Portada :: Espaa :: Por una vivienda digna
(Argumentos para la lucha)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-09-2015

Los movimientos reclaman ms celeridad en la implementacin de medidas
Vivienda: pasos en la buena direccin

Gladys Martnez Lpez
Diagonal


El derecho a la vivienda ha sido uno de los caballos de batalla de los ltimos aos de movilizaciones, y tambin una de las grandes esperanzas con los cambios en los gobiernos municipales. Con la impulsora y portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Ada Colau, convertida en alcaldesa de Barcelona, todas las miradas se dirigen a la capital catalana para ver hasta dnde quiere y puede llegar un gobierno municipal en su lucha por garantizar este derecho a la poblacin a pesar de que las polticas del Gobierno central no estn de su lado.

La alcaldesa marc cul era una de sus prioridades al acudir, en su primer da de gobierno, a la paralizacin de un desahucio, y poco despus comenz a reunirse con los bancos para exigirles la puesta a disposicin del Ayuntamiento de sus viviendas vacas. Casi cien das despus, el 10 de septiembre, el Ayuntamiento anunciaba las primeras 12 multas a bancos por mantener viviendas vacas. Las sanciones, de 5.000 euros cada una, corresponden a 12 viviendas: siete de la Sareb, la sociedad que gestiona los activos txicos de la banca rescatada con dinero pblico, cuatro del BBVA y una del Sabadell.

Carlos Macas, portavoz de la PAH de Barcelona, considera positivo que empiece a ponerse en prctica una medida que ya vena incluida en la Ley catalana del Derecho a la Vivienda de 2007 y tambin aprobada por el Ayuntamiento hace ao y medio pero nunca aplicada. Sin embargo, aade que las sanciones no pueden quedarse en lo simblico, sino que tienen que ir a todas aquellas viviendas que no estn cumpliendo su funcin social, como establece la ley. Para ello, desde la PAH instan al Ayuntamiento a que realice un censo de viviendas vacas con la mayor celeridad, en un plazo de tres meses, adems de aumentar el importe de las sanciones, que consideran insuficiente. De momento, el Consistorio, adems de las 12 multas anunciadas que se complementarn con otras de 10.000, 15.000 y hasta el valor de mercado de la vivienda en caso de que el banco no las ponga en alquiler, ha iniciado otros 62 procedimientos sancionadores.

Primeros contactos

La primera toma de contacto entre el nuevo Ayuntamiento y la PAH fue antes del verano a travs de la mesa de desahucios, ya existente pero hasta entonces vaca de contenido. La creacin de tres grupos de trabajo, en los que participan y aportan propuestas distintas entidades sociales, es un cambio positivo, indica Macas, que aade que queremos que las propuestas que se vuelquen y los consensos a los que se llegue se materialicen en reglamentos que se pongan en prctica.

La PAH tambin considera muy positiva la nueva lnea de ayudas al alquiler anunciada por el Consistorio para familias sin recursos, ya que un 90% de los desahucios hoy en la capital catalana se deben al impago de rentas, y sin embargo hasta ahora las personas sin ningn ingreso quedaban paradjicamente exentas de este tipo de ayudas.

En cuanto a los desahucios, la cosa no ha parado, ha mejorado. El Ayuntamiento va a muchos desahucios y los que no conseguimos paralizar nosotros los paralizan ellos, explica Francisco Garrobo, de la Asociacin de Vecinos de Ciutat Meridiana, uno de los barrios del distrito de Nou Barris, que posee el mayor ndice de desahucios de Barcelona. Necesitamos no slo parar desahucios, sino tambin pisos, y stos estn llegando a cuentagotas, dice.

En los prximos cuatro aos, el Ayuntamiento pretende paliar la situacin con 8.000 viviendas destinadas a fines sociales, 4.000 de ellas de nueva construccin y otras 4.000 provenientes de bancos, rehabilitacin, etc. Macas dice que la construccin es una medida cara y lenta y no soluciona la emergencia que tenemos hoy, pero considera que la medida es positiva a largo plazo, siempre y cuando vaya acompaada de la movilizacin de la vivienda vaca. Lo mismo ocurre con la decisin del Ayuntamiento de recuperar la figura del tanteo y retracto para comprar viviendas provenientes de ejecuciones hipotecarias de manera preferente. Tanteo y retracto, depende de cmo indica Macas. Lo que no nos vale es que compren viviendas a 80.000 euros, que es el tope que se ponen, cuando a los fondos de inversin se les estn vendiendo los pisos por 7.000. No puede ser que se produzca otra vez una transferencia de recursos pblicos a las entidades financieras, critica.

En cualquier caso, la PAH sigue vigilante, y ha mantenido una reunin con el Ayuntamiento para indicarle cmo aplicar la Ley catalana 24/2015 de medidas urgentes para afrontar la emergencia habitacional y la pobreza energtica, derivada de la ILP catalana por el derecho a la vivienda. Esta ley permite que la Administracin pblica se ahorre muchos recursos obligando a los grandes tenedores de vivienda, en desahucios de hipoteca y de alquiler, a parar el desahucio y hacer un alquiler social de tres aos. De momento, nosotros seguimos haciendo nuestra funcin de parar los desahucios, concluye Macas.

Madrid

En Madrid, la primera semana de gobierno empez con una decepcin, cuando la concejal de Asuntos Sociales, Marta Higueras, declaraba que el Ayuntamiento no puede parar los desahucios. Poco despus de su toma de posesin, la alcaldesa lanz una ronda de reuniones con directores de entidades bancarias con el fin de paralizar desahucios y la obtencin de la cesin de viviendas vacas para el alquiler social.

La principal crtica es que vemos que el Ayuntamiento no tiene voluntad de hacer efectivo el derecho a la vivienda, dice Sara Prez, de PAH Vallekas, la plataforma de uno de los barrios ms afectados por las expulsiones. S estn paralizando los desahucios, pero no garantizan el derecho a la vivienda, que pasa por tener un parque pblico de alquiler, con viviendas de bancos, aade esta activista. De momento, los bancos han cedido unos 400 pisos para este fin. Al contrario que en Barcelona, en Madrid no est previsto sancionar a las entidades que mantengan pisos vacos. Segn Sara Prez, lo que pareca la medida ms ambiciosa, la de aumentar el parque pblico de alquiler, se ha quedado slo en mil viviendas, y creemos que haran falta decenas de miles.

Otra de las medidas ms sonadas ha sido la creacin de una Oficina de Intermediacin Hipotecaria, que hasta la fecha ha paralizado cinco desahucios hipotecarios y tiene abiertos 105 expedientes. Desde PAH Vallekas critican el planteamiento mismo de esta oficina, que se centra slo en parar los desahucios de hipotecas, cuando el mayor nmero de desalojos hoy se debe a impagos de alquiler y a ocupacin. Adems, la principal solucin que se propone a los afectados es la reestructuracin de la deuda, un aplazamiento, etc., pero no apuestan por la dacin en pago, y esto es encadenar a la gente a la deuda, aade Prez.

Desde el Foro ServSocial Madrid, formado por profesionales y ciudadanos en defensa de los Servicios Sociales, consideran necesario que esta oficina se integre en una poltica global de vivienda, habitacional y residencial para dar respuesta a problemas residenciales que superan en mucho los generados por la relacin hipotecaria: hacinamiento, ocupacin como medio de supervivencia, dificultades de acceso al sistema de alquiler, desahucios por problemas de pago de arrendamientos, alojamientos en lugares no habilitados de vivienda, insalubridad, pobreza energtica.

Lo ms positivo es el cambio en la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), dice Prez. Desde su llegada al Ayuntamiento, el Gobierno de Ahora Madrid ha anunciado la paralizacin de todos los desahucios de la EMVS, adems de la paralizacin de la venta ya en marcha de ms de 2.000 viviendas municipales a fondos buitre. Sin embargo, recientemente han anunciado que la reversin de las ventas realizadas por el anterior consistorio de Ana Botella ser difcil de realizar.

Desde PAH Vallekas destacan, sin embargo, como uno de los puntos ms positivos el cambio de actitud, son ms dialogantes y hemos tenido tres reuniones con Marta Higueras, y que en los distritos existe una relacin entre las plataformas y los concejales de distrito para temas de urgencia. Existe una relacin fluida y estn implicados.

El prximo paso de esta plataforma es que los partidos de cara a las elecciones del 20 de diciembre, y tambin los ayuntamientos a travs de mociones, se comprometan con las Exigencias PAH, una batera de medidas que incluyen la dacin en pago retroactiva, garantizar un alquiler estable y asequible, vivienda accesible a travs de la movilizacin de las viviendas vacas y el alquiler social, garantizar los suministros bsicos y la creacin de un observatorio de la vivienda. Esperemos que el Ayuntamiento apruebe esta mocin, concluye Prez.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/panorama/27847-pasos-la-buena-direccion.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter