Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-11-2015

Entrevista con Humberto Montes de Oca Luna
Sindicato Mexicano de Electricistas: "Levantar una alternativa de las y los trabajadores"

Franck Gaudichaud y Fabrice Thomas
Punto Final


El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), sindicato histrico de la clase obrera mexicana, ha estado en los ltimos aos a la vanguardia del movimiento social y popular de este pas hermano. En lucha desde hace ms de 6 aos en contra del cierre de la empresa pblica "Luz y Fuerza del Centro", que tena 44.000 trabajadores cuando el gobierno neoliberal de Caldern ( Partido Accin Nacional) decidi la privatizacin de la electricidad del Distrito Federal de la ciudad de Mxico, el sindicato ha llevado a cabo movilizaciones en todos los planos: sociales, polticas y jurdicas. Desde 2009 se ha unido a numerosas luchas y especialmente a aquellas que han tratado de evitar otras privatizaciones y la destruccin del cdigo laboral. Su espritu de resistencia y capacidad de movilizacin, excepcional en los ltimos aos en el movimiento sindical mexicano, hace recaer sobre el SME una responsabilidad poltica que trasciende las reivindicaciones inmediatas de los electricistas. En la actualidad, el desafo es doble para los afiliados del sindicado (ms de 16.000 la da de hoy): por una parte, encontrar una solucin laboral de corto plazo -y terminar con seis aos de cesanta y precariedad!- y, por otra parte, ayudar a construir las herramientas de las cuales carecen las y los trabajadores mexicanos: una nueva central sindical combativa y democrtica, y una organizacin poltica unitaria anticapitalista. Son objetivos tanto ms fundamentales de cara a la desastrosa situacin que enfrenta a diario el pueblo mexicano, en particular tras la crisis poltica abierta por la "desaparicin" forzada de los 43 estudiantes-maestros de Ayotzinapa en septiembre de 2014. Los actos masivos organizados hace pocas semanas con motivo del primer aniversario que conmemora esta terrible represin de Estado, mostraron que la indignacin popular y la voluntad de verdad y justicia siguen siendo ineludibles por la casta que gobierna el pas. Pero, igualmente, revelaron la importante dispersin de los movimientos sociales (y de la izquierda radical) que si bien se unen en la denuncia del gobierno neoliberal de Pea Nieto (Partido Revolucionario Institucional) y frente a la violencia y la corrupcin generalizadas, no logran todava formular los derroteros unitarios hacia una salida poltica alternativa.

De estos diferentes desafos hemos podido conversar con Humberto Montes de Oca Luna, secretario del exterior del Sindicato Mexicano de Electricistas y uno de los coordinadores nacionales de la Nueva Central de Trabajadores (NCT). Humberto tiene una larga trayectoria como luchador sindical y es una de las figuras de la resistencia del SME tanto en Mxico, como a nivel internacional. Cuando, a principios de octubre, lo encontramos en uno de los edificios que posee el SME en pleno centro de Mxico DF., estaba a punto de concretarse un acuerdo con el gobierno federal para iniciar la entrega de varias plantas de generacin elctricas al sindicato, bajo la forma de una cooperativa obrera y como pago de la liquidacin del contrato colectivo de trabajo de Luz y Fuerza. La primera planta de generacin adjudicada al SME en los das siguientes fue la de Necaxa, ubicada al norte del estado de Puebla: todo un smbolo, ya que es all donde comenz el abastecimiento de energa elctrica a la ciudad de Mxico a principios del siglo XX. Como bien lo reconoce Humberto, esta salida es a pesar de todo solo parcial y transitoria, pero representa un primer triunfo para el sindicato tras seis aos de tenaz resistencia, y una luz de esperanza para el movimiento obrero mexicano.

Humberto, antes de abordar la coyuntura inmediata, me gustara saber cules han sido para ti los momentos claves de esta larga lucha que tuvieron que emprender como SME?

Para nosotros, la tarea de todo estos seis aos de resistencia ha sido evitar la disolucin forzada de nuestro Sindicato, este era el verdadero objetivo del presidente neoliberal Felipe Caldern, que quiso acabar con nuestra organizacin que recin cumple 100 aos, un sindicato histrico. Nuestro objetivo segundo fue recuperar nuestra fuente de trabajo. Tercero, mantener la lucha en contra de la privatizacin del sector energtico, que realmente es otra de las causas por las cuales fuimos despedidos en masa - 44 mil trabajadores - despus que durante una dcada habamos rechazado la privatizacin del sector y echado abajo por lo menos dos reformas constitucionales privatizadoras.

Cul es el camino que estn negociando actualmente para justamente- intentar mantener vivo esta tremenda fuerza sindical y clasista?

Primero, hay que decir que la salida que encontramos la caracterizamos como una salida parcial y transitoria en tanto que no nos devuelve al 100% lo que nos han arrebatado en octubre de 2009. Es una salida poltica en tanto que, en el aspecto jurdico, todava no tenemos un respaldo claro que le d una proyeccin a nuestra lucha a ms largo plazo. Pero otro aspecto fundamental es que actualmente la situacin de la clase trabajadora de Mxico es muy difcil, hay una correlacin de fuerzas que nos desfavorece por completo. Existe una imposicin desde el poder central de todo un proyecto de reformas estructurales para profundizar el modelo neoliberal y no hay un movimiento social articulado, ni una alternativa poltica visible que permita revertir esta situacin a corto plazo. Entonces, nosotros estamos forzados a una salida poltica que nos hace recuperar parte de nuestra materia de trabajo y de los trminos de nuestra contratacin colectiva como la tenamos antes. Es muy importante la reinsercin laboral de los 16.599 trabajadores afiliados, toda vez que durante 6 aos no han tenido ninguna fuente de ingresos no?

http://cpa.org.au/guardian/2011/1516/images/15-mexico.gif

Efectivamente una resistencia condiciones muy difciles

S, vivimos en una situacin precaria de vida, con mucho desgaste, situaciones de rompimiento familiar, de enfermedades, de muerte, de suicidios incluso; y un ncleo de resistencia que ha sobrevivido a todas las pruebas que nos ha impuesto esta lucha frontal con el Estado mexicano: desde la complicidad del Poder Legislativo para no interponer una controversia constitucional en contra del Decreto de extincin, hasta el papel infame que ha jugado la Suprema Corte de Justicia convalidando el Decreto y la revocacin de un amparo otorgado en 2012 por un Tribunal Colegiado en materia de trabajo, que nos daba la victoria y ofreca una salida jurdica con reinstalacin de los trabajadores y derecho al pago de salarios cados... La resistencia ha sabido sobreponerse a todo y respaldado por la solidaridad de las organizaciones sociales que a nivel nacional e internacional nos han apoyado.

Estn a punto de formar una Cooperativa que permitira reintegrar a parte de los trabajadores todava afiliados al SME, cmo piensan organizarse concretamente?

El gobierno tiene una deuda con nosotros: los fondos de previsin social que pactamos en el convenio colectivo y les pertenecen a los trabajadores, eso constituye un importante pasivo laboral de la empresa en extincin. De hecho, la empresa no puede concluir su liquidacin si no le paga estas sumas a los trabajadores: nosotros negociamos que no nos den el pago en especie, ms bien nos van a devolver la operacin de 14 plantas hidroelctricas de la antigua Luz y Fuerza del Centro y nos van a reintegrar tambin en un conjunto de centros de trabajo con sus terrenos, sus naves, su infraestructura, para ser explotados por los mismos trabajadores electricistas.

 

En el plano poltico, desde hace algunos aos, ustedes defienden la necesidad de dotarse una herramienta poltica para superar la fragmentacin de las clases populares: por eso llamaron a la creacin de la Organizacin del pueblo y de los trabajadores - OPT. No obstante, no se ve todava un desarrollo fuerte de la OPT: cules son los desafos para esta organizacin en un momento de descalabro del gobierno Pea Nieto y profunda violencia en todo el pas en contra de los y las de abajo?

Nuestra lucha comenz como una lucha por la defensa del trabajo, pero se convirti en una masiva lucha social en contra de la privatizacin de la energa, en contra del, y la fuimos convirtiendo en una lucha poltica nacional. Por eso la creacin de la OPT, una organizacin que aspira a expresar una representacin poltica de las y los trabajadores en resistencia, y que se articula con un conjunto de movimientos sociales y corrientes polticas de izquierdas. El planteamiento de la OPT es luchar por la emancipacin social, es decir con perspectiva anticapitalista, de cambio profundo en las relaciones de poder y en las relaciones econmicas de nuestro pas. Su aspiracin es contribuir en una acumulacin de fuerzas estratgicas para liberarnos de esta casta neoliberal que est explotando tanto los recursos naturales como a nosotros los seres humanos.

En trminos tcticos, cmo se posiciona la OPT frente al gobierno y de cara a las prximas elecciones presidenciales?

Antes del 2012, en una primera etapa de construccin, la OPT intent obtener el registro como partido poltico, pero por los mecanismos que existen en Mxico para deshabilitar cualquier posibilidad de que haya expresiones de carcter clasista en la lucha poltica, se nos fue negado Despus vino un acontecimiento mayor, que acaba de cumplir un ao: la desaparicin forzado de los 43 estudiantes en Ayotzinapa. En ese momento, tenemos una reflexin interna acerca de la viabilidad de la participacin en procesos polticos electorales. Pensamos que el Estado mexicano vive un proceso de descomposicin profundo y acelerado, que se expres en particular en la desaparicin de los compaeros de Ayotzinapa y en la responsabilidad de los gobiernos locales, de los rganos policiacos y militares en este drama. Se visibilizaron los nexos entre la delincuencia organizada y el Estado mexicano, la clase poltica neoliberal, los partidos polticos institucionales (que en muchos casos son financiados por el narcotrfico). Hay una interaccin entre estas dos mafias: la poltica y la delincuencia organizada. En base a eso, en el ltimo proceso electoral, llamamos a la abstencin, al voto nulo y, en algunos lugares, al boicot activo del proceso electoral.

Con la terrible situacin que simboliza la desaparicin forzada de los 43, se ve que el nivel de violencia en Mxico no viene solamente del narcotrfico, pero tambin que existe una violencia poltica generalizada en contra de los dirigentes sociales y de las clases populares. La cantidad de muertos que hay cada ao es aterradora, cmo vez el estado de los movimientos sociales en este contexto?

Los movimientos sociales de Mxico tienen un gran reto que alcanzar. Es cierto que hay muchas resistencias al despojo, a la represin, a la prdida de derechos, a la restriccin de las libertades democrticas pero se trata de una resistencia dispersa. Existen movimientos regionales o locales que estn aislados del contexto nacional, entonces uno de los grandes retos es articular las resistencias. Existen procesos que actualmente van en esa direccin como la construccin de la Asamblea Nacional Popular y la Convencin Nacional Popular que surgen a partir de la movilizacin de Ayotzinapa. Esta Convencin tiene un programa de 9 puntos, su eje articulador sigue siendo la demanda de la presentacin con vida de los estudiantes normalistas, un punto fundamental obviamente. Sin embargo creo que tiene que abrirse tambin el abanico de demandas para incluir otras cuestiones para precisamente concitar a la unidad de todos. Otro reto, todava ms difcil, es poder ampliar la base social de la resistencia y para eso ofrecer alternativas polticas nacionales. Necesitamos planteamientos claros frente a la crisis poltica de nuestro pas, necesitamos organizar a los no organizados. Uno de los aspectos que le da estabilidad a los gobiernos neoliberales, a parte de los procesos electorales, es la dominacin poltico-cultural e ideolgica del pueblo, el papel que juegan los medios de comunicacin es apabullante, la desinformacin, el control ideolgico sobre las organizaciones populares es bestial. Eso limita la movilizacin colectiva, los espacios de discusin, y hace que la incorporacin de nuevos sectores a lucha sea muy lenta. No obstante, sin encaminarlos todos hacia la lucha poltica por el poder, va a ser muy difcil que podamos sacudirnos a estos neoliberales.

Ultima pregunta: desde abajo y a la izquierda surgi el zapatismo, con un proyecto de resistencia indgena construido con mucha dignidad rebelde desde 1994 y, del otro lado, podramos que arriba y al centro izquierda electoral encontramos el proyecto de Manuel Lpez Obrador (ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal) con la organizacin Morena: entre estos dos polos que marcaron las discusiones de los ltimos aos para las izquierdas, cmo ustedes ven el escenario poltico?

Nosotros, en ltimo de los casos, estamos planteando una tercera opcin pero tenemos una buena relacin con los compaeros zapatistas, aunque hemos pasado por diferentes momentos de acercamiento y distanciamiento, compartimos muchos de sus conceptos, otros no; en el caso de Morena no podramos decir que es un movimiento poltico estructurado con una perspectiva clara, se trata ms bien de un movimiento en torno a un caudillo, entorno a Manuel Lpez Obrador, visto como una opcin casi mesinica para salvar al pas por algunos de sus correligionarios, pero en realidad sin un acompaamiento de la lucha social y populares por parte de Morena. Nosotros queremos construir una alternativa real, una alternativa antineoliberal y anticapitalista, articulada en torno al papel protagnico que deben jugar las y los trabajadores en la lucha social y poltica de nuestro pas.

Desde Mxico,

Publicado en Punto Final, edicin N 840, 6 de noviembre, 2015

www.puntofinal.cl



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter