Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-10-2015

Para qu la Repblica

Enriqueta de la Cruz
Rebelin


Llegados al punto en que estamos, con una crisis territorial cierta y una crisis econmica que no se la salta ni el ms optimista, nadie debera ignorar que la Monarqua tiene los das contados. Ningn enredo, ninguna operacin meditica, ninguna imposicin ms va a hacer que las cosas sigan como hasta ahora.

Ni pacto de segunda transicin ni reforma constitucional light (dicen las malas lenguas que ms relacionados con la ley slica que con otra cuestin cualquiera) que valgan ya. Ningn engao ms con lo que se ha dado en denominar proceso constituyente (un trmino que solo puede estar asociado a un cambio de rgimen cierto y a una ruptura (anden en los asuntos que anden PP y PSOE e intervengan los fontaneros que intervengan; el barco hace aguas por todos lados). No nos van a despistar de lo importante.

Es inevitable la Repblica. El rey probablemente lo sepa (no lo ignore). No por casualidad es uno de los ms atentos al tema desde el inicio de su reinado inaugurado con mucho deslucimiento, por cierto (como se encarg de destacar la prensa extranjera, los observadores de nuestros socios europeos que tomaron nota). Pocos seguidores, muchas censuras y mucha represin desde ese mismo instante para hacer callar la voz de la calle, del pueblo que gritaba y grita y fue apaleado y sigue guiado por s mismo en ausencia de lderes polticos (que aquel da memorable por lo valleinclanesco de todo lo sucedido), y an ahora, brillan por su ausencia. No se les escuchan mensajes claramente republicanos con vocacin de accin poltica y programa electoral. Pero ya les digo, no por casualidad el rey no para, poco acertadamente, eso s (por decirlo muy finamente). Y as nos impone su presencia en cada acto para el que ha podido buscarse un introductor o introductora, un anfitrin o anfitriona, como la alcaldesa de Pars, Anne Hidalgo. Me refiero a actos de Memoria a los que ha asistido como la inauguracin del Jardn dedicado a La Nueve, en Pars, o el relativo al Holocausto en el Senado, en Madrid. No me extraara que su reinado hubiera nacido con fecha de caducidad y pleno conocimiento o, como mnimo, que le hubieran puesto ya sobre aviso de la retirada necesaria. Si tiene gente alrededor competente (que no lo dudo) deben haberlo hablado, cual Maura cuando le toc ir a hablar con su bisabuelo Alfonso XIII en este mismo sentido. Es lgico.

En muchos aspectos se llega ya demasiado tarde, en muchos temas capitales como el problema cataln, en el freno a la corrupcin, en el paro indecente con cifras indecentes que sufrimos, en el retroceso brutal de derechos tendiendo al absolutismo como al que hemos asistido en los ltimos meses coincidiendo francamente con este reinado, segundo desde la interrupcin de la democracia y la libertad que supuso el golpe de Estado, directamente llegado mediante dedazo del dictador a su padre ( hoy tambin rey que sumar a la carga del erario pblico por la gracia de la impunidad) y de ste al actual.

Hay muchas razones para la Repblica, las hay y se puede fcilmente hablar de por qu la Repblica. Bastara recordar la historia, por ejemplo, que la Revolucin francesa realmente fue ya un hecho imparable cuando alguien puso sobre el tapete la cantidad de dinero que se destinaba al clero en aquellos momentos, en plena crisis de subsistencia de tantos hombres y mujeres; ms o menos lo mismo, podramos calcular cunto nos cuesta la Monarqua y lo que conlleva. Podramos hablar de cundo comienza la corrupcin ( en nuestra reciente historia) y el historiador ngel Vias nos ilustra estos das mucho al respecto con su nuevo libro " La otra cara del caudillo". Podramos hablar de hasta dnde llega en la Casa Real, y apelar a los archivos y sus documentos, tan bien a la vista en libros como "Los mitos del 18 de julio", a los papeles italianos y los planes de los monrquicos capitaneados por Calvo Sotelo, a la compra de armas de guerra para hacer eso que result ciertamente una Guerra de exterminio, un genocidio. Podramos abordar el problema social o el tipo de democracia que nos asiste, en la que se nos deja votar pero tenemos en la cspide de mando, como mxima cabeza, al jefe de las Fuerzas Armadas, es decir, a un militar, lo que nos sugiere alguna pregunta. Piensen.

Tambin podramos razonar que hoy en da una intervencin a la fuerza en Catalua, pongamos por caso, slo podra ir acompaada y seguida inmediatamente de un pronunciamiento de renuncia a la Corona para evitar la catstrofe, lo que nos sugerira una actuacin tipo 23 F pero a modo de despedida airosa en una hiptesis que ya digo, sirve solo de herramienta para la comprensin. Lo mismo podramos visualizar si el efecto contagio desemboca en una especie de "qudate t con el rey", porque sin un pacto federativo adecuado y, por supuesto, ya con Repblica, ya me contarn ustedes que sera algn intento de Caf para todos como el que representaron las autonomas en su momento.

En fin, podramos enfocar el tema desde muchos ngulos pero yo prefiero hablar del para qu, ya que llega la hora de lo concreto y lo claro y pudiera ser el nico modo en que nos entiendan tambin los que huyen del compromiso (sabemos bien que nos movemos hoy en da rodeados de nuevos y jvenes proyectos polticos tan pragmticos y oportunistas como miopes que, ms temprano que tarde, van a fracasar ya que no es tiempo de ambigedades calculadas que a nada conducen).

-La Repblica es imprescindible para acabar con la etapa inaugurada por el fascismo con el golpe militar y recuperar la libertad. Solo la Repblica es legitimidad democrtica. Espaa no fue liberada como el resto de nuestros socios europeos. El rgimen actual es heredero del fascismo.

-La Repblica es imprescindible para recuperar la cultura y La Paz en este pas intervenido y sometido a peligros ciertos por su posicin estratgica y la poltica entreguista y vende patria que inaugur la Dictadura y que ha seguido in crescendo con la prdida creciente de soberana en pos del imperio dominante al que se cedi nuestra economa y nuestra Defensa. Este otoo, en octubre, en las costas de Cdiz y Almera se realizarn por tierra, mar y aire las maniobras militares imperialistas ms numerosas, peligrosas y perjudiciales para nuestro porvenir de las conocidas hasta ahora. 30.000 militares podran participar en estas maniobras de las que Espaa es la principal anfitriona, en plena redefinicin de un Tratado que se ha quedado sin papel real que jugar y en medio de un tablero en las relaciones internacionales que tambin se recompone; el mayor ejrcito de la OTAN desde la Guerra Fra, aqu, entrenndose para misiones de guerra que nos comprometen seriamente y amenazan nuestros intereses como los de la UE en su conjunto y la Paz, segn han denunciado mltiples asociaciones que trabajan en pos de parar la guerra. La III Repblica espaola ser, como ya lo fue la II Repblica espaola, una Repblica soberana y neutral.

-La Repblica es imprescindible para recuperar la ciudadana y con ella, los derechos y deberes que como tales ciudadanos nos amparan y obligan, respectivamente, elevando nuestra conciencia, haciendo posible modos de vida dignos, trabajo, desarrollo y autonoma econmica, dentro de un marco de relaciones positivas y fructferas con nuestros vecinos y socios, sin ms esclavos, exiliados ni excluidos econmicos.

-La Repblica es imprescindible para recuperar la justicia, cortar con la impunidad y la corrupcin, que con ella se relaciona.

-La Repblica es imprescindible para recuperar los derechos de la mujer, acabar con la violencia de gnero, volver a respetar a los nios como a personas con plenos derechos, as como a nuestros ancianos.

-La Repblica es imprescindible para recuperar derechos laborales y erradicar la esclavitud en el trabajo, la arbitrariedad y el maltrato que rige en las empresas vendidas al capital y en las multinacionales a las que nos han vendido, insertas todas ellas en el neoliberalismo ms cruel e inhumano, con prcticas terribles que acaban en abusos continuos, acoso, enfermedades terminales, y en no pocos casos, en suicido o depresiones severas.

-La Repblica es imprescindible para recuperar el respeto a todas las personas sin discriminaciones de ningn tipo y a sus creencias o no creencias, en una sociedad laica.

-La Repblica es imprescindible para recuperar la sanidad pblica de calidad y la escuela pblica de calidad, as como la seguridad de que no se carecer de vivienda y medios bsicos de subsistencia, de trabajo y de posibilidades de crecimiento personal, de todos aquellos medios necesarios que le que permitan tener una vida digna de tal nombre, y alicientes para crecer en conocimientos y en pensamiento libre.

En definitiva:

-La Repblica es imprescindible para lograr una Espaa plural, libre de ataduras de todo tipo, trabajadora y tica; una Espaa decente, que acabe con el estado de aceptacin permanente de una situacin de nepotismo y de psicopata de tantos dirigentes, de una realidad que se nos impone con la administracin masiva de psicofrmacos y drogas (verdadera clave del funcionamiento del sistema de control y econmica con que nos arrodillan las grandes potencias que nos dominan). La Repblica es imprescindible para acabar con la manipulacin y el abatimiento, la apata, la incredulidad y la depresin de sbditos a quienes quieren robar su tiempo presente y su futuro, y han arrebatado ya el control de su propia vida.

-La Repblica es imprescindible para dotar de contenidos ciertos y de herramientas ciertas las posibilidades de crecimiento personal econmico y social y de recuperar las riendas de nuestra existencia como ciudadanos y como pas o federacin de Estados que se aceptan libremente. Y es imprescindible para recuperar la ilusin.

Los que estamos al Servicio de la Repblica hacemos un llamamiento a todas aquellas personas, partidos, asociaciones y otras agrupaciones de ciudadanos para que se sumen a nosotros y protagonicen un cambio cierto, claro y prximo que entre todos tenemos que ir construyendo.

Viva la Repblica!

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter