Portada :: Mxico :: Los 43 y la rebelin en Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-09-2015

Ayotzinapa y la razn de estado

Rafael de la Garza Talavera
Rebelin


Acuada por Maquiavelo para explicar las medidas extraordinarias que aplica un gobernante para mantener su poder, la razn de estado se justifica gracias a la idea de que la existencia del estado es un valor que est por encima de los derechos sociales o individuales. As, el estado puede justificar sus acciones independientemente de que sean legales o ilegales, legtimas o ilegtimas. Soporte del estado liberal contemporneo para mantener la dominacin capitalista, la razn de estado no es otra cosa que la justificacin de la violencia institucional, de los crmenes de lesa humanidad, de la corrupcin y los fraudes electorales (recurdese el fraude patritico de 1988).

Utilizar el concepto de razn de estado para comprender las acciones del gobierno encabezado por Enrique Pea Nieto, sin el afn de justificarlo, puede servir para comprender la dinmica de la respuesta estatal a la desaparicin de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa y de la ejecucin extrajudicial de seis estudiantes, a los que hay que sumas 40 heridos, algunos de ellos de extrema gravedad. Lo que est en juego no es solamente la maltrecha legitimidad de Pea Nieto y su grupo para mantenerse en el poder, coordinando y beneficindose de la venta de los recursos naturales y humanos. Adems est en juego la legitimidad de las fuerzas armadas, actor clave en la noche de Iguala pero tambin actor clave en la poltica exterior estadounidense, materializada en el Plan Mrida y el Tratado del Libre Comercio de Amrica del Norte (TLCAN). Frente a la prdida de popularidad de Pea Nieto y la creciente ola de protestas a lo largo y ancho del pas, las fuerzas armadas devienen un actor central para mantener condiciones mnimas para mantener el saqueo y el robo sistemtico.

De las investigaciones realizadas por el Grupo Interdisciplinar de Expertos Independientes (GIEI) para esclarecer los hechos en Iguala y Cocula hay un elemento que se destaca: el papel que jug el ejrcito. Si bien no existen pruebas fehacientes de la participacin directa del 27 Batalln de Infantera, del informe presentado por el GIEI se infiere que el comandante a cargo del mencionado batalln, coronel Jos Rodrguez Prez, estuvo al tanto de todas los detalles de la operacin efectuada por fuerzas policiacas locales. En el resumen ejecutivo del Informe Ayotzinapa el GIEI seala que, de acuerdo a ... un documento oficial de Proteccin Civil de la coordinacin de Chilpancingo se seala que no tienen acceso a informacin a partir del C-4 en ciertos momentos esa noche porque la comunicacin est intervenida por Sedena y se agrega que en varios momentos del ataque a los estudiantes estuvieron presentes efectivo del ejrcito y la polica federal.

Las reiteradas peticiones del GIEI para entrevistar a elementos del 27 Batalln han sido ignoradas sistemticamente por el gobierno federal, lo que sin duda pretende evitar cualquier filtracin de informacin en lo relativo a la presencia y accionar de los elementos en cuestin. Pero en el resumen ejecutivo del GIEI se establece que, dado el nmero de efectivos policiacos fue necesaria la coordinacin de los operativos, es decir, de un mando central que diera las rdenes. Tomando en cuenta el protocolo de seguridad vigentes en el pas, la coordinacin de los mandos policiacos viene desde los cuarteles por lo que resulta bastante probable que dicha coordinacin fuera realizada por mandos militares o que, al menos, ellos estuvieron al tanto de todo a lo largo del operativo dejando que se desarrollaran los acontecimientos sin que interviniera para proteger a los estudiantes.

Si a lo anterior se agrega que el GIEI sugiere que el mvil del ataque a los estudiantes fue el trfico de drogas (el quinto autobs contena droga en trnsito a la frontera) las consecuencias de involucrar al ejrcito en el operativo son enormes. No slo habra coordinado las acciones de la polica para operar el ataque sino que adems lo hizo para proteger los negocios del narco, cosa que no sera una novedad en la historia del narcotrfico en Mxico. Baste recordar al otrora todopoderoso zar del narcotrfico, el general Jos de Jess Gutirrez Rebollo, quien aplic dicha estrategia a favor del Crtel de Jurez a finales de los noventa, para presentar resultados en la supuesta lucha contra el narcotrfico y que a la postre signific su cada y encarcelamiento.

Todo lo anterior apunta a sealar al ejrcito como un actor clave en los sucesos del 26 de septiembre de 2014. La 'verdad histrica' no tiene otro objetivo que deslindar a los mandos militares de cualquier intervencin en el operativo, a pesar de que estuvieron enterados de la situacin todo el tiempo y de su largo historial de corrupcin y trfico de influencias. La razn de estado, en este caso, est dirigida a proteger a una institucin clave del estado mexicano para mantener al pas alineado a la dinmica militarista para mantener el saqueo de sus recursos naturales. En el contexto de la cuarta guerra mundial es indispensable para el estado mexicano proteger a costa de lo que sea -incluso del desprestigio creciente del entramado institucional y de los partidos polticos, as como de la popularidad de Pea Nieto y su grupo- la imagen de las fuerzas armadas. De ellas dependen cada vez ms para mantenerse en el poder. Y sa si que es una verdad histrica del estado liberal en Mxico y en el mundo.


Blog del autor: http://lavoznet.blogspot.com/2015/09/ayotzinapa-y-la-razon-de-estado.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter