Portada :: Espaa :: Por una vivienda digna
(Argumentos para la lucha)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2015

La PAH impide el desahucio de una mujer de 70 aos en Valencia
El juez concede la prrroga de un mes a Rosa Martnez, discapacitada y con una pensin de 327 euros

Enric Llopis
Rebelin


La movilizacin de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) ha frenado durante un mes el desahucio de Rosa Martnez Insa, una mujer de 70 aos y con discapacidad del 72% que reside en Valencia. A partir de las 10,00 horas de ayer, hora a la que estaba previsto el desalojo, unas 200 personas convocadas por la PAH se concentraron en la puerta del edificio donde reside Rosa Martnez, en el barrio popular de Marxalenes. Dos horas despus, el juzgado comunicaba a la afectada y a varios miembros de la PAH la prrroga de un mes solicitada por Rosa Martnez Insa y la plataforma antidesahucios. La mujer septuagenaria se ha convertido en un smbolo de la lucha por el derecho a la vivienda, afirmaron los portavoces de la PAH, despus de ms de dos aos de resistencia contra las entidades financieras.

La convocatoria reivindicaba un alquiler social para Rosa Martnez y el hijo con el que reside, de 42 aos, parado de larga duracin y con problemas de salud. Ambos viven actualmente, segn inform la PAH-Valencia en un comunicado, con una prestacin no contributiva de de 327 euros mensuales de la afectada y la comida que reciben del banco de los alimentos. El segundo motivo de la concentracin era pedir una negociacin con el Banco Primus, entidad con la que Rosa Martnez haba suscrito un prstamo. El grupo antidesahucios denunci en una nota de prensa las prcticas abusivas de este banco criminal, y seal la negativa de la entidad financiera a negociar y a la concesin de un alquiler social. El banco ha exigido que Rosa saliera de su domicilio, en el que llevaba viviendo 50 aos, ha informado uno de los portavoces de la PAH, Jos Luis Gonzlez Meseguer.

La cantidad pendiente de pago por el prstamo es de 55.000 euros. Se da la circunstancia de que la afectada firm la hipoteca para poder adaptar la casa a su situacin de discapacidad. Precisamente ste es el nico requisito que Rosa Martnez incumple para acogerse a la moratoria de dos aos de residencia en su domicilio- establecida en el Decreto 27/12. Muy pocas personas han podido acogerse a esta moratoria, han apuntado fuentes de la PAH.

Constituido en 2005 y con actividad en el estado espaol desde 2007, el Banco Primus es propiedad de la entidad Credit Foncier, que a su vez se integra en la corporacin financiera BCPE, la segunda ms importante de Francia. Desde que se inici el procedimiento de ejecucin hipotecaria, hace dos aos, miembros de PAH-Valencia han intentado contactar con el consulado de Francia y con el Banco Credit Foncier, sin hallar una salida para la situacin de Rosa Martnez. La PAH remiti asimismo una carta a Mariano Rajoy. Sobre las prcticas de la entidad financiera, la plataforma antidesahucios explica que el Banco Primus forma parte de la banca on-line, esa que opera sin oficinas a las que se pueda ir a reclamar; est especializado en clusulas abusivas y condiciones imposibles de cumplir.

Los dos centenares de personas concentradas en el domicilio de la mujer septuagenaria, en la calle Reus nmero 12 de Valencia, gritaron consignas como Estamos contigo, Rosa no est sola o Valencia despierta desahucian en tu puerta, mientras algunos vehculos saludaban con el claxon. La de ayer era la ms importante, pues se trataba de frenar el desahucio, de la veintena de acciones reivindicativas con las que se ha denunciado la situacin de la vctima, en la puerta de su domicilio, la plaza del Ayuntamiento de Valencia o la Delegacin del Gobierno. Los ltimos tres aos Rosa ha luchado como una compaera ms de la PAH; a pesar de su edad y sus problemas de salud, nuestra compaera es un modelo de entereza y dignidad, ha reconocido la plataforma antidesahucios.

Los portavoces de la PAH han informado de que tanto el Ayuntamiento como la Conselleria de Vivienda contactaron con el consulado francs para que mediara ante el Credit Foncier. Adems, ayer se recibieron muestras de adhesin a Rosa Martnez Insa desde Madrid, Barcelona, Crdoba, Alicante, Bilbao y municipios de la provincia de Valencia, Castelln o Sevilla, entre otros. En Pars otro grupo de solidaridad denunci ante la entidad financiera la situacin de la vctima. Es un banco que atrapa a la gente y exige condiciones draconianas, ha insistido Liliana Moreno, portavoz de la PAH, mientras los concentrados esperaban durante 90 minutos la presencia de la comisin judicial, representantes del banco y los agentes de la polica nacional para ejecutar el desahucio.

En la concentracin contra el desalojo ha estado presente el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi (Comproms), quien ha recordado que el Ayuntamiento de Valencia contact con el cnsul de Francia para negociar con el Credit Foncier, cuando se tuvo noticia del lanzamiento; y que tambin se reuni el 31 de julio con la PAH para mediar ante el desalojo. Adems, a primeros de septiembre el alcalde de Valencia, Joan Rib, anunci que la polica local no intervendra en ningn desahucio. El objetivo, agreg el primer edil, es convertir Valencia en una Ciudad libre de desahucios.

En el segundo piso, donde vive Rosa Martnez Insa, ha acompaado a sta la concejala delegada de Vivienda, Mara Oliver (Valncia en Com), quien afirm a Europa Press que el parque de viviendas municipal es ridculo, de apenas 15 16 pisos. Trabajamos para negociar con los bancos la cesin de sus viviendas, porque sera incomprensible que el Ayuntamiento se pusiera a construir cuando hay viviendas vacas (el ltimo Censo de Poblacin y Vivienda, de 2011, seala que en el estado espaol hay 3,4 millones de viviendas vacas).

Fuentes de la PAH han confirmado que la administracin municipal y la Generalitat Valenciana buscan una vivienda social para la afectada, aunque, seala Jos Luis Gonzlez, Rosa quiere permanecer en su casa; la solucin es que se deje de desahuciar a la gente y se cambie la legislacin hipotecaria. O se pone firme al capital financiero, o terminar rompiendo la democracia, ha aadido. La PAH ha buscado todas las brechas para impedir el desahucio, explica Liliana Moreno, por ejemplo, la interposicin de una demanda contra el Banco Primus por clusulas abusivas. Adems, se pidi ante los juzgados la aplicacin del artculo 704 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que permite permanecer otro mes en el domicilio (cuando se trate de vivienda habitual) ante una situacin de desahucio inminente.

Liliana Moreno participa en el grupo de pocos afectados por los bancos de PAH Valencia, que integra a personas que firmaron crditos con entidades como el Banco Primus, Cityfin o Credifimo, entre otras. Las personas en litigio con estos bancos son muchas menos que las afectadas por corporaciones como el BBVA o Bankia, lo que hace ms difcil la presin para conseguir un alquiler social o la dacin en pago. A veces tratamos con bancos on-line, otras con entidades financieras que traspasan las hipotecas a fondos buitre o sociedades de inversin, cuyos domicilios estn en Irlanda, Luxemburgo o Islas Caimn; tambin ceden los prstamos a empresas subsidiarias o los convierten en ttulos, explica la activista.

Por otro lado, el 8 de septiembre las plataformas antidesahucios del estado espaol anunciaron la campaa Exigencias PAH, con el fin de que los partidos polticos que concurren a las prximas elecciones generales asuman unas medidas de mnimos en materia de vivienda: dacin en pago retroactiva, alquiler estable y asequible, vivienda accesible, suministros bsicos garantizados frente a la pobreza energtica y la creacin de un observatorio de la vivienda.

Los portavoces de la PAH tambin han recordado que el Informe del Consejo General del Poder Judicial del primer trimestre de 2015 apunta que los desahucios (que afectan a diferentes tipos de inmuebles, no slo a viviendas) en este periodo fueron 18.869, lo que supone un incremento del 2,1% respecto al primer trimestre de 2014. Para desahuciar a Rosa, el Banco Primus cuenta con la inestimable colaboracin del gobierno espaol, ha apuntado Jos Luis Gonzlez. En Espaa se han producido ms de 500.000 ejecuciones hipotecarias desde 2008.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter