Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-09-2015

La fuga de cerebros en Iraq

Tallha Abdulrazaq
Middle East Eye

Traduccin para Rebelin de Loles Olivn Hijs


A finales del siglo XX los acadmicos e intelectuales iraques gozaban de reconocimiento en todo el mundo. Incluso tras los calamitosos sucesos de la Guerra del Golfo de 1990-1991 y del posterior castigo de las sanciones impuestas a la poblacin iraqu, las instituciones internacionales siguieron solicitando y aceptando sin trabas acadmicos iraques. Esta tradicin de excelencia intelectual en el territorio del Iraq actual se remonta a tiempos histricos. Desde tiempos inmemoriales brillaron en Iraq, la Tierra de los Dos Ros, como cariosamente llaman los iraques a su pas, filsofos, cientficos, matemticos y juristas de vanguardia. Cmo olvidar a esos gigantes intelectuales como el gran pensador del siglo IX al-Kindi , o al genio matemtico al-Khwarizmi , a cuyas innovaciones en los algoritmos debemos la tecnologa moderna? Demos las gracias a los investigadores de la Casa de la Sabidura de Bagdad antes que a Steve Jobs por nuestro iPhone.

A pesar de su responsabilidad en la persecucin poltica, la tortura y la desastrosa desventura militar de la Guerra del Golfo de 1990, Sadam Husein mejor considerablemente la educacin en Iraq. La convirti en obligatoria para todos los nios y nias iraques; no solo erradic el analfabetismo y decret la educacin universitaria gratuita (para todos los rabes no slo para los iraques) sino que [el Estado] sufrag generosas becas a los universitarios y universitarias dotados de talento para que se formaran en las principales instituciones acadmicas del mundo. Estos acadmicos regresaban posteriormente a su pas de origen y enriquecan sus propias instituciones educativas incrementando su capacitacin y su labor investigadora para educar a la siguiente generacin de jvenes iraques. Los planes de Sadam para convertir Iraq en una gran potencia se sustentaron en que la capacidad militar slo podra desplegar y desarrollarse completamente si eran mentes cualificadas las que la impulsaran. Esto explica de alguna manera por qu un nmero importante de estudiantes universitarios iraques fueron reclutados en la Guardia Republicana iraqu durante la guerra irano-iraqu.

Reconocer esta rica herencia intelectual es sin duda crucial para la revitalizacin de Iraq tras la cruzada de George Bush y Tony Blair para destruir el pas en 2003. Sin embargo, la actual generacin de acadmicos e investigadores iraques se enfrenta a una ardua batalla. La invasin pulveriz lo que quedaba de la infraestructura, la seguridad y la economa necesarias para sostener un sistema educativo. De hecho, que los acadmicos hayan asumido que son objetivos de secuestros y asesinato por bandas armadas se ha convertido en una desalentadora pero admitida caracterstica del entorno educativo iraqu. No es sorprendente, por tanto, que los aspirantes a acadmicos traten de estudiar en universidades extranjeras donde sus profesores puedan confiar en que aparecern por clase y no en el obituario del peridico local. Tampoco deben llamar a engao las historias de crecimiento econmico. Ese "crecimiento" se lo ha embolsado la elite poltica corrupta de Iraq sin que las clases medias trabajadoras hayan visto sus beneficios. Las protestas contra la corrupcin que siguen en curso en Iraq son un testimonio de lo mucho que se est marginando al ciudadano iraqu de a pie.

Dicho esto, [en poca de Sadam] a quienes tenan la suerte de conseguir becas para estudios de posgrado en el extranjero se les asignaban 20.300 dlares al ao (como punto de comparacin, los estudiantes de doctorado britnicos normalmente reciban aproximadamente unas 14.000 libras anuales, o sea unos 21.600 dlares). Esta cantidad se complementaba con un ingreso anual adicional si el estudiante estaba casado y tena hijos; un cnyuge sumaba aproximadamente 14.000 dlares y dos hijos hasta 6.600 dlares (la manutencin de hijos adicionales iba a cuenta del propio becario). Para una pequea familia de cuatro miembros, eso significara un ingreso anual efectivo de unos 40.000 dlares, una suma considerable con la que estoy seguro cualquier estudiante estara de acuerdo.

Sin embargo, desde el comienzo de la guerra del gobierno iraqu contra el llamado Estado Islmico (EI), el progreso acadmico e intelectual han pasado a ser, de nuevo, prescindibles. La guerra no va bien para el gobierno iraqu y para sus Unidades de Movilizacin Popular chies (UMP), y es obvio que les est costando mucho dinero. Para ahorrar, el gobierno iraqu, en una demostracin de sectarismo absoluto, ha dejado de pagar en varias ocasiones durante meses a los combatientes sunes alineados con el gobierno. Desde la eleccin de Haidar al-Abadi a la ms poderosa posicin del pas y desde que ste designase a Hussein al-Shahristani como Ministro de Educacin Superior se han aplicado ms recortes que han afectado especialmente a los estudiantes becarios.

En contraste con las cifras previas detalladas anteriormente, desde finales de 2014 se han anulado todos los subsidios otorgados por hijos y se ha recortado una tercera parte del subsidio concedido a los cnyuges. Por otra parte, la normativa del gobierno iraqu relativa a los estudiantes de postgrado se ha modificado incluso para los estudiantes actuales. Antes, los estudiantes tenan derecho a estudiar durante cuatro aos en el entendido de que las becas deban ser "devueltas" al Estado sirviendo como profesor en una universidad iraqu por un perodo equivalente al doble del que pas en el extranjero. De manera que cuatro aos becado, por tanto, significaban ocho aos de servicio y as sucesivamente. Sin embargo, el gobierno iraqu actual ha limitado el periodo de estancia becada en el extranjero a slo tres aos sin posibilidad de aos adicionales siquiera por cuenta del estudiante. Como se ha dicho anteriormente, esta norma se ha aplicado a todos los estudiantes, incluso los actuales.

Estas medidas del gobierno iraqu han dado lugar a manifestaciones estudiantiles frente a la embajada iraqu en Londres (mal cubiertas por los medios de comunicacin internacionales). Los estudiantes han protestado en dos ocasiones este ao, por primera vez en marzo y ms recientemente el mes pasado, cuando 200 iraques se manifestaron durante dos horas hasta que el Agregado de Educacin iraqu acord entregar al gobierno un pliego de reivindicaciones para que se restauren los estipendios de los estudiantes. Varios estudiantes iraques en Gran Bretaa me han transmitido en conversaciones privadas su malestar. Ayad (un seudnimo), estudiante de Doctorado en Ingeniera, se quejaba de que tena que correr para avanzar en su Tesis. "El gobierno iraqu nos dijo que tenamos que terminar nuestro trabajo en tres aos, con independencia de cuando hubiramos empezado. Cmo se supone que voy a terminar un trabajo de ms de un ao en unos meses?"

Otro estudiante, Aziz (tambin un seudnimo) me comentaba que la escasez de fondos haba hecho su vida extremadamente difcil. "Tengo una esposa y tres hijos. Yo ya estaba pagando la manutencin de uno de mis hijos completamente por mi cuenta; ahora mis gastos se han multiplicado por tres". Aziz fue obligado de repente a aceptar una reduccin salarial de 7.500 libras sin que se le ofreciera un perodo de gracia.

Huelga decir que lo nico que se obtiene con todo esto es desalentar a los iraques ms brillantes y capacitados para que se molesten siquiera en seguir sus estudios acadmicos que enriqueceran y fortaleceran al pas, y que contribuiran quiz a superar las divisiones que han surgido desde el ao 2003. En lugar de centrarse en limpiar la corrupcin que es moneda corriente dentro de las instituciones del Estado iraqu y un fenmeno generalizado en todos los ministerios del gobierno (cmo olvidar los "soldados fantasmas" de Iraq?), al-Abadi trata de araar dinero en efectivo para llenar sus arcas de guerra apuntando contra quienes no tienen capacidad para desafiarlo seriamente.

El sectarismo a ultranza, la corrupcin y la inseguridad asesina que imperan en Iraq estn creando una atmsfera extremadamente hostil que excluye la produccin de un futuro al-Kindi o un al-Khwarizmi porque estn induciendo una pavorosa fuga de cerebros. La realidad es que si continan las mismas tendencias Iraq morir de muerte cerebral.

Tallha Abdulrazaq es investigador en el Instituto de Estrategia y Seguridad de la Universidad de Exeter, y ganador del Premio Al Jazeera al Joven Investigador. Su blog: thewarjournal.co.uk y su cuenta de tuiter: @thewarjournal.

 

 

Fuente: http://www.middleeasteye.net/columns/brain-dead-iraq-1677093516



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter