Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Turqua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-10-2015

Entrevista con Mehmet Al Dogan, antroplogo y documentalista kurdo
Erdogan no est loco, es un dictador

Leandro Albani
Rebelin


El 1 de noviembre se realizan nuevas elecciones en Turqua. El intento de Erdogan por perpetuarse en el gobierno y el surgimiento del movimiento kurdo como factor de poder, son analizados por el antroplogo y documentalista kurdo Mehmet Al Dogan.

El poder que todava ostenta el presidente de Turqua, Recep Tayyip Erdogan, est basado en una frmula simple: polarizar a la sociedad y empujarla a un enfrentamiento, amenazar a los pobladores sobre el peligro del terrorismo que, segn el mandatario, encarna el Partido de los Trabajadores del Kurdistn (PKK) y, al mismo tiempo, aplicar una poltica represiva que en el ltimo mes creci de forma exponencial, principalmente contra el pueblo kurdo y la militancia del Partido Democrtico de los Pueblos (HDP, por sus siglas en turco).

Esta situacin que atraviesa Turqua, pas en el cual el prximo 1 de noviembre se realizarn elecciones presidenciales, fue analizada por el antroplogo y documentalista kurdo Mehmet Al Dogan, en un dilogo con Marcha y Resumen Latinoamericano.

El 7 de junio pas algo histrico en Turqua: los kurdos crearon un frente amplio (HDP), con una parte de la sociedad turca y otras minoras, como armenios, asirios-caldeos, griegos, y obtuvo 80 diputados a la Asamblea Nacional, de los cuales 40 por ciento son mujeres, explica Dogan.

Los comicios de julio fueron un duro golpe para Erdogan y su partido, el AKP, de neto corte islmico y neoliberal. El actual mandatario pretenda alcanzar la mayora absoluta en el Parlamento y as tener el poder para reformar la Constitucin con el objetivo de perpetuarse en el gobierno, como denuncian sus opositores. Pero al no alcanzar la mayora, el AKP inici negociaciones con los dems partidos para formar un gobierno de coalicin. Tanto el Partido Republicano del Pueblo (CHP, nacionalista) como el Partido de Accin Nacionalista (MHP, ultraderechista) y el HDP rechazaron esa unidad y forzaron a nuevas elecciones.

Como el gobierno de coalicin no funcion, Erdogan rompi con el proceso de paz entre el gobierno, el PKK y Abdullah calan, el lder mximo de la guerrilla kurda, encarcelado desde hace 16 aos en la isla-prisin de Imrali. Entonces son cometidos atentados en Diyarbakir, en Suruc y provocaciones para que el PKK retome las acciones armadas, porque el PKK estaba en el proceso de paz desde haca ms de dos aos, seala Dogan.

Paqustanizar Turqua

Aunque Erdogan lleg al gobierno turco con una imagen de dirigente que buscaba modernizar al Estado y posicionarlo en el concierto internacional, en sus diez aos de administracin su corrimiento hacia la derecha qued demostrado. Yo llamo a lo que sucede la paquistanizacin de Turqua y la afganizacin de Siria, porque sabemos que Erdogan apoya al Estado Islmico en Siria, transformando a Siria en Afganistn; no slo l, sino los pases de la OTAN, Arabia Saud y Qatar, sintetiza Dogan.

Paquistanizar al Estado turco, para el antroplogo kurdo significa afirmar el poder de hecho de los islamistas de Erdogan, que es parecido al movimiento de los Hermanos Musulmanes o a Al Qaeda. Paquistanizar Turqua quiere decir crear una situacin de violencia y legitimar la represin y el terror del Estado.

Con la represin desatada, principalmente en el sureste del pas donde se asienta la mayora kurda, desde el HDP se llam a la autogestin pacfica, que quiere decir que no iban a dejar entrar a los pueblos y ciudades a la polica para generar un estado de terror.

Aunque con los ataques policiales y parapoliciales Erdogan intenta ganar seguidores, el AKP pierde votos, porque el pueblo turco est cansado de esta poltica negacionista, sentencia Dogan. La semana pasada, en menos de tres das quemaron 400 locales del HDP advierte el antroplogo-. Se est creando una histeria nacionalista, al igual que se hizo antes del genocidio armenio, es la misma poltica. Matan a los kurdos en las calles porque son kurdos. En Turqua estn aplicando un nuevo modelo que genera polarizacin intertnica. Erdogan no est loco y hace esto porque es un dictador que va a hacer lo posible para no dejar la presidencia.

Una telaraa de alianzas?

Si en las elecciones de noviembre no se concreta la conformacin de un nuevo gobierno, nuevamente se iniciarn negociaciones entre los partidos. Segn las ltimas encuestas, el AKP podra obtener el 43% de los votos, cifra que no le alcanza a Erdogan para sus planes de perpetuidad.

En los prximo comicios, alerta Dogan, van a hacer todo lo posible para cometer fraude, sobre todo en las ciudades y poblados kurdos, muchos de los cuales estn bajo toque de queda. Hay posibilidades de que el HDP, si no hay fraude, pueda llegar hasta el 16 o 17 por ciento de los votos. Segn estimaciones realistas la potencia del HDP puede llegar al 20 por ciento. Pero lo que van a hacer es tratar de concretar el fraude, afirma el antroplogo.

Vamos a vivir dos meses muy densos agrega Dogan-, por eso el PKK respondi a las llamadas de dejar de lado la violencia pero si participa un comit de observacin internacional. Esto no lo creo posible, por eso no vamos a vivir un cese el fuego.

Una de las razones del frgil panorama es la negativa del gobierno turco para que calan reciba visitas o, al menos, enve mensajes a sus seguidores. El Estado turco est hablando de manera permanente con calan, pero como ven que su posicin no ayuda a Erdogan no lo dejan hablar, denuncia Dogan.

Pero a la ahora de proyectar un anlisis del futuro de Turqua nada est dicho. Segn Dogan, el HDP mand un mensaje para formar un gobierno con el CHP, pero el CHP no quera. Y el HDP tambin dijo que si el CHP fundaba un gobierno con el MHP no iba a ser parte, pero que lo apoyara para relanzar el proceso de paz.

Luego de los comicios pasados, el AKP tuvo posibilidades de conformar una administracin con el CHP, pero Erdogan rechaz esta posibilidad. Dogan recuerda que si el CHP aceptaba esta coalicin, una de sus condiciones era impulsar procesos jurdicos contra la corrupcin, que quiere decir que se va a investigar a la familia de Erdogan, como es el caso de su hijo, que se hizo multimillonario en menos de 10 aos.

Al ser consultado por las posibles alianzas del HDP, Dogan neg que se establezcan con el MHP o el AKP, pero con el CHP s, porque en la base de ese partido hay un sector socialdemcrata y un 30 por ciento de sus votos pueden ir al HDP.

La incgnita del HDP

La conformacin del HDP el ao pasado no fue espontnea ni casual. Desde principio de la dcada de 1990, el movimiento kurdo junto al PKK busc crear expresiones polticas para participar en las decisiones del pas. Estos intentos organizativos, una y otra vez, fueron perseguidos por el Estado turco y sus militantes encarcelados. Una cifra muestra el nivel represivo: en la actualidad existen 18 mil presos polticos en Turqua, en su mayora de origen kurdo; de ese total, 2.000 mil fueron encarcelados en el ltimo mes, cuando el gobierno orden los ataques contra la militancia del HDP.

El HDP se construy en un proceso particular como es la lucha por liberar Kurdistn. Sus vnculos con el PKK son reales, pero tambin su independencia de esa organizacin armada. En el HDP se pueden ver puntos de contactos con experiencias como la Podemos, en Espaa, y Syriza en Grecia, pero tambin con el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), el Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia, o Alianza Pas en Ecuador.

Cuando el PKK empez en 1984 con la lucha armada no tena otra manera de luchar, porque haba una dictadura militar explica Dogan-. En 1986 naci un movimiento democrtico, que pag muy caro con desapariciones y muertes. En 1990 se logr fundar un partido que siempre fue prohibido y cambi de nombres. Ahora el HDP es complementario para transformar al PKK en un movimiento democrtico. Sus pensamientos ideolgicos son muy cercanos, los dos estn en contra de la independencia de Kurdistn y defienden el confederalismo democrtico como modelo. Lo que no hay es una relacin directa de jerarqua: la montaa no decide la poltica del HDP, y el HDP tampoco lo hace sobre el PKK. A pesar de las acciones militares del PKK, el HDP est llamando de una manera insistente a dejar la violencia desde ambas partes. E HDP se puede definir como una mediacin entre el PKK y el Estado turco, defendiendo la lucha democrtica.

Para el antroplogo, el HDP logr salir de la clsica poltica de polarizacin izquierda o derecha. Por supuesto, tiene un programa de socialismo comunitario y confederal, a travs de diversos grupos tnicos y religiosos, basado en la descentralizacin no solo del poder poltico sino econmico.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter