Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-09-2015

Campaa de EE.UU. contra el Estado Islmico, distorsiones y escollos

Roberto Garca Hernndez
Prensa Latina


La Habana (PL) La campaa de la coalicin liderada por Estados Unidos contra el Estado Islmico (EI) es blanco de fuertes crticas, un ao despus del inicio de los bombardeos contra ese grupo terrorista en Siria, sin la anuencia de las autoridades de Damasco.

Washington comenz los ataques areos contra los fundamentalistas en Iraq el 8 de agosto de 2014 y los extendi a suelo sirio el 23 de septiembre del mismo ao sin la anuencia de las autoridades de Damasco.

Una parte de las crticas a estas operaciones estn relacionadas con aseveraciones recientes del diario The New York Times de que el mando militar norteamericano distorsiona los resultados de esa guerra.

Durante los conflictos en Iraq y Afganistn, el mando castrense a veces proporcionaba reportes contradictorios, sus aseveraciones sobre el progreso de las tropas en el terreno discordaban de las conclusiones de los servicios de inteligencia y los reportes de los periodistas que cubran las acciones, aade el Times.

El texto seala que el Comando Central (Centcom), entidad del Pentgono que dirige la campaa area, publica peridicamente vdeos en blanco y negro que muestran la destruccin de edificios y otros objetivos de los irregulares por los bombardeos.

El sitio digital del Departamento de Defensa da a conocer diariamente una escueta nota sobre la realizacin de los golpes areos, con un formato esquemtico en la que apenas cambia la fecha y los lugares donde tuvieron lugar los bombardeos, sin precisar si estos tuvieron lugar ese mismo da o el anterior.

Estos informes ocultan elementos bsicos como el nmero de civiles muertos en ataques areos, las fortalezas del EI y el impacto de la estrategia de la coalicin internacional en la radicalizacin del sentimiento antinorteamericano.

Segn el peridico neoyorquino, resultan alarmantes los intentos de altos jefes militares de alterar las conclusiones de los informes de inteligencia sobre esta guerra, para dar una visin edulcorada a la Casa Blanca y el Congreso, alegaciones que estn bajo investigacin del Inspector General del Departamento de Defensa.

Bridget Serchak, portavoz del Inspector General del Pentgono, confirm que la pesquisa se centra en un grupo importante de oficiales del Centcom que supervisan las acciones blicas contra el EI en Iraq y Siria.

La investigacin determinar si existe cualquier tipo de falsificacin, distorsin, demora, supresin o modificaciones inadecuadas de las valoraciones de la inteligencia, dijo la vocera.

Congresistas demcratas y republicanos manifestaron su ira en las ltimas semanas porque se sienten engaados al recibir una versin distorsionada sobre los supuestos progresos de esta contienda, aade el peridico neoyorquino.

Sin embargo, no estaba claro el posible alcance de la pesquisa y ahora los analistas investigados alegan que sus superiores dentro de los rganos de espionaje del Centcom cambiaron conclusiones sobre determinados aspectos clave.

Los niveles de disposicin combativa de las fuerzas iraques y los supuestos xitos de los bombardeos contra los fundamentalistas en Siria e Iraq estn entre los asuntos que fueron objeto de distorsiones intencionales en los informes de ese mando castrense, para presentar una visin ms positiva a la Casa Blanca y el Capitolio.

El congresista demcrata Adam Shiff, principal figura de ese partido en el Comit de Inteligencia de la Cmara baja, seal que es necesario tomar en serio cualquier afirmacin sobre manejos fraudulentos de datos para falsear la verdad, como ocurri para justificar la guerra contra Iraq en 2003.

"Debemos asegurarnos que estos informes no vuelvan a politizarse nuevamente", agreg Shiff.

El jefe del Centcom, general Lloyd Austin, dijo el 16 de septiembre ante el Comit de Servicios Armados del Senado que iba a tomar las medidas apropiadas una vez que concluya la pesquisa, y dijo a los legisladores que a pesar de algunos contratiempos, la campaa militar avanza.

Adems, el militar admiti el fracaso de los planes para entrenar a miembros de las bandas antigubernamentales que operan en Siria, programa que cuenta con un presupuesto de unos 500 millones de dlares este ao, y dijo que apenas cuatro o cinco de estos irregulares estn en territorio sirio.

En julio pasado, el secretario de Defensa, Ashton Carter, provoc serias preocupaciones en el Congreso al afirmar que el plan apenas logr preparar a 60 individuos, cifra muy inferior a los cinco mil 400 que estn previstos para el presente ao con el pretexto de usarlos en la lucha contra el EI en Siria.

Desde entonces, la mayora de los adiestrados que se trasladaron a dicha nacin del Levante desertaron, desaparecieron, resultaron muertos en combate o fueron capturados.

Austin trat de restarle importancia al asunto y dijo que este propsito estaba diseado para complementar otras acciones de Estados Unidos y sus aliados, como los ataques areos y el suministro de informacin de inteligencia a los grupos armados que intentan derrocar por la fuerza al presidente Bashar al Assad.

El general intent calmar a los legisladores al afirmar que los reveses sufridos por las tropas iraques frente al EI son normales en una lucha compleja como esta pero asegur que, como tendencia, las fuerzas de ese pas rabe progresan con la ayuda de los bombardeos de la coalicin y la asesora de oficiales estadounidenses.

Aadi que a pesar de algunos lentos avances en el nivel tctico, existen adelantos significativos en todo el campo de batalla en apoyo a la estrategia ms amplia de Estados Unidos de degradar y finalmente derrotar a las fuerzas del EI.

Pero el mensaje optimista de Austin no tuvo el resultado que l esperaba.

Legisladores republicanos y demcratas que participaron en la sesin legislativa criticaron al Departamento de Defensa por los pobres resultados del programa diseado para combatir a los fundamentalistas en Iraq y Siria, pero tambin dirigido contra el gobierno de Damasco.

Los crticos de la estrategia de Obama aseguran que los bombardeos por s solos, sin la participacin significativa de unidades de infantera, resultan insuficientes para debilitar al EI.

Segn informes oficiales del Pentgono, hasta mediados de septiembre la coalicin liderada por Estados Unidos realiz seis mil 863 ataques areos, de ellos cuatro mil 328 contra Iraq y dos mil 535 contra Siria.

Ms de cinco mil 300 de estos bombardeos fueron ejecutados por la aviacin militar estadounidense y el resto por los pases que apoyan esta campaa blica, que en el caso de Iraq son: Australia, Canad, Dinamarca, Francia, Jordania, Pases Bajos y el Reino Unido.

Los ataques contra el EI en Siria son apoyados por Australia, Bahrein, Canad, Jordania, Arabia Saudita, Turqua y los Emiratos rabes Unidos.

El costo total de estas operaciones desde agosto de 2014 asciende a tres mil 700 millones de dlares, con un desembolso aproximado de poco menos de 10 millones de dlares diarios en aproximadamente 375 das de operaciones.

A pesar de todo este gasto multimillonario, del despliegue de fuerzas y medios y del incremento de la agresividad de Washington y sus aliados contra el Gobierno de Siria con el pretexto de la lucha contra el EI, los resultados de la contienda son limitados, muy por debajo de lo que espera el Departamento de Defensa.

La opinin pblica conoce esta realidad, a pesar de los intentos de ciertos oficiales norteamericanos de niveles intermedio por ocultarla, aunque algunos expertos admiten que la mentira puede estar dirigida desde mucho ms arriba.

Roberto Garca Hernndez: Jefe de la Redaccin Norteamrica de Prensa Latina.

Fuente: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=4185681&Itemid=1


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter