Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-10-2015

Gramsci agarrando de las orejas a Iglesias y Garzn
Sobre confluencias y verdad revolucionaria

Jordi Mir Garcia
eldiario.es


Gramsci agarrando on cada una de sus manos una oreja de Pablo Iglesias y otra de Alberto Garzn. Esta imagen me vino a la cabeza mientras explicaba a mis alumnos el dicho gramsciano: "Decir la verdad es revolucionario".

Antonio Gramsci agarrando, suavemente, con cada una de sus manos una oreja de Pablo Iglesias y otra de Alberto Garzn. Gramsci, el comunista, el intelectual que defenda que toda persona es intelectual, la cabeza que no quisieron dejar pensar en libertad y tantos aos pas en la crcel en la Italia de Mussolini Esta es la imagen que me vino a la cabeza en clase, con un grupo de estudiantes de primero de Humanidades, mientras les explicaba el dicho gramsciano: Decir la verdad es revolucionario. Eran los das de las negociaciones entre Podemos e Izquierda Unida que acabaron con gente hablando de las mochilas de IU que no deban entrar en Podemos. Nosotros estbamos en una asignatura que lleva por ttulo Temas Fundamentales de la Filosofa, en un bloque dedicado a la libertad en el que aparecen utilitaristas, liberales, comunistas, feministas, defensores de los derechos de los animales

Con Gramsci habamos hablado de su concepto de hegemona, eso nos llev a plantear las alternativas propuestas para poder superar ese dominio cultural que sustenta lo establecido. No se trata de sustituir una hegemona que domine por otra que lo haga en otra direccin. Buscamos una nueva hegemona que nos permita pensar con la propia cabeza y decidir. Por eso decir la verdad es revolucionario, y sobre todo decrsela a las personas que no estn en las mejores circunstancias. Gramsci est pensando en la clase obrera. No se la puede engaar, dominar. Precisamente lo que se busca es la liberacin de la opresin sufrida. Hay que decir la verdad incluso cuando disguste o pueda daar en un primer momento. Decir la verdad significa tratar como personas adultas a quien otras opciones tratan como incapaces al decirles intencionadamente inexactitudes o mentiras.

Y explicando eso, me vino la imagen de un simptico Gramsci entrando en el aula trayendo cogidos por la oreja, uno en cada mano, a Alberto Garzn y Pablo Iglesias. No creo que el pobre Gramsci lo hiciera (ni que Garzn e Iglesias lo merezcan). Y no quiero hacerle decir lo que hoy no puede compartir con nosotros. Dicho esto, en todo este proceso de supuesta negociacin para una confluencia en la que las organizaciones que ambos representan estaran integradas ha habido muy poca transparencia. Es fcil de entender la necesidad de evitar filtraciones e informaciones interesadas que puedan debilitar las conversaciones, pero cuando se llega al final (eso nos dijeron) convendra ser muy claro para no engaar, especialmente a los propios que demasiada dominacin ya sufren. Nada qued demasiado claro y lo que qued claro, la oferta personal a Garzn y la mochila, era difcil de asumir con los criterios que supuestamente se estn defendiendo en la bsqueda de otra manera de hacer poltica.

El paso de la movilizacin a lo electoral est dejando en muy poco tiempo una cantidad ingente de elementos para el anlisis y perplejidades mltiples y diversas. Una que me gustara plantear abiertamente es la que se refiere a la poca capacidad de aprender de lo hecho. Las elecciones municipales supusieron un xito sin precedentes para los colectivos que desde la movilizacin emergida rotundamente a partir del 15-M se han propuesto hacer poltica tambin desde las instituciones. Se habla ya de los ayuntamientos del cambio. Hoy se gobierna en A Corua, Barcelona, Badalona, Irua, Madrid, Santiago, Zaragoza No todos los casos responden al mismo patrn. Pero se ha analizado muy poco como se logr el xito de poder conseguir una mayora social suficiente para llegar a esos gobiernos y aprovechar ese aprendizaje en las siguientes convocatorias electorales que se han producido. Y de cara a la de diciembre, a las Cortes Generales, parece que se va por el mismo camino.

Por qu no aprendimos de lo ocurrido en las municipales? Por qu no aprendemos de las autonmicas? Por qu con Catalunya S que es pot (CSQEP) no se logr una confluencia ms all del pacto entre organizaciones? Por qu no estuvieron como impulsores de CSQEP Barcelona en Com u otras de las candidaturas que con el mismo tipo de proyecto se haban presentado a las municipales? Dnde qued la reivindicacin de otra poltica y de la reapropiacin de la poltica que domin las municipales? Por qu no se hizo una campaa con un claro componente movimentista si haba ido bien en las municipales y el candidato y mucha gente del equipo tiene ese carcter y esa trayectoria? Nadie dice que fueran unas elecciones sencillas para un proyecto que buscaba superar la naturaleza plebiscitaria de las mismas en un momento en el que el juego sucio llevaba al frentismo. Estas preguntas no hay que plantearlas para molestar a nadie, no son un reproche. Puede que ni sean acertadas. Mucha y muy buena gente trabaj en CSQEP para obtener un resultado muy diferente al que se dio. Ahora lo que est en cuestin es la continuidad en la construccin de proyectos polticos ciudadanos y, de manera puntual, las elecciones del 20 de diciembre.

Al da siguiente de que se informara del final de las negociaciones entre Podemos e Izquierda Unida se publicaba el barmetro del mes de septiembre y las encuestas postelectorales de las elecciones autonmicas y municipales 2015 del Centro de Investigaciones Sociolgicas (CIS). Ada Colau y Manuela Carmena aparecan como dos de las representantes polticas mejor valoradas en sus ciudades, con unas notas que las sitan muy por encima de otros representantes y gobernantes a nivel estatal. Podemos no desaprovech la ocasin para recordar que Colau y Carmena son Podemos, Izquierda Unida hubiera podido hacer lo mismo De quin son la Colau y la Carmena del CIS? Son de sus proyectos, de la gente que los cre y los impulso, y donde se sumaron para construir Podemos, Izquierda Unida y otros partidos. El pasado viernes el plenario de Barcelona en Com aprob trabajar una candidatura para presentarse a las elecciones a las Cortes Generales y lo hizo desde criterios que entienden que son parte de su identidad y a la vez claves para ofrecer respuestas a las demandas ciudadanas, de las que su mismo proyecto surge.

Quedan poco menos de dos meses hasta las elecciones Qu efectos tendr este posicionamiento? Es difcil de saber, para ganar una alcalda se necesit ms de un ao. Ahora falta tiempo pero se tiene experiencia, convendra aprovecharla. Y no dejar de tener presente a Gramsci, decir la verdad es revolucionario. El joven Gramsci que escribi: La verdad debe ser respetada siempre, con independencia de las consecuencias que puedan seguirse de ella; y las convicciones propias, si son fe viva, deben encontrar en s mismas, en la propia lgica, la justificacin de los actos que se considera necesario llevar a cabo. Sobre la mentira, sobre la falsificacin facilona slo se construyen castillos de viento que otras mentiras y otras falsificaciones pueden hacer desvanecerse

La unin de otra manera de hacer poltica con otra manera de entender la tica ha sido clave en todo el periodo de movilizacin, lo ha sido en la generacin de entusiasmo, en mover a la participacin en los proyectos polticos en construccin, en el de acceso a los gobiernos, lo est siendo en el ejercicio de los mismos y no debera dejar de serlo en lo que est por venir.

Fuente: http://www.eldiario.es/catalunya/opinions/Gramsci-Iglesias-Garzon-confluencias-revolucionaria_6_444165607.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter