Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-09-2015

Fueron condenados a penas de ms de un ao de prisin por denunciar la corrupcin durante la investidura de Camps
Un concierto solidario con cinco activistas del 15-M rene a 4.500 personas en Valencia

Enric Llopis
Rebelin


Sense Por (Sin Miedo). Fue la consigna que reuni a 4.500 personas el sbado 26 de septiembre en los Jardines de Viveros en Valencia, en un concierto de seis horas organizado por la plataforma Valencia sense mordassa, que rene a 75 colectivos sociales, partidos polticos y sindicatos, y la assemblea antirrepresiva El Micalet. Siete bandas musicales, un centenar de voluntarios, grupos de murga y Muixeranga (torres humanas) y un pblico mayoritariamente joven se sumaron al acto de solidaridad con cinco activistas del 15-M, condenados a penas de ms de un ao de prisin y multas por un mnimo de 9.000 euros (a las que deben agregarse intereses y costas procesales), por los hechos ocurridos hace cuatro aos durante la investidura del expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps. El objetivo del concierto fue recaudar fondos para contribuir al pago de las multas, abogados e indemnizaciones a los agentes de la polica.

La sentencia del 26 de junio del Juzgado de lo Penal nmero seis de Valencia conden a Jess V., Miguel P., Mara G., Pau T. y Jeroni C por delitos, segn los casos, de atentado contra agente de la autoridad, resistencia y lesiones a los policas. Los abogados de los activistas han recurrido el fallo judicial ante la Audiencia Provincial de Valencia, que est pendiente de resolucin.

El 9 de junio de 2011, da de la investidura del expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, dos grupos de aproximadamente un centenar de personas se concentraron en el entorno de las Cortes autonmicas para protestar contra la corrupcin. En la convocatoria, del 15-M, se haca un llamamiento a que los manifestantes asistieran trajeados y con bocadillos de pan y chorizo. La concentracin termin con cargas policiales y detenciones en la calle Navellos, muy cerca de la sede parlamentaria.

En el comunicado hecho pblico al inicio del concierto, se pidi la absolucin de los cinco activistas. Quieren inducir al miedo, a Mara, Jess, Miguel, Jeroni y Pau se les ha condenado por denunciar la corrupcin poltica y la manipulacin policial. El manifiesto carg contra la Justicia, por estar en manos del PP y creer ciegamente en la palabra de los cuerpos policiales. Cmo puede la Justicia arruinar la vida de cinco personas? Condenadas a prisin injustamente, con grandes multas e indemnizaciones a la polica, y antecedentes penales que podrn marcar su vida y trayectoria profesional.

La plataforma Valncia sense Mordassa ha llamado la atencin sobre algunos de los prrafos de la sentencia, por ejemplo, en el que la magistrado-juez seala que el acusado Jeroni C. intervino para auxiliar a los otros acusados, por lo que se procedi a su detencin, a lo que igualmente se opuso de manera agresiva y violenta (). Adems, su actitud cambiaba cuando le estaban grabando los medios de comunicacin. Respecto a Miguel P., el fallo se refiere a un agente que si bien no recordaba con exactitud los hechos, dado el tiempo transcurrido, ratific ntegramente el atestado. La juez tambin avala el testimonio de uno de los agentes en cuanto a la detencin de Mara G.: Explic perfectamente que la agresin (de la acusada al polica) no se aprecia (en las video-grabaciones aportadas por la defensa) porque fue inmediatamente anterior a la detencin. Adems, razona la magistrado-juez, no existe motivo alguno para dudar de la fiabilidad de los testigos funcionarios del Cuerpo Nacional de Polica (), puesto que no conocan absolutamente de nada a los acusados. En el caso de Pau T., la sentencia se refiere a una verdadera agresin sin motivo alguno (a un agente), que excede de la mera resistencia activa.

En el concierto se hallaba Mara G., de 24 aos, condenada a un ao y ocho meses por delito de atentado y lesiones contra agentes de la autoridad, a la que se suma una indemnizacin de 900 euros a un polica por lesiones. Si la Audiencia Provincial de Valencia no falla a favor del recurso de los cinco jvenes, la activista ingresara en prisin ya que cuenta con antecedentes. Mara G. recuerda las cargas de 2011 frente a las Cortes Valencianas como una agresin injustificada de la polica. Adems, las acusaciones son totalmente falsas, en mi caso, una supuesta patada en la rodilla a un agente, cuando yo ese da calzaba unas chanclas; ningn compaero hizo nada de lo que se nos acusa. Afirma que las detenciones perfectamente planificadas, buscaban un castigo ejemplar- se produjeron cinco minutos antes de que los diputados abandonaran las Cortes Valencianas. En los vdeos aportados por la defensa en el juicio, se puede observar a policas supuestamente agredidos participando en las cargas, asegura la activista.

En el caso de Pau T., de 28 aos, el fallo impone una pena de un ao y un mes de prisin por atentado a agentes de la autoridad, adems de una multa de 240 euros por una falta de lesiones. Pese a la injusticia cometida, confiamos en que finalmente la Audiencia Provincial de Valencia nos d la razn en algo tan claro; no cometimos ningn delito el da que nos detuvieron, slo fuimos a ejercer nuestro derecho a la libertad de expresin; a manifestar nuestra disconformidad con un corrupto como Camps, que arruin nuestra economa, aunque un tribunal popular despus lo absolviera, explica Pau T. Muy cerca del escenario, Miguel P., de 30 aos, explica que los policas cargaron sin la orden de un superior y, para justificarlo, se inventaron una provocacin y detuvieron a cinco personas; adems, hay un vdeo de 15 minutos que confirma nuestra versin; en el juicio se admiti la video-grabacin como prueba, pero la juez la ha desestimado en su sentencia. Declararnos inocentes supondra reconocer que los agentes pueden hacer declaraciones falsas, explica Miguel P., quien afronta una pena de un ao y dos meses de prisin, adems de una multa de 240 euros.

Un concierto de seis horas da lugar a puntas de euforia, momentos de bajn y periodos de tranquilidad y buen rollo. El primer punto lgido se produjo con la irrupcin en escena de La Gossa Sorda, grupo de Pego (Alicante) nacido en 1997, que mezcla ritmos de ska, rock, reggae y punk, pero tambin de msica mediterrnea e instrumentos como la dolaina. En la explanada de los Jardines de Viveros, ya repleta de pblico, grupos de jvenes se acercaban rpidamente al escenario para bailar canciones, reivindicativas y en cataln, como La Polseguera, ttulo del ltimo disco. Toni Mejas, Nega y Bokah, el tro que forma Los Chikos del Maz, comenzaron su actuacin de un salto, con mucha fuerza y sin prembulos. Despus de colocar una bandera republicana en el escenario, hicieron que el pblico viviera y se mezclara en las letras de su rap.

Cantaban los raperos No ms muerte. Ninguna agresin imperialista. No ms muerte. Ninguna agresin racista. Ahora grita cabrn. La estanquera de Saign, responda el coro de voces (ttulo tambin del ltimo disco, libro incluido, del grupo). Los Chikos del Maz ponder la labor de PAH-Valencia y record la protesta convocada el lunes 28 de septiembre en la delegacin del Banco de Espaa, para pedir una solucin al desahucio de Rosa Martnez, de 70 aos, con una minusvala del 72% y unos ingresos de 327 euros al mes: pero los tiempos cambian y la clase obrera sangra/normal que quieran cambiar el estado que oprime/normal que poco a poco la violencia legitimen. En la vspera de las elecciones catalanas, pidieron el votopara Eskorbuto.

Los nueve integrantes de Funkiwis anunciaron en la pgina de Facebook su presencia en una noche de lucha con los instrumentos y la msica como nica arma. Queran denunciar que la justicia se ha posicionado a favor de los de siempre. En febrero de 2012 naci este grupo que combina el funk con otros estilos (rock, metal, disco, rap o reggae), nueve meses despus editaron su primer disco (Srvase su copa aqu) y en 2014 Nadie al volante. En menos de un ao alcanzaron una primera meta: tocar en el festival Via Rock-2013. El Reggaecore es una mezcla de ska, reggae, funk y hardcore, pero tambin es el estilo de Mafalda, banda de msica combativa que ha editado dos discos: Msica basura y Nos deben una vida. Los temas de Mafalda golpearon, con rabia y estridencia, las estructuras del escenario y la tranquilidad de la noche.

Actu asimismo el grupo Skatuttipresto, de Godella (Valencia), que empez a tocar hace cinco aos y el pasado marzo estren Sintona colectiva. Esta banda de diez jvenes, entre 18 y 23 aos, reconoce que les gusta el directo, la espontaneidad, la msica y la incertidumbre; los ritmos festivos y reivindicativos. En 2015 VaDeBo ha publicado el disco Travesses, tal vez inspirado en los artistas que agradan a este grupo de Valencia con dos aos de recorrido: Obrint Pas, Bob Marley, Zoo, Auxili o La Gossa Sorda. Definen su msica, al igual que Mafalda, como de combate, y en las canciones fusionan ska, rock, reggae, hip hop y punk. Otra banda musical que tuvo su espacio en el concierto fue Offbeaters, quienes tocaron con su marchamo Early Reggae. Se califican como una banda de descerebrados adictos a los sonidos jamaicanos, pero tambin al vinilo, la msica soul y la cerveza. En su primer LP, The time is now, compusieron cuatro canciones en vinilo y lanzaron 500 copias.

La represin es una, aunque histricamente se manifieste con diferentes caras. Por eso en el concierto antirrepresivo y solidario se anunci una concentracin el 27 de septiembre, a las 21,00 horas, en las Torres de Quart de Valencia, en homenaje a los dos militantes de ETA y tres del FRAP ejecutados por la dictadura franquista el 27 de septiembre de 1975. Tambin se inform de los hechos acaecidos en febrero de 2014 en el Centro Social Las Trece Rosas, sede del PCE en Alcal de Henares. Una fiesta termin con la irrupcin de treinta policas, detenidos, heridos y el registro del local. Sobre las dos personas arrestadas pesan cargos de atentado, resistencia y desobediencia a la autoridad, por los que podran afrontar una pena de cuatro aos de prisin. La polica fue acompaada, segn el diario laRepublica.es, por un equipo de la cadena de televisin La Sexta, que grababa el reallity Policas en accin. En el concierto estuvo presente, asimismo, la concejal de Juventud y Proteccin Animal en el Ayuntamiento de Alicante, Marisol Moreno, imputada por unos mensajes en la red social twitter, del ao 2012, en los que profera insultos a la familia real y el anterior monarca. La intencin de la actual regidora era denunciar las caceras regias y la matanza de animales.

Fotos: Gabriel Rodrguez

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter