Portada :: Mxico :: Los 43 y la rebelin en Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2015

Ayotzinapa: falsas verdades

Cristbal Len Campos
Rebelin


I

Es comn en estos tiempos, escuchar a personas de toda ndole, afirmar que nuestra historia nacional est compuesta de mentiras arbitrarias, y no es para menos, la afirmacin es cierta, la idea de nacin y la identidad que pretende englobarnos a cada uno de los mexicanos, tiene su raz en un sinfn de inexactitudes, o en muchos casos, de arteras manipulaciones de los acontecimientos, muy particularmente, los que estn relacionados con hechos violentos generados desde las esferas del poder. Lo que hasta hoy en da llamamos Historia Patria, es en realidad una parte acotada y en buena media manipulada de nuestro pasado. La construccin de la nacin se ha basado en una serie de mitos fundadores, que si bien, algunos tienen raz prehispnica y son aproximacin a la explicacin que algunas de las culturas mesoamericanas daban a su origen, no pueden de ninguna forma ser la base de una historia cierta y aglutinante de todos los sectores que componemos el Mxico del siglo XXI.

II

La enseanza de la Historia Patria en la educacin bsica, media y superior, sigue contribuyendo a la conformacin de un imaginario nacionalista, cuyo fin es la cohesin hegemnica en torno a la ideologa del poder, base de nuestras diferencias y generadora de la marginacin, exclusin y discriminacin que se vive a diario en la sociedad mexicana. Es decir, la historia que hasta hoy se ensea, no responde a nuestra realidad histrica, responde al inters sesgado de fomentar una historia a modo, que contribuye a mantener el pensamiento, la conciencia y el imaginario a favor del rgimen capitalista que nos gobierna. Otra sera nuestra identidad, nuestro pensamiento e imaginario sin los programas de estudio permitieran conocer de manera ms acorde a la realidad nuestro pasado, y s generaran de forma real la crtica como principio de la razn entre los estudiantes. La ruptura con la vieja enseanza y sus contenidos, es una necesidad urgente, es la forma de contribuir a la generacin de un pensamiento crtico y anti-hegemnico que ayude a desenmascarar la historia a modo que se imparte como nica y absoluta explicacin del Mxico nuestro.

III

La conformacin de la Historia Patria como historia verdadera, requiere la utilizacin del sistema de enseanza bsica y media superior, pero tambin, necesita su difusin y validacin por los medios de comunicacin masiva (televisin, internet, radio, prensa, etc.). La repeticin y difusin masiva de forma permanente de la Historia Patria, es una de las herramientas del Estado para su legitimacin, siendo los medios de comunicacin medios eficaces de generacin de consenso social, necesario para la consolidacin de una mentira en verdad. El Estado cuenta con un sinfn de aparatos ideolgicos que contribuyen a sesgar la opinin pblica o abiertamente a manipularla, esto lo hemos observado en diferentes situaciones y acontecimientos, tanto histricos como contemporneos, ejemplos sobran; Tlatelolco, Aguas Blancas, Oaxaca, Chiapas, Atenco, o en temas como el feminicidio, la homosexualidad, el matrimonio igualitario, la democracia, violencia, pobreza y explotacin entre muchos, pero muchos otros temas. Es importante no perder de vista un detalle fundamental, el hecho de que la enseanza y los medios de comunicacin contribuyan a que en el imaginario social la Historia Patria sea considerada como verdadera, esto no implica que esa historia sea cierta. El grado de certeza para cualquier historia que se difunda nicamente se lo otorga el anlisis riguroso de sus componentes, y es ah, donde las verdades de Estado son desenmascaradas y expuestas. La Historia Oficial no logra sobreponerse al juicio de la mirada crtica, rigurosa y fundamentada.

IV

Ayotzinapa es una herida abierta, es la muestra del desprecio a la vida, a la educacin y a la diversidad en nuestro pas, es en s, la muestra sumatoria de la degeneracin poltica y social del Estado mexicano. Los acontecimientos del 26 y 27 de septiembre de 2014, son la coyuntura ms lgida de los ltimos aos, han demostrado la sabida inhumanidad gubernamental, y a la vez, con toda su carga trgica estn contribuyendo a que muchos ojos y pensamientos se habrn, juzguen, critiquen y desmitifiquen la construccin de la historia que el Estado realiza. Ayotzinapa es la ltima gran falsa verdad del Estado mexicano, es la evidencia de la manipulacin y cinismo con que se pretende gobernar, imponer verdades y controlar a la sociedad manteniendo la hegemona sobe las conciencias. La responsabilidad del Estado en la desaparicin de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y el asesinato de 6 personas, va quedando cada vez ms aclarada. La articulacin de la mentira mediante una gran campaa en los medios de comunicacin ha fracasado, todos podemos ver las evidencias de los acontecimientos. Los testimonios de los sobrevivientes, de los familiares y la documentacin generada por las investigaciones dan luz ante la oscuridad oficial.

La reciente publicacin del Informe Ayotzinapa elaborado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) designado por la Comisin Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para esclarecer los hechos, es una fuente fundamental para ir poco a poco dejando atrs la Historia Oficial y poder demostrar que las verdades del Estado no son verdades ciertas. De igual forma, abre la posibilidad de ir desmitificando muchas otras verdades falsas que se ensean y difunden. Ayotzinapa es la muestra de la dignidad y resistencia, es ejemplo de la posibilidad de que a pesar del dolor, la rabia y la cerrazn oficial, es posible construir otra historia, una que tenga como base la certeza y la inclusin de quienes hasta hoy permanecen ocultos. Ayotzinapa es la esperanza ante las falsas verdades.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter