Portada :: Mundo :: Relevo en el Vaticano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-09-2015

Oremos por Francisco!

Rodolfo Bueno
Rebelin


La humanidad entera aplaudi el discurso del Papa Francisco ante la Asamblea General de la ONU, en el que abord los problemas ms acuciantes de la humanidad.

Todo, absolutamente todo lo que dijo l es crucial para el destino del planeta, sin embargo, recalco lo que ms me impact. La Carta Constitucional de la ONU debe servir para desarrollar y promocionar la soberana del derecho, pues la justicia es indispensable para obtener el ideal de la fraternidad universal. En este contexto, cabe recordar que la limitacin del poder es una idea implcita en el concepto de derecho. Dar a cada uno lo suyo, siguiendo la definicin clsica de justicia, significa que ningn individuo o grupo humano se puede considerar omnipotente, autorizado a pasar por encima de la dignidad y de los derechos de las otras personas singulares o de sus agrupaciones sociales. Este es un requisito sin el cual la justicia, tanto humana como divina, es imposible de lograr si se busca implantar los ideales de libertad, igualdad y fraternidad proclamados por la Revolucin Francesa. Se trata de rescatar el concepto de derecho, del respeto a lo ajeno, de contentarse con lo que es de uno y que cada cual sea dueo de los suyo, de tratar de ser perfectos, como nuestro Padre que est en los cielos es perfecto porque no podemos servir a Dios y a las riquezas.

Dijo tambin que existe un verdadero derecho del ambiente por un doble motivo. Primero, porque los seres humanos somos parte del ambiente. Vivimos en comunin con l, porque el mismo ambiente comporta lmites ticos que la accin humana debe reconocer y respetar Tenemos un cuerpo que slo puede sobrevivir y desarrollarse si el ambiente ecolgico le es favorable. Daar al ambiente es daar a la humanidad. Segundo, porque cada una de las criaturas, especialmente las vivientes, tiene un valor en s misma, de existencia, de vida, de belleza y de interdependencia con las dems criaturas. Dijo que todas las creencias religiosas, el ambiente es un bien fundamental, y creen que el universo proviene de una decisin de amor del Creador, que permite al hombre servirse respetuosamente de la creacin para el bien de sus semejantes y para gloria del Creador, pero que no puede abusar de ella y mucho menos est autorizado a destruirla.

Sostuvo que la crisis ecolgica, junto con la destruccin de buena parte de la biodiversidad, puede poner en peligro la existencia misma de la especie humana. Las nefastas consecuencias de un irresponsable desgobierno de la economa mundial, guiado solo por la ambicin de lucro y del poder, deben ser un llamado a una severa reflexin sobre el hombre, puesto que no es una libertad que se crea a s mismo. El hombre no se crea a s mismo. Es espritu y voluntad, pero tambin naturaleza.

Segn el papa, abusar y destruir el medio ambiente va acompaado de un imparable proceso de exclusin, que este afn egosta e ilimitado de poder y de bienestar material lleva tanto a abusar de los recursos materiales disponibles como a excluir a los dbiles a los que tienen discapacidades por estar privados de conocimientos e instrumentos tcnicos o poseer insuficiente capacidad de decisin poltica. La exclusin econmica y social es una negacin total de la fraternidad humana y un gravsimo atentado a los derechos humanos y al ambiente. Los ms pobres son los que ms sufren estos atentados por un triple grave motivo: son descartados por la sociedad, son al mismo tiempo obligados a vivir del descarte y deben injustamente sufrir las consecuencias del abuso del ambiente. Estos fenmenos conforman la hoy tan difundida e inconscientemente consolidada cultura del descarte.

Dijo que El derroche de la creacin comienza donde no reconocemos ya ninguna instancia por encima de nosotros, sino que solo nos vemos a nosotros mismos. Por eso, la defensa del ambiente y la lucha contra la exclusin exigen el reconocimiento de una ley moral inscrita en la propia naturaleza humana, que comprende la distincin natural entre hombre y mujer, y el absoluto respeto de la vida en todas sus etapas y dimensiones. Sin el reconocimiento de unos lmites ticos naturales insalvables y sin la actuacin inmediata de aquellos pilares del desarrollo humano integral, el ideal de salvar las futuras generaciones del flagelo de la guerra y de promover el progreso social y un ms elevado nivel de vida en una ms amplia libertad corre el riesgo de convertirse en un espejismo inalcanzable o, peor an, en palabras vacas que sirven de excusa para cualquier abuso y corrupcin, o para promover una colonizacin ideolgica a travs de la imposicin de modelos y estilos de vida anmalos, extraos a la identidad de los pueblos y, en ltimo trmino, irresponsables. Bravo! Slo los inconscientes estn en desacuerdo.

Cmo no estar de acuerdo con el papa Francisco cuando sostiene que La guerra es la negacin de todos los derechos y una dramtica agresin al ambiente. Si se quiere un verdadero desarrollo humano integral para todos, se debe continuar incansablemente con la tarea de evitar la guerra entre las naciones y entre los pueblos. Para tal fin hay que asegurar el imperio incontestable del derecho y el infatigable recurso a la negociacin, a los buenos oficios y al arbitraje, como propone la Carta de las Naciones Unidas, verdadera norma jurdica fundamental. O cuando afirma que El mundo reclama de todos los gobernantes una voluntad efectiva, prctica, constante, de pasos concretos y medidas inmediatas, para preservar y mejorar el ambiente natural y vencer cuanto antes el fenmeno de la exclusin social y econmica, con sus tristes consecuencias de trata de seres humanos, comercio de rganos y tejidos humanos, explotacin sexual de nios y nias, trabajo esclavo, incluyendo la prostitucin, trfico de drogas y de armas, terrorismo y crimen internacional organizado. Es tal la magnitud de esta situacin y el grado de vidas inocentes que va cobrando, que hemos de evitar toda tentacin de caer en un nominalismo declaracionista con efecto tranquilizador en las conciencias. Debemos cuidar que nuestras instituciones sean realmente efectivas en la lucha contra todos estos flagelos.

Tambin hizo un llamamiento para que Los organismos financieros internacionales velen por el desarrollo sostenible de los pases y la no sumisin asfixiante de estos a sistemas crediticios que lejos de progreso, someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusin y dependencia. Bravo! A lo perfecto no hay como aadirle una coma.

Recalc que la psima situacin en Oriente Prximo y en frica se debe a intervenciones polticas y militares no coordinadas entre los miembros de la comunidad internacional, porque Cuando se confunde la norma con un simple instrumento para utilizarlo cuando resulta favorable y para eludirlo cuando no lo es, se abre una verdadera caja de Pandora de fuerzas incontrolables. Pero hay esperanza porque el acuerdo nuclear con Irn es una prueba de las posibilidades de la buena voluntad poltica y del derecho.

Francisco habl en nombre de las mayoras del planeta, de los excluidos de los beneficios del desarrollo cientfico tecnolgico, o sea, de los olvidados de siempre. Ojal sus palabras sean una leccin para todos los lderes mundiales e iluminen la lucha por erradicar la pobreza extrema y el hambre que actualmente agobian al 90% de la humanidad. Como dijo Yolanda Kakabadse, presidente del Fondo Mundial para la Naturaleza, El mundo necesita una nueva era de cooperacin global para asegurar su supervivencia, porque, subray, ms que escuchar es necesario atender al llamado del Papa Francisco, y ser valientes y responsables para trabajar juntos por el bien comn. A su vez Beatrice Fihn, directora de la Campaa Internacional para Abolir las Armas Nucleares, seal que este tipo de armamento es inmoral, sin tica e inaceptable Los gobiernos deben responder al llamado del Papa y comenzar a negociar una nuevo instrumento para prohibir las armas nucleares.

Slo nos queda cumplir el pedido del papa Francisco y orar por l.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter