Portada :: frica :: Sahara: 40 aos de exilio y lucha
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-09-2015

Entrevista a Aminatu Haidar, activista pro saharaui y de los Derechos Humanos
"La comunidad internacional debe presionar a Marruecos de manera urgente"

Karlos Zurutuza
Gara


Parece que fue ayer cuando veamos a Aminatu Haidar poner en jaque al rey marroqu con una huelga de hambre de 32 das. La recordamos en el aeropuerto de Lanzarote, arropada por familiares y amigos, y rodeada de una legin de periodistas que radiaron su mensaje al mundo: que el pueblo saharaui existe, y que sufre bajo la ocupacin de Marruecos.

Cinco aos ms tarde, Aminatu Haidar nos cita a las 12 de la noche en su casa en El Aain, en el Shara Occidental ocupado. Se trata de uno de los lugares ms vigilados por la Polica marroqu, pero la presencia policial parece reducirse a estas horas de la noche. Tras el saludo, nos interesamos por su salud que, en su caso, se antoja una pregunta ms all de la mera cortesa.

Tengo problemas de estmago crnicos desde la huelga de hambre, pero los controlo, explica la activista, quitando importancia a unas secuelas que se suman a las que arrastra de los aos pasados en crceles marroques.

Haidar responde a las preguntas de GARA en un castellano casi perfecto, recurriendo ocasionalmente al francs por si hay alguna duda de comprensin. Ninguna.

Han pasado cinco aos desde su huelga de hambre. Se ha producido alguna mejora de la situacin los derechos humanos de su pueblo?

Sigue sin ser una cuestin prioritaria en la agenda internacional y todava tenemos un largo camino por recorrer. No obstante, creo que la situacin de los derechos humanos en Shara Occidental se ha empezado a visibilizar. La comunidad internacional parece estar mucho ms sensibilizada y ahora podemos encontrar alguna noticia en algn medio de prensa, cosa que antes ni siquiera ocurra. Entre otros factores, creo que la implicacin de la Unin Africana ha sido fundamental, aunque supongo que es lo que tocaba al ser miembro firmante del plan de paz. Asimismo, hemos detectado que incluso EEUU est ms interesado en el tema de las violaciones de derechos humanos en nuestro territorio y la comunidad internacional empieza a denunciar abiertamente tanto las constantes violaciones de nuestros derechos, como el expolio sistemtico de nuestros recursos naturales (principalmente fosfatos, arena y pesca). El ltimo informe de Ban Ki-moon (secretario general de Naciones Unidas) tambin supone un espaldarazo a la causa saharaui al ser un factor de presin sobre Marruecos para que Rabat y sus socios respeten a nuestro pueblo y pongan fin al expolio de nuestra tierra. Quiero pensar que todo esto contribuir a alcanzar una solucin al conflicto.

Una solucin a un conflicto en una zona del mundo especialmente convulsa, sobre todo desde el inicio de las revueltas en el norte de frica y Oriente Medio en 2011.

La atencin se centra en los pases en guerra, pero independientemente de los factores desencadenantes de la misma, lo que es innegable es la frustracin de los ms jvenes. En el caso de los saharauis, estos se ven abocados a la exclusin y la falta de oportunidades en un pas, Marruecos, que da preferencia a los colonos en todos los mbitos de nuestra sociedad. Hablamos de una marginacin programada y sistemtica, que va desde la falta de un trabajo y oportunidades de abandonar la miseria hasta la utilizacin de la droga como arma de control. Los traficantes se la venden a los ms jvenes, incluso a nios. a plena luz del da y en cualquier espacio pblico sin que la Polica intervenga. Y como habr podido comprobar, la Polica es omnipresente en El Aain.

En un informe fechado el pasado mayo, Amnista Internacional denunciaba varios casos de menores de edad que haban sido torturados por las fuerzas de seguridad marroques. Existe una campaa dirigida contra este sector de la poblacin?

Sin duda, especialmente en aquellos barrios de El Aain donde la poblacin es predominantemente saharaui y el movimiento disidente fuerte. Hablamos de una campaa meticulosamente planificada para atajar el movimiento independentista de raz. Desgraciadamente, todo esto se aade al sufrimiento colectivo de nuestro pueblo; todas las familias tienen secuelas, tanto fsicas como sicolgicas. Se trata de una herida muy profunda en el corazn de cada saharaui que tardar en sanar.

La Misin de las Naciones Unidas para el Referndum del Shara Occidental (Minurso) no parece hacer honor a su nombre. Considera justificada su presencia en el territorio?

La Minurso fue establecida en 1991 con la misin de posibilitar la celebracin de un referndum y proteger al pueblo saharaui, pero no ha cumplido con ninguno de los dos objetivos. Durante los primeros aos la gente sonrea cuando vea sus coches por nuestras calles, pero hoy se los ve como vehculos del Gobierno marroqu. Y luego estn los repetidos casos de corrupcin entre la misin, lo que no hace sino aumentar la desconfianza del pueblo saharaui. El nico aspecto positivo es que su sola presencia sirve para recordarle a Rabat y al resto del mundo que Marruecos es una potencia ocupante, y que Naciones Unidas sigue sin reconocer nuestro territorio como parte integral de Marruecos.

Han asumido alguna responsabilidad los estados espaol y francs como antiguas potencias coloniales?

No por el momento. En realidad, ambos se encuentran entre los principales responsables de nuestra situacin. Espaa se retir antes de concluir el proceso de descolonizacin, y no slo no se ha implicado para proteger a los saharauis sino que, adems, sigue siendo un socio fiel que trabaja estrechamente con Rabat. No obstante, quiero subrayar la tremenda brecha que existe entre el pueblo espaol y su Gobierno. Seguimos recibiendo muchsima solidaridad de los ciudadanos y me consta que estn indignados con la postura de su Gobierno hacia nuestro conflicto.

Francia es el gran obstculo, dado que es un miembro permanente en el Consejo de Seguridad y juega un papel fundamental al ejercer su derecho a veto u obstaculizar toda resolucin favorable forzando alianzas entre los otros miembros. No obstante, creo que el Gobierno actual est ms sensibilizado en el tema de los derechos humanos. Espero que tanto Pars como Madrid jueguen el papel que les corresponde para mantener la paz en el Magreb, donde el fenmeno del terrorismo crece inexorablemente. Me gustara equivocarme pero, por el momento, no veo voluntad de ninguna de las dos partes.

Qu puede desbloquear un conflicto que dura ya cuarenta aos?

La comunidad internacional debe presionar a Marruecos de manera urgente y a travs de todos los medios a su alcance para que Rabat respete los derechos humanos y garantice una vida digna al pueblo saharaui. Asimismo, hay que respetar el derecho de autodeterminacin del pueblo saharaui para que este sea dueo de su propio destino.

Entre la represin y el reconocimiento

Aminatu Haidar naci en 1966 en Tata, una localidad marroqu limtrofe con la frontera norte del Shara Occidental, pero de mayora saharaui. Hoy por hoy es la activista por los derechos humanos del pueblo saharaui ms reconocida, tanto en su tierra como a nivel internacional. Entre sus numerosos galardones se encuentra el Premio de Derechos Humanos Fundacin Robert F. Kennedy, concedido en 2008, el Premio al Coraje Civil de la Fundacin Train (2009), o el Dolores Ibrruri (2010), entre muchos otros. Asimismo, Aminatu Haidar ha sido candidata al Premio Sajarov a propuesta del Parlamento Europeo, y al Nobel de la Paz, en 2008.

Su carrera de activista se remonta hasta 1987 cuando, a la edad de 21 aos, Haidar tom parte en una manifestacin pacfica exigiendo un referndum de independencia. Aquella primera aparicin pblica la llevara a prisin durante cuatro aos, en los cuales fue torturada junto a otros activistas.

Fuente: http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/2015-09-02/hemeroteca_articles/la-comunidad-internacional-debe-presionar-a-marruecos-de-manera-urgente



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter