Portada :: Mxico :: Los 43 y la rebelin en Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-09-2015

La rebelin que no ser televisada
Las victorias de Ayotzinapa

Fernando Buen Abad Domnguez
Rebelin/Universidad de la Filosofa


En el corazn mismo del crimen aberrante de Ayotzinapa contra 43 estudiantes normalistas, perpetrado el 26 de septiembre de 2014, florece una rebelda que an adolorida y sin haber podido secar sus lgrimas viene educndonos a todos sobre la importancia de la perseverancia, la claridad y la direccin poltica de las luchas. Eso es una victoria que nadie va a eclipsarnos. No aceptemos sublimaciones metafsicas sacadas de algn cuento judicial con hadas esparcidas sobre la resignacin de corto plazo. La lucha de y por los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, de y por sus padres y compaeros, es la escuela de la vida, lo que la vida ensea en su clave mayor que es la clave de la lucha en fase revolucionaria. Un gran triunfo que es concreto y objetivo en los brazos, los corazones y las cabezas de esos padres y esos compaeros que no han bajado la guardia ni un minuto ni un instante.

Es una gran victoria de la lucha que no ha sido arrasada por las aplanadoras mediticas financiadas desde las oligarquas, que no ha sido devorada por el olvido y que no ha sido ahogada en los ocanos de saliva ftida de seoritos y los seorones funcionarios, empresarios, periodistas y militares. Una victoria inconclusa pero no por eso menos victoria. Un paso crucial de la resistencia y de la direccin poltica que, con sus debates y sus diferencias, avanza firme contra los responsables del crimen y que no se deja enturbiar las batallas ni por el fuego enemigo ni por el fuego amigo. Los arribistas y los oportunistas tambin han sido derrotados, uno tras el otro, y todos esos que se suponen representantes de la lucha de Ayotzinapa, autonombrados por su voluntarismo o por su sed de cmaras y micrfonos, han venido derrumbndose uno a uno. Que gran victoria!.

Un ao despus, a pesar de las argucias y las ofensivas ideadas por los aparatos de guerra ideolgica, disfrazados de medios de comunicacin, un mundo entero clama por justicia y seala al Estado como responsable del asesinato y desaparicin de 43 estudiantes mexicanos. Un ao despus el mundo entero pide el esclarecimiento a fondo, caiga quien caiga, pregunta dnde estn los normalistas? y organiza manifestaciones populares en cada rincn del planeta. Un ao despus ni con todo su poder, ni con todas sus canalladas los mafiosos que tienen secuestrado a Mxico han podido silenciar el grito que exige justicia con el argumento revolucionario poderoso desde Ayotzinapa. Los 43 de Ayotzinapa no han podido ser derrotados por las trampas aejas ensayadas sistemticamente contra toda expresin de rebelin y contra toda voluntad de cambios. Un ao despus!.

Aunque se vive en Mxico un clima poltico irrespirable impuesto durante aos, lustros y dcadas; aunque no cesa eso macabro que se multiplica en un pas secuestrado sanguinariamente por el neoliberalismo; aunque estamos hundidos en una criminalidad monstruosa; aunque reina en algunos sectores un clima de impotencia y desesperacin la lucha de Ayotzinapa logra trascender la ira para volverse organizacin y movilizacin de largo plazo. No slo se trata de resistencia se trata de una lucha contra todas las instituciones de la burguesa, contra todos los partidos polticos serviles al capitalismo, contra el sistema judicial corrupto en su totalidad y contra las maquinarias mediticas que son protagonistas patolgicas de la criminalizacin y la calumnia a destajo. Ese papel de la lucha por Ayotzinapa, en un escenario tan adverso, es una victoria extraordinaria. Una gran victoria.

Hoy ms que nunca se requiere un frente nico de todas las organizaciones sociales, es decir de los estudiantes en huelga unidos con los maestros, unidos con los grupos de autodefensa, unidos con las bases del MORENA, unidos con los sindicatos, con la clase trabajadora. Porque es necesario dinamizar todas las victorias que viene logrando la lucha por Ayotzinapa para acompaar (nunca suplantar ni desplazar) a quienes la sostienen en todo el planeta y que, hoy por hoy, pueden hacer un llamado histrico rumbo a un frente por la unidad porque slo el pueblo salva al pueblo si est organizado con un programa emancipador de verdad.

La lucha de Ayotzinapa y por los 43 es una victoria que est rompiendo los prejuicios anti-polticos y est pariendo una revolucin semntica en manos de esos jvenes inspirados en una poltica revolucionaria a su vez inspirada en las conquistas histricas que se gan, hace muy poco, el pueblo de Mxico con la Revolucin de 1910. Una victoria en verdad distinta y libre que se hace herramienta de lucha contra todas las formas de la vieja poltica agria y sangrienta que nos impuso en Mxico el capitalismo con sus peleles. Una victoria impulsada por los jvenes para superar a la crisis de direccin revolucionaria que aqueja a la humanidad entera. Victoria de la lucha desde Ayotzinapa y para el mundo capaz de expresar una explosin de propuestas dirigidas por consenso y llamando siempre a otros grupos para que se unan y sean tambin el movimiento revolucionario que va triunfando. Con sus pies y a su paso.

 

Esta victoria de quienes luchan -desde, con, hacia- Ayotzinapa, ha puesto al gobierno y al empresariado que lo apoya bajo una presin popular muy poderosa. Se lograr una solucin, tarde o temprano si el programa se profundiza en el caso de Ayotzinapa (y a muchos otros casos). Eso es una victoria, parcial s pero victoria siempre, que es homenaje a los cados y a los desaparecidos tanto como a los que estn en pie y movilizados planetariamente. Victoria nueva, fresca y correcta, capaz de eludir las provocaciones, los prejuicios y las infiltraciones, por lo inmediato y por lo mediato. Victoria de organizacin con ideas polticas de nuevo gnero capaces de entender a fondo los problemas y anhelos de la juventud para frenar a todo lo que ataca a nuestro pueblo. Vivos se los llevaron, vivos los queremos!


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter