Portada :: Mundo :: "La amenaza de los Tratados de comercio"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-10-2015

TPP: el acuerdo de libre comercio ms agresivo de la historia

Florentino Lpez Martnez
Rebelin


En Atlanta, Estados Unidos, el pasado 5 de octubre, culmin la negociacin para imponer el Acuerdo Estratgico de Asociacin Transpacfico (TPP por sus siglas en ingls); se trata del tratado de libre comercio ms grande de la historia de la humanidad, el proceso de negociacin se llev a cabo en absoluto secreto durante los ltimos 5 aos, aunque desde la llegada de Barack Obama a la presidencia de los EUA se tena proyectado, para acrecentar el poder econmico de los grandes consorcios norteamericanos.

El TPP, abarca un territorio de 12 pases: Australia, Canad, Chile, Bruni, Japn, Malasia, Nueva Zelanda, Mxico, Per, Singapur, Vietnam y Estados Unidos de Norteamrica (EUA); ubicados en zonas estratgicas de ambos laterales del Pacfico, con una poblacin de cerca de 1000 millones de habitantes, estos pases representan el 25% de las exportaciones globales y el 40% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.
Recientemente, la prensa internacional, algunos sindicatos, como la AFL-CIO y en particular Wikileaks, han sacado a la luz algunos de los contenidos del TPP, partiendo de esa poca informacin disponible podemos establecer algunas consideraciones:

1.- El TPP es un acuerdo de libre comercio ventajoso para los EUA, hace aicos la soberana de los pases firmantes poniendo por encima de ellos el poder de los monopolios trasnacionales, quienes podrn reclamar hasta el pago por prdidas si los estados imponen medidas proteccionistas en sus respectivos pases.

2.- En torno al llamado derecho del autor o derecho de patente, el TPP tiene dos aspectos sumamente agresivos. El primero, se refiere al control absoluto de la informacin que circula en los distintos medios masivos de comunicacin, en particular la Intenet, segn las clusulas de este tratado no se podr propagar informacin en cualquier pas si no se tiene comprado el derecho correspondiente.

3.- El otro aspecto del derecho de Patente, que se refiere a la industria farmacetica es genocida; impone 12 aos de exclusividad a los magnates norteamericanos, y durante ese tiempo se prohibe la produccin de medicamentos genricos, lo que encarecer severamente el precio de los medicamentos.

4.- El TPP es un tratado privatizador que elimina toda posibilidad de subsistencia de las empresas estatales y paraestatales, obliga a los estados a finiquitar el proceso de privatizacin de stas.

5.- El acuerdo pone en bandeja de plata todos los recursos naturales y agrcolas de los pases firmantes a merced de los monopolios trasnacionales, obligando a los estados a modificar sus legislaciones para garantizar el saqueo de sus recursos.

6.- Obliga a los estados miembros a modificar sus legislaciones laborales, para garantizar una mayor explotacin de la fuerza de trabajo; esto no slo tiene consecuencias para los pases econmicamente dependientes, tambin para la clase obrera norteamericana, que tendr como presin el traslado de sus fuentes de empleo a otros pases, y con ello la disminucin de sus respectivos salarios y la prdida de empleos.

7.- El TPP tiene como uno de sus objetivos estratgicos, aislar y acorralar a la economa China, la segunda economa ms poderosa del mundo. El mensaje de Obama fue claro en esta direccin: No podemos permitir que pases como China escriban las reglas de la economa global, nosotros debemos escribir esas reglas....

8.- Lo referente a la cuestin militar, se ha mantenido en absoluta secreca, sin embargo, algunos analistas mencionan que una clusula principal en el TPP pretende reforzar la presencia militar de los EUA en la cuenca Asia-Pacfico, a pesar de que actualmente ya cuenta con presencia militar en 135 pases de todo el mundo.

Aparte del TPP, los EUA estn en proceso de negociacin de la Asociacin Transatlntica para el Comercio y la Inversin (TTIP por sus siglas en ingls) que se lleva a cabo con la Unin Europea, de concretarse este acuerdo de libre comercio, impactara sobre el 60% del PIB mundial, 33% del comercio en bienes y 42% en comercio de servicios; este tratado tambien lleva varios aos negocindose en secreto, y tiene las mismas caractersticas que el TPP segn las pocas filtraciones que se han hecho sobre su contenido.

Por si fuera poco, un tercer acuerdo de libre comercio que est negociando en secreto EUA desde hace 6 aos, es el denominado Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA por sus siglas en ingls), que afectar a 50 pases: Unin Europea, Japn, Canad, Colombia, Chile, Mxico, Australia, y Corea del Sur; este acuerdo abarca un 68% del comercio mundial en servicios y pretende regular de manera supranacional, los servicios financieros, de salud, agua, telecomunicaciones y tranportes principalmente, restringiendo toda la capacidad de los gobiernos sobre estos servicios, obligndolos a la privatizatizacin y entrega a los emporios yanquis.

El TPP ahora tendr que pasar a la aprobacin de los rganos correspondientes de cada uno de los pases, en el caso de Mxico y los EEUU, habr de ser ratificado por los senadores; de consolidarse, entrara en vigor en el 2017.

De prosperar las negociaciones secretas para implantar el TISA y el TTIP, junto con el TPP, le dara el control a EUA sobre el 80% del valor del PIB mundial, que lo ratificara como la primera potencia. Estos acuerdos sin duda buscan revirar la prdida de la capacidad de influencia que le trajo la crisis econmica internacional del 2007-2009 a EUA y el incremento de la presencia China en el escenario internacional.

Ante esta realidad, conviene traer a cuenta que durante la primera mitad del prximo ao se cumplirn 100 aos en que Vladimir Ilich Lenin, escribiera una de sus obras econmicas ms importantes: El imperialismo, fase superior del capitalismo; que en sus 10 captulos describe la transformacin del capitalismo a su poca imperialista, del papel determinante del capital financiero y la oligarqua financiera, de la disputa del mercado mundial, la profundizacin de las contradicciones entre el capital y el trabajo, entre las naciones imperialistas y las naciones dependientes, entre los propios bloques imperialistas; nos advierte de la inevitabilidad de las guerras imperialistas, como producto inherente al desarrollo del capitalismo en la poca del dominio de los monopolios.

Son justamente stos elementos que hoy se desarrollan en su mxima expresin, los amplios y agresivos tratados de libre comercio que estn por concretarse (TPP, TTIP y TISA), son mecanismos que buscan ampliar la maximizacin de las ganancias del capital financiero, a costa de la destruccin masiva de la fuerza de trabajo; la sobreexplotacin de la clase obrera, arrojando a la calle a millones de obreros y condenando a las amplias mayoras de la poblacin a la indigencia y la muerte.

Pero hay algo que hasta ahora ni los analistas burgueses y pequeoburgueses han dicho sobre la perspectiva de estos tratados de libre comercio, el papel que la clase obrera, los campesinos y las amplias mayoras debemos hacer ante esta ofensiva brutal del capital.
Pues bien, adems de convertir el mundo en un gran mercado nico y una fbrica mundial, este proceso de centralizacin y concentracin del capital tambin obliga irreversiblemente a los obreros de todo el mundo a verse como un slo obrero, una sla clase que trabaja en una sla fbrica; y de ah que se posibilita el establecimiento de una lucha nica a escala internacional y crea las condiciones para la socializacin de los medios de produccin a gran escala.

Esa es la tendencia que desde abajo tenemos que empujar, todas las vctimas del capital financiero; el frente unido de la burguesa se viene consolidando desde hace ms de 100 aos a travs de sus organismos internacionales como la ONU, el FMI, el BM, la OTAN, etc., cuyos objetivos se centran en la defensa de los interses de la oligarqua financiera profundizando la dictadura sobre todo el planeta, desarrollando todas las formas de sometimiento, desde los mtodos ms democrticos y transparentes de la democrcia burguesa, hasta el fascimo ms despiadado; es hora que, desde el mundo del trabajo, desde la clase obrera, los campesinos y el 99% de la poblacin que somos damnificados de esa poltica, presentemos un Frnte nico contra el imperialismo, contra el fascimo, y por el socialismo.

Como dijo Lenin, esta poca del predominio de los monopolios, del capital financiero, tambin es la poca del capialismo agonizante que hoy est en vsperas de una nueva crisis y probablemente preludio de una oleada de revoluciones proletarias.

Florentino Lpez Martnez es Presidente Nacional del Frente Popular Revolucionario y miembro del Comit de Coordinacin de la Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos (ILPS). [email protected]

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter