitos.

Exterminados como ratones, titul La Segunda el 24 de julio de 1975 refirindose a estas desapariciones. Eran 19 mujeres (una de ellas, Jacqueline Drouilly, embarazada) y cien hombres, todos luchadores antidictatoriales. La mayora eran menores de 30 aos. Entre los secuestrados del 8/7/74 al 20/1/75 haba parejas, hermanos, amigos y compaeros de militancia; estudiantes, obreros, profesionales, periodistas, actores, sastres y pobladores. Varios eran de uoa, otros de Villa Francia, la poblacin Jos Mara Caro, de La Legua, La Bandera, o Pealoln. Algunos eran originarios de Antofagasta, La Serena, Talca, Concepcin, Temuco, Chilln, Valdivia, Los Angeles y Longav. La mayora militaba en el MIR, pero tambin haba comunistas, socialistas, del Mapu o sin militancia. Los sobrevivientes los vieron por ltima vez en centros de tortura en Londres 38, Villa Grimaldi, la Venda Sexy o Cuatro Alamos.

Los medios chilenos en dictadura haban encubierto los crmenes informando, en grandes titulares, que ellos haban muerto en el exterior, producto de rencillas internas. Reprodujeron notas de Lea y O Dia , revistas creadas para ese fin en Argentina y Brasil. El montaje fue en parte obra de Alvaro Puga, director de Asuntos Civiles de la dictadura y jefe de Operaciones Sicolgicas de la Dina, quien firmaba como Alexis en la prensa mercurial. Puga no era periodista y no ha figurado en ningn procesamiento. Los diarios de la cadena El Mercurio fueron parte crucial de la maniobra, por lo cual Agustn Edwards fue interrogado, en 2013, por el ministro Mario Carroza a raz de la querella interpuesta ese ao por miembros del Colectivo 119 contra Edwards y los responsables civiles del montaje. En 2015 Agustn Edwards fue finalmente expulsado del Colegio de Periodistas. La sancin emitida por el Tribunal de Etica, se basa, entre otros cargos, en los atentados a la libertad de expresin promovidos por El Mercurio a partir del golpe de Estado de 1973.

 

PRISION EFECTIVA CON PENSIONES

Es alarmante comprobar que pese al discurso oficial, a nivel nacional y en este episodio represivo, la impunidad se confirma como la tendencia dominante. La interminable espera de justicia contina para 90 de las desapariciones. Slo diez criminales cumplen sentencia efectiva en los 29 casos de Operacin Colombo fallados por la Corte Suprema: Manuel Contreras (ex director de la Dina); Marcelo Moren Brito (ex jefe de Villa Grimaldi); Miguel Krassnoff (cabeza de la brigada Halcn); Manuel Carevic (Agrupacin Purn); Pedro Espinoza (ex jefe Dina); Francisco Ferrer (ex jefe Dine); Gerardo Godoy (ex jefe Brigada Tucn); Ral Iturriaga (ex jefe seccin exterior Dina); Orlando Manzo (ex jefe de Cuatro Alamos); y Basclay Zapata (integrante de Halcn). Los diez continan recibiendo millonarias pensiones y mantienen su grado militar, cuestin que los sita en niveles de vida superiores a la mayora de los chilenos.

Es turbulento el marco de los 40 aos de la publicacin de la Lista de los 119. La Corte de Apelaciones ha puesto en libertad al autor material del caso Degollados, Alejandro Sez, condenado a cadena perpetua. El fallo, considerado aberrante por familiares de los cados y las organizaciones de derechos humanos, podra repetirse. Hasta ahora nuevas sentencias a firme han impedido que Contreras, que postul en 2011 a la salida dominical, y Miguel Krassnoff, que solicit a la Corte la libertad condicional, estn libres. Por otra parte, los criminales Daniel Cancino, Ricardo Lawrence y Rubn Fiedler estn prfugos, eludiendo el cumplimiento de sus sentencias.

El persistente trabajo de rescate de la memoria y de acompaamiento a los procesos llevado a cabo por el Colectivo 119 impide, sin embargo, que a la impunidad se sume el olvido. Surgen diversas iniciativas artsticas y acadmicas: en la Universidad de Chile se abri un concurso de ensayos sobre Juicio Pblico a los Medios de Comunicacin a 40 aos de la Operacin Colombo; se estren en 2013 un documental ( 119 esperanzas , de Luis Parra). En Sao Paulo y Montevideo se ha exhibido la muestra fotogrfica de Cristin Kirby 119, no acogida en Chile como proyecto; hay un libro de reportajes ( 119 de nosotros ), y tesis de grado, y en el Museo de la Memoria se expone Hilos de Ausencia durante 119 das.

 

LA MEDIA PRESCRIPCION

En diez fallos sobre casos de la Operacin Colombo, a partir de julio de 2007 la Corte Suprema hizo simulacros de justicia que permiten a los condenados la libertad, gracias a la media prescripcin, que el ministro Hugo Dolmetsch y otros aplican sistemticamente rebajando las sentencias de los criminales. Estas prcticas revelan que la doctrina internacional de derechos humanos est lejos de ser asimilada y comprendida por la mayora de la judicatura chilena, con honrosas excepciones. El ministro Carlos Cerda ha atajado esta figura en fallos recientes.

La abogada y aspirante a doctora en derecho Karinna Fernndez analiza este tema en su artculo La jurisprudencia de la Corte Suprema chilena frente a las graves violaciones a los derechos humanos, recordando que la Corte Interamericana de Justicia es claramente contraria a la aplicacin de la media prescripcin. En delitos de lesa humanidad, las sentencias deben cumplir con parmetros de proporcionalidad y pertinencia, que justamente no se dan en estos casos claramente contrarios al derecho internacional.

Estn libres los criminales responsables de los secuestros del ex estudiante de historia del Pedaggico Flix de la Jara Goyeneche; del estudiante de ingeniera en minas Julio Flores; del carpintero socialista Ofelio de la Cruz Lazo; del interventor de la industria Aceros Franklin, Sergio Montecinos; del estudiante de ingeniera y dirigente del MIR Osvaldo Radrign; del estudiante de sociologa Jaime Robotham; del electrnico Marcelo Salinas; del decorador Fernando Silva Camus y su hijo, Claudio Silva, estudiante de pedagoga.

 

SENTENCIAS A MAS DE 10 AOS

Slo en catorce de las 29 sentencias analizadas los perpetradores de estos delitos de lesa humanidad recibieron penas mayores a 10 aos de prisin por la Operacin Colombo, considerada hoy como la marcha blanca de la Operacin Cndor que desarroll la Dina actuando coordinadamente con los servicios de inteligencia del Cono Sur y otros. La Corte Suprema dict, en 2004, la primera sentencia por estos crmenes, confirmando el fallo original del ministro Alejandro Sols por el secuestro de Miguel Angel Sandoval, mirista, ex miembro del GAP (escolta del presidente Allende). As fue como el 28 de enero de 2005 el criminal jefe de la Dina, Manuel Contreras, fue llevado a la fuerza al Penal Cordillera donde comenz a cumplir la primera de una larga serie de condenas.

Otra sentencia de trascendencia internacional fue la emitida a fines de 2014 por el secuestro y desaparicin del estudiante de filosofa y dirigente del MIR, Alfonso Chanfreau, quien tena nacionalidad francesa. La sentencia fue posterior al fallo dictado por la Corte francesa en 2011, en un juicio notable por la investigacin desarrollada. En Francia se conden en rebelda a Contreras, y a otros, a cadena perpetua. En Chile, la ms alta condena en el juicio por el mismo crimen fue de 10 aos. Para tener una comparacin ms prxima, veremos el caso de Argentina. A agosto de 2011 en ese pas el promedio de sentencias finales era de 35,25 aos. El promedio de las sentencias dictadas en Argentina en toda instancia, en 2010 se sita entre los 20 y 25 aos, con varias condenas a cadena perpetua y una sola menor a 15 aos, segn cifras del Centro de Estudios Legales y Sociales (www.cels.org.ar).

Cuarenta aos despus de la Operacin Colombo, la justicia no ha llegado para el dirigente poblacional de La Bandera, Gary Olmos Guzmn, ni para Jorge Ortiz Moraga, mirista, estudiante de medicina y rugbista, y para el estudiante de sociologa Carlos Salcedo Morales, desaparecido desde el campo de concentracin y tortura de Cuatro Alamos. Contradictoria conducta de los tribunales, cuya Corte Suprema pidi perdn por su rol en dictadura, sin que, en su conjunto, los tribunales acten consecuentemente.

 

Publicado en Punto Final, edicin N 835, 21 de agosto, 2015

[email protected]

www.puntofinal.cl



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter