Portada :: Mxico :: Los 43 y la rebelin en Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-09-2015

Ayotzinapa: versin insostenible

Miguel ngel Ferrer
Rebelin


Segn la procuradora general de la Repblica, Arely Gmez, los expertos forenses de la Universidad de Innsbruck, Austria, lograron identificar los restos de un segundo normalista de Ayotzinapa desaparecido la noche del 26 de septiembre en la ciudad de Iguala, en el suriano estado de Guerrero.

La procuradora afirma que esos restos (dos fragmentos de hueso calcinados) corresponden al joven Jhosivani Guerrero de la Cruz, de 21 aos, apodado el Coreano. Y doa Arely sostiene que esos huesitos fueron encontrados en el basurero municipal de Cocula, poblacin cercana a Iguala, lugar en el que segn la versin oficial del gobierno mexicano, fueron asesinados e incinerados los 43 muchachos secuestrados.

La versin de la abogada Gmez, desde luego, es insostenible. Se sabe positivamente que no existen evidencias de que en ese basurero haya habido alguna vez una pira de las dimensiones necesarias para calcinar 43 cuerpos humanos.

Pese a su demostrada falsedad, la versin de la procuradora Gmez arroja luz sobre el destino final de los muchachos. Suponiendo que los segundos restos correspondan al joven Jhosivani Guerrero de la Cruz, eso quiere decir que este muchacho fue secuestrado, asesinado e incinerado.

Pero sabiendo, como se sabe, que en el basurero de Cocula no existi la pira de la versin oficial, queda claro que Jhosivani Guerrero de la Cruz fue ultimado y cremado en otro lugar. En el mismo sitio de donde la abogada Arely Gmez obtuvo los restos analizados e identificados en Innsbruck.

Conviene recordar a este respecto que los forenses argentinos que participaron en las investigaciones del caso establecieron categricamente que la Procuradura General de la Repblica (PGR), entonces al mando del viejo y marrullero poltico priista Jess Murillo Kram, viol los protocolos de recoleccin, manejo, preservacin y traslado de las supuestas evidencias del asesinato e incineracin de los 43 en el basurero de Cocula.

Dicho en otras palabras, los forenses argentinos no discuten ni niegan que los restos de la primera vctima identificados en Austria, Alexander Mora Venancio, sean del normalista. Pero afirman de modo igualmente categrico que no pueden dar fe de que esa muestra (y otras) hayan sido recogidas en el basurero de Cocula, por razn de la antedicha (y reiterada) violacin de los protocolos forenses de recopilacin, manejo y traslado de las evidencias (o supuestas evidencias) del caso.

La pregunta clave, entonces, sigue vigente: dnde obtuvo Gmez los restos de Jhosivani Guerrero de la Cruz? Y, asmismo, de dnde sac la PGR de Murillo Kram los restos de Alexander Mora Venancio? Sabiendo eso se podr saber dnde fueron cremados esos dos cuerpos. Y eventualmente podra conocerse el verdadero destino final de los 43.

Mientras esas dos interrogantes no sean respondidas, las solemnes palabras de doa Arely slo son fuegos fatuos, pirotecnia verbal, cortinas de humo, recursos teatrales.

Podra ser, sin embargo, que doa Arely, que lleg muy tarde al caso, no lo sepa. Que slo est siguiendo el guin que le han dictado. Pero que no sepa no significa que no pueda saber. Podra, para empezar, citar e interrogar a su antecesor, el mencionado Murillo Kram, quien podra informarle con detalle sobre el asunto. Y desde el principio. Y debera interrogarlo luego de ser advertido de las sanciones penales a que se hace acreedor quien declara falsamente ante autoridad judicial.

Pero si Murillo Kram se niega a declarar o dice que no se acuerda o afirma que no sabe nada, doa Arely podra ponerse a trabajar. E investigar ella misma. Seguro que si lo hace podra encontrar la verdad.

Blog del autor: www.miguelangelferrer-mentor.com.mx

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter