Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-10-2015

Cronopiando
La hermenutica de la dialctica

Koldo Campos Sagaseta
Rebelin


El primer terico, inmerso desde su atalaya conceptual en el polmico debate, objet que el huevo fuera frito, contraviniendo la teora de Huevonsky que insista en la perentoria necesidad de agotar un proceso contradictorio que no erosionase la formulacin de nuevas estrategias ni objetara la inferencia reconstructiva del debate propuesto, al margen de las invectivas personales que no siempre adolecen de la incongruencia acrtica estructural para implicarse en un proceso renovador.

Un huevo frito demandara, concomitantemente a su resolucin cromtica, la implicacin creciente de patatas, presumiblemente fritas, que redefinieran el contexto y dotaran de un marco terico la presencia del tubrculo.

El segundo terico, desde su despacho universitario, se mostr partidario de las nuevas corrientes reestructurativas, rechazando los reajustes planteados y enfatizando la necesidad de eludir el declive repentino de la yema, de manera que se priorizara la manutencin de la estructura bsica y las provisiones de asistencia interna, en tanto en cuanto la transferencia masiva exige soluciones de radical inmediatez, obviamente, pasadas por agua, que desaceleren el progresivo deterioro de la clara, ya que, nicamente la ebullicin del huevo superara los obstculos y retos pendientes de un ajuste estructural.

El tercer terico, ms comedido que quienes le precedieran y afn a la escuela de Huevonster, enfoc su ponencia en la urgencia de proceder a una racional transferencia de las posibilidades, de manera que el eje de la recuperacin no gravitara exclusivamente sobre la sociedad civil para que el crecimiento intrnseco del huevo no afectara ningn sector estratgico, posibilitando el control y vigilancia de comisiones autorizadas desde la base, sin menoscabo de lneas paralelas independientes a la contralora general.

Su exposicin llamaba la atencin sobre la existencia de ciertas estructuras, no siempre procesadas en trminos eclcticos, que pueden erosionar gradualmente las bases de apoyo y que deben encararse prioritariamente mientras sean resolubles para evitar posibles restricciones. Requeran, en consecuencia, un mayor nfasis de los programas aplicados, de modo tal que el huevo revuelto reestructurase su mercado interno y transfiriese su inversin a sectores terciarios antes de que la dinmica nacional acabara corrigiendo los naturales desequilibrios.

Por suerte, la gallina, en su aislado corral, luego de agradecer las aportaciones tericas de los eruditos y de ponderar las ventajas de los huevos fritos, de los revueltos, de los pasados por agua, de los de chocolate, de los de Pascua, de los encerados, de los estrellados, de los batidos e, incluso, del huevo de Coln mand a todos a la mierda y sigui poniendo huevos.

(Euskal presoak-Euskal herrira)


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter