Portada :: Chile :: Lecciones de la rebelin estudiantil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-11-2015

Respuesta critica a Juan Pablo Crdenas a prposito de la dispersin de la izquierda
Federacin de Estudiantes de la Universidad de Chile: Triste espectculo o comparacin de peras con manzanas?

Ivn Vitta
Rebelin


El da 29 de octubre el periodista Juan Pablo Crdenas, director de la radio de la Universidad de Chile, public en el sitio web de la radio una columna titulada El triste y doloroso espectculo de la FECH, haciendo referencia a la inscripcin de ocho (de un total de nueve) listas que, en sus palabras, se asumen de izquierda. Crdenas fustiga duramente a la izquierda estudiantil de la Universidad de Chile y compara la situacin de la FECH con la de la FEUC, en la que la lista Crecer logr pasar a la segunda vuelta y se medir con el gremialismo.

En el texto original de la columna, Crdenas dice Desde luego que en esta inslita dispersin probablemente ninguna de las candidaturas obtenga una contundente mayora en una primera vuelta electoral, por lo que en una segunda votacin los estudiantes se obligarn, tal cual lo hace la poltica adulta, a todo tipo de componendas para asirse de la Federacin de Estudiantes. Advertido por un lector de que en las elecciones de la FECH no existe la segunda vuelta, Crdenas corrige su texto, quedando finalmente como Desde luego que en esta inslita dispersin probablemente ninguna de las candidaturas obtenga una contundente mayora, por lo que los estudiantes se obligarn, tal cual lo hace la poltica adulta, a todo tipo de componendas para asirse de la Federacin de Estudiantes.

Sin embargo, al eliminar la referencia a la primera y segunda vuelta, Crdenas quita todo el piso lgico a la afirmacin de que los estudiantes se obligarn, tal cual lo hace la poltica adulta, a todo tipo de componendas para asirse de la Federacin de Estudiantes. En efecto, el sistema de elecciones de la FECH, que es un sistema de integracin, evita todo tipo de componendas, pues los cargos en la directiva se distribuyen segn un sistema de cifra repartidora basado en las votaciones de cada lista.

La comparacin que se hace con la FEUC es desafortunada, pues las situaciones en que se encuentran respectivamente el movimiento estudiantil de la Universidad de Chile y el de la Universidad Catlica son muy distintas. En la U. de Chile existe desde hace dos dcadas una amplia hegemona de la izquierda, en el contexto de una institucionalidad universitaria que incluye rganos como el Senado Universitario, con participacin triestamental. La U. Catlica, por el contrario, es la cuna del gremialismo y el principal baluarte ideolgico de la derecha y el empresariado, en alianza directa con los sectores ms conservadores de la Iglesia Catlica. Si la tarea del movimiento estudiantil de la U. de Chile es defender a la principal universidad chilena de los embates mercantilistas de las polticas educacionales del duopolio Alianza-Concertacin, en la UC se trata, por el contrario, de abrir paso al pluralismo en el centro ideolgico del neoliberalismo.

La crtica de Juan Pablo Crdenas, ms all de la cuestin del mecanismo de eleccin, apunta a la necesidad de la unidad de la izquierda en el contexto nacional, marcado por el predominio del neoliberalismo, y el de la propia U. de Chile, amenazada por los enemigos de la educacin pblica y las fuerzas refractarias que operan en nuestra Universidad, en sus consejos y facultades. Esta es una cuestin ms de fondo que requiere ser examinada con mayor detalle.

La actual fragmentacin de las listas en la FECH es el sntoma de un proceso ms profundo dentro de la izquierda estudiantil, en un contexto complicado en el que el reflujo producido por el escenario poltico nacional y las desorientaciones en la conduccin del movimiento, han impedido que se vuelva a volcar toda la fuerza social acumulada en una lucha abierta por una educacin pblica, gratuita, sin lucro y democrtica. En la U. de Chile, en particular, tenemos un escenario caracterizado por proyectos polticos emergentes que estn definiendo sus alianzas tanto tcticas como estratgicas en este periodo, que estn en proceso de acumulacin de fuerzas an incipientes y que se enfrentan a la debilidad interna de la FECH y al alejamiento de sta de las bases estudiantiles. A lo anterior, debemos sumar el hecho de que el sistema electoral, al integrar a todas las fuerzas significativas, no arriesga la prdida de la conduccin en manos de una derecha contraria a los fundamentos de la lucha estudiantil. sos son los factores que explican esta mayor dispersin.

No obstante, el problema de la unidad y las debilidades actuales no hay que perderlo de vista. La unidad necesaria y urgente en la actualidad, no es la que le sirve a tal o cual fuerza para posicionarse mejor en la directiva de la FECH o sacar una mejor votacin a nivel nacional en los distintos torneos electorales. Lo necesario, en cambio, es la unidad de las fuerzas sociales para impulsar la lucha contra el modelo neoliberal de la dictadura, que ha hecho suya la Concertacin/Nueva Mayora. No una mera agregacin de siglas, sino la expresin de un movimiento popular que crece en trminos de conciencia, proyecto y organizacin. La unidad, en definitiva, no como el ejercicio de intrigas cortesanas, sino como construccin de fuerza social para las transformaciones profundas que Chile requiere.

Cuando no se logran acuerdos polticos entre distintas fuerzas, dirimir las aspiraciones de conduccin recurriendo al voto de las bases es un procedimiento legtimo, en la medida en que no se pierda de vista que, tras esas definiciones, la batalla ms importante consiste en levantar la fuerza del movimiento social, dentro la ms amplia unidad. Si eso no se pone en riesgo, no hay por qu ver en las diferencias un escenario triste y doloroso. sa es la situacin en la FECH: un escenario de mayor dispersin pero que no pone en riesgo, por s mismo, la unidad de accin del movimiento estudiantil.

Lo importante ahora en la FECH ser lograr un qurum que haga legtima, sin ningn gnero de dudas, a la nueva directiva, y cmo se consigue, tras las elecciones y con una mesa directiva con la total o casi totalidad de sus cargos de izquierda, seguir aportando a la construccin de un movimiento estudiantil unitario, fuerte y combativo.

Es indudable que la gran victoria de Crecer en la primera vuelta de las elecciones de la FEUC es un ejemplo y un estmulo para toda la izquierda, tanto los militantes universitarios como para los que miran la poltica estudiantil desde fuera. Pero los escenarios de dispersin y fragmentacin tambin son parte de la poltica, como ha mostrado ms de una vez la historia de los procesos de construccin popular. Ante ello, se impone el deber de un anlisis riguroso de las causas y no una mera condena moral, que al final no pasa de reducirse a un maniquesmo de unitarios buenos versus divisionistas malvados, til para la galera y captar uno que otro voto, pero estril para la accin unitaria y la superacin de la fragmentacin.

Ivn Vitta, Fundacin Crea

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter