Portada :: frica :: Agresin militar en Libia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-10-2015

Libia devastada y dividida tras cuatro aos del asesinato de Gaddafi

AVN/ La Radio del Sur


A cuatro aos del asesinato del lder libio, Muammar Al Gaddafi, por parte de los grupos separatistas libios apoyados por Estados Unidos y la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte (Otan), la situacin en Libia es desoladora: medio milln de desplazados, la divisin del pas entre las facciones que se disputan el poder poltico en Trpoli y Tobruk, y una economa que, despus de haber sido la primera del continente africano con una produccin de 1,6 millones de barriles de petrleo diarios, tiene una poblacin empobrecida que se sustenta con un bombeo de apenas 450.000 mbpd.

El homicidio de Gaddafi, perpetrado el 20 de octubre de 2011, ocurri en Sirte. Los videos, ampliamente divulgados en Internet, mostraron la brutalidad del hecho. El lder libio recibi tiros a quemarropa en el estmago y en la sien, aunque estaba desarmado y rogaba que no le dispararan.

Una vez que se confirm la noticia, el presidente venezolano Hugo Chvez declar que el asesinato de Gaddafi constitua un atropello a la vida, alentado por el gobierno estadounidense, para hacerse con el 40 % de las reservas de petrleo liviano del continente africano. Lo ms lamentable es que en su empeo de dominar el mundo, el imperio y sus aliados lo estn incendiando, denunci el lder revolucionario.

Quiero abogar por la paz en el mundo y por estos gobiernos que pretenden controlar al mundo e imponer al mundo la dictadura. No podrn hacerlo, deben echar atrs y deben respetar a los pueblos para que haya paz en este mundo, fueron las palabras de Chvez ante un conflicto que, tal como pronostic, se agudizara despus del asesinato del lder libio.

Las versiones de los asesinos del autodenominado Consejo Nacional de Transicin (CNT) aseguraban que Gaddafi haba muerto en fuego cruzado, pero las evidencias fueron suficientes para que la Organizacin de Naciones Unidas (ONU) solicitara una investigacin, en vista de que las ejecuciones -como la cometida contra el lder libio- contravienen el derecho internacional.

La misma semana del homicio de Gaddafi, la organizacin Human Right Watch pidi que se investigara la muerte de 53 personas, partidarias del lder libio, que haban sido asesinadas en masa en un hotel por las fuerzas que concretaron el derrocamiento de la Revolucin Libia.

La evidencia sugiere que algunas de las vctimas recibieron disparos mientras permanecan prisioneras, cuando esa parte de Sirte fue tomada por brigadas anti-Gaddafi, que al parecer actuaban fuera del control del Consejo Nacional de Transicin () Si el CNT no investiga este crimen mandar el mensaje de que los que lucharon contra Gaddafi pueden hacer cualquier cosa sin temor a ser procesados, sostuvo en esa oportunidad el director de Emergencias de Human Rights Watch, Peter Bouckaert. Pero nada se investig y el conflicto se agudiz.

El gobierno ruso, en palabras de su canciller, Sergui Lavrov, conden la sanguinaria ejecucin del lder libio: No se le deba haber matado de ninguna de las maneras, dijo, tras exigir respeto para el derecho internacional y el derecho humanitario.

Por su parte, la entonces secretaria de Estado, Hilary Clinton, tuvo una reaccin diametralmente opuesta a la de Rusia: Una carcajada. Cuando recibi la noticia del asesinato de Gaddafi, la diplomtica estadounidense se encontraba en una entrevista televisiva y se ech a rer justo despus de pronunciar la frase: fuimos, vimos, muri.

Las potencias colonialistas que impulsaron la intervencin en Libia fueron optimistas. El gobierno francs se apresur a llamar a una campaa de unidad y reconciliacin, mientras que Estados Unidos aseguraba que iniciara una nueva era para el pas norteafricano.

En la actualidad, varios de los pases que promovieron el conflicto en Libia han querido involucrarse para promover un dilogo en ese pas, pero sus gestiones han resultado infructuosas. Este lunes, mediante un comunicado difundido en Pars, los cancilleres de Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, Qatar, Tnez, Turqua, Argelia y los Emiratos rabes Unidos, llamaron a adoptar un acuerdo poltico negociado por el representante especial de las Naciones Unidas, el espaol Bernardino Len.

Los ministros de Exteriores, resea Europapress, exhortaron a participar en el dilogo y aprovechar esta oportunidad de poner fin a la estabilidad. Pero ni el gobierno constituido por los asesinos de Gaddafi ni las facciones que siguen leales a la Revolucin Verde aceptan los trminos de un acuerdo que se ha negociado de manera unilateral por la ONU.

La respuesta de Naciones Unidas ha sido amenazar con sanciones a quienes impidan el proceso de transicin en Libia, pas que supuestamente transitara a la unin, la libertad y la democracia despus de la muerte del lder libio. Cuatro aos ms tarde, ninguno de los augurios de Occidente se ha cumplido.

Texto completo en: http://www.lahaine.org/libia-devastada-y-dividida-tras

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter