Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-09-2005

Gente con las manos baadas en sangre
Destruir el fanatismo neoconservador a EE.UU.?

Paul Craig Roberts
CounterPunch

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


La guerra que ser un paseo ya lleva dos aos y medio. Las vctimas estadounidenses (muertos y heridos) ascienden a 20.000. Como 20.000 es la cifra de insurgentes iraques segn los comandantes militares de EE.UU., cada insurgente ha causado una vctima estadounidense.

 

EE.UU. tiene unos 150.000 militares en Irak. Obviamente, las tropas de EE.UU. no han infligido prdidas que asciendan a 150.000 a los insurgentes iraques. Las tropas de EE.UU. tal vez han infligido 150.000 vctimas a la poblacin civil iraqu, sobre todo mujeres y nios, un dao colateral de la justiciera y virtuosa invasin de EE.UU. que siembra la muerte de civiles por toda Mesopotamia en el nombre de la democracia.

 

Qu ms podra haber hecho EE.UU. para merecer un peor nombre que invadir Irak y asesinar a sus ciudadanos?

 

Segn Manufacturing & Technology News del 1 de septiembre, la Oficina de Responsabilidad Gubernamental [GAO, por sus siglas en ingls] ha informado que durante la guerra-que-ser-un-paseo, el uso militar de municin de pequeo calibre aument a 1.800 millones de proyectiles. Piensa en esa cifra. Si hay 20.insurgentes, significa que los soldados de EE.UU. han disparado 90.000 proyectiles por cada uno.

 

Muy pocos fueron alcanzados. No sabemos cuntos. Para evitar la analoga con Vietnam, hasta la semana pasada los militares de EE.UU. evitaron cuidadosamente todo recuento de cuerpos. Si han sido muertos 2.000 insurgentes, cada muerte requiri 900.000 proyectiles.

 

Juntas, las plantas de municin de propiedad del gobierno de EE.UU. y las de productores comerciales de ese pas, no pueden producir suficientes proyectiles a la velocidad a la que los disparan los soldados de EE.UU. La administracin Bush ha tenido que ir a buscar productores extranjeros como las Industrias Militares de Israel. Pinsalo. Agotada, la industria de EE.UU. no puede producir suficiente municin para derrotar a una insurgencia de 20.000 hombres.

 

Los analistas militares de EE.UU. comienzan a preguntarse si EE.UU. ha sido derrotado por la insurgencia. Los portavoces del gobierno Bush, suenan cada vez ms como Bagdad Bob. El 19 de septiembre, el Washington Post inform que el maestro del sesgo militar, el general Rich Lynch declar un gran xito contra los insurgentes que acababan de infligir las peores prdidas de la guerra, incluyendo un ataque con morteros durante tres das contra la segura Zona Verde.

 

Anthony Cordesman, experto militar en el Centro de Estudios Estratgicos e Internacionales en Washington DC, dice: No podemos asegurar la carretera al aeropuerto, no podemos detener los (proyectiles de mortero) que caen en la Zona Verde, no podemos detener los asesinatos y los secuestros. La insurgencia controla la mayor parte de Bagdad y las provincias sunes.

 

Habiendo pasado del juicio a la frustracin, los militares de EE.UU. tiene detenidos a 40.000 iraques dos veces la cantidad estimada de insurgentes. Quines son estos detenidos? Segn el Washington Post: La mayora de los hombres detenidos en Tall Afar lo fueron siguiendo indicaciones de adolescentes locales que se haban presentado como informantes, a veces por lo que soldados estadounidenses dijeron que sospechaban no eran otra cosa que ajustes de cuentas locales.

 

Obviamente, EE.UU., no sabiendo quines eran o dnde se ocultaban los insurgentes, slo ataca a ciegas, creando una insurgencia an mayor.

 

El gobierno iraqu, a pesar de ser respaldado por los militares de EE.UU., es incapaz de controlar los movimientos a travs de la frontera entre Irak y Siria. As que la administracin Bush pasa la pelota a Siria. La enclenque Siria es declarada culpable de no haber lo que los militares de EE.UU. son incapaces de hacer.

 

Adam Ereli, el demencial portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., denunci al gobierno sirio por permitir que insurgentes cruzaran la frontera. El gobierno de EE.UU. no puede impedir que un continuo torrente de un milln de mexicanos cruce ilegalmente su frontera cada ao, pero se supone que Siria pueda impedir que un par de cientos de combatientes extranjeros se filtren por su frontera.

 

Ereli distorsiona la incapacidad de Siria como una falta de voluntad que indica que Siria tiene tratos con los terroristas, no slo en Irak, sino tambin en Lbano y Palestina. Suena como que estn preparando una invasin de Siria?

 

Segn algunas noticias, en la reunin anual de titiriteros de Ted Forstmann del fin de semana pasado, el embajador de EE.UU. en Irak, Zalmay Khalilzad, predijo que las tropas de EE.UU. entrarn pronto en Siria. Simultneamente, el gobierno Bush trata desesperadamente de orquestar un caso que pueda utilizar para atacar Irn.

 

Como ha llegado a un punto muerto en Irak, el idiota de la Casa Blanca trata de atacar a otros dos pases.

 

En la Conferencia de Derechos Humanos el 9 de septiembre, el ex primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, describi a los estadounidenses como gente con las manos baadas en sangre.

 

Quines son los terroristas?, pregunt Mahathir, los iraques o los estadounidenses?

 

Todo el mundo se formula la misma pregunta.

 

 

Paul Craig Roberts ha tenido una serie de puestos acadmicos y ha contribuido a numerosas publicaciones eruditas. Ha servido como Secretario Adjunto del Tesoro en la administracin Reagan. Su educacin de graduado en economa tuvo lugar en la Universidad de Virginia, en la Universidad de California en Berkeley, y en la Universidad Oxford. Es coautor de The Tyranny of Good Intentions. Para contactos: [email protected]

 

 

www.counterpunch.org/roberts09202005.html

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter