Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-11-2015

Siria y las potencias occidentales
Un problema global

Yassin Al-Haj Saleh
Al-Quds

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


La forma en que Occidente viene abordando el conflicto sirio desde sus primeros momentos se ha arropado de una serie de caractersticas que cuestionan la credibilidad intelectual y poltica de las elites y dirigentes polticos occidentales. La primera de esas caractersticas es que aborda slo las consecuencias del enfrentamiento, no sus races y causas; por lo tanto, a nivel poltico, es estrecha de miras al considerar de forma miope exclusivamente una fina porcin del presente, no slo sin profundidad histrica sino tambin sin comprender siquiera el conflicto actual y sus dinmicas. En segundo lugar, las polticas de las potencias occidentales no se asientan en los claros valores de la justicia, libertad y dignidad humanas. A menudo carecen de una visin poltica del conflicto, limitndose a un enfoque de gestin de la crisis que ignora la dimensin moral, aborda los ltimos desarrollos y hace interpretaciones a largo plazo consiguiendo que cuestiones obvias se vuelvan misteriosas y cuestiones complejas se hagan an ms complejas. La tercera caracterstica es la perspectiva fraccional que divide el conflicto en partes desconectadas, considerando algunas partes pero no as otras, dando incluso lugar a situaciones ms complicadas. La cuarta caracterstica tiene que ver con la anterior, se trata de una visin fragmentada, en particular de la ausencia de una perspectiva global en el trato de problemas que son en parte globales y que se han globalizado an ms durante los cuatro aos y medio de conflicto.

Un ejemplo destacado de que slo se estn abordando las consecuencias del conflicto lo tenemos en las polticas europeas de seguridad hacia los refugiados sirios, a quienes se considera un problema humanitario desconectado de sus races polticas. El paradigma ms importante de esta perspectiva fraccionada es que desde hace ao y medio todo se centra en el ISIS, la enloquecida entidad nihilista que es una combinacin de organizacin terrorista, rgimen fascista y asentamiento y desplazamiento colonialistas. Es bien sabido que desde hace alrededor de un ao, EEUU dirige una coalicin internacional que lucha una guerra contra el ISIS, guerra que, segn Martin Dempsey, el jefe del estado mayor de EEUU, y Julia Bishop, la ministra de exteriores de Australia, puede durar generaciones. Por otra parte, se estn olvidando del rgimen de Asad. Incluso se hacen negocios con l y polticos y expertos promueven que se le considere como un aliado en esta guerra. No slo es una actitud injusta e irresponsable, quienes defienden esa posicin adems de ser mucho peores que el grupo de polticos rabes que hacan negocios con la Alemania nazi durante la II Guerra Mundial (los rabes no tenan entonces una informacin completa y sus pases estaban gobernados por los colonizadores europeos), desde una perspectiva prctica, que es a lo que esos polticos se atienen, es una poltica fallida e infructuosa.

La raz del problema en Siria es un rgimen tirano que lleva 45 aos gobernando el pas y que siempre ha mostrado una buena disposicin a asesinar a sus gobernados a escala industrial. Las organizaciones extremistas, incluyendo al Frente al-Nusra y al ISIS, han aparecido, al igual que surgieron en Iraq y Afganistn, debido a la devastacin sufrida por el pas, la sociedad y la economa, no a causa de la ocupacin extranjera de Siria sino, por as decirlo, a causa de la ocupacin interior. Por otra parte, esas organizaciones nihilistas se benefician en gran medida de que a los sirios se le est negando justicia, proteccin y apoyo internacionales, que pidieron sin obtener respuesta. El pueblo ya no confa en una justicia global a la que su sufrimiento le trae sin cuidado. Esto ha proporcionado un entorno propicio para el trabajo de entidades islmicas que invierten en la decepcin que el abandono global ha creado en nuestras comunidades para as justificar sus aspiraciones a una autoridad sin restriccin alguna.

Sin embargo, desde que surgieron esas organizaciones nihilistas, se ha venido gestando una situacin an ms compleja: Un rgimen de junta militar que de forma implacable y a diario asesina a docenas, a veces cientos de sus ciudadanos, utilizando bombas de barril, armas qumicas, aviones de combate, tanques y fuego de artillera, as como asedios, hambre, torturas y asesinatos bajo tortura; y una entidad terrorista nihilista que ejerce una violencia espectacular compitiendo en la muerte con el rgimen de Asad, si bien con un record de vctimas inferior: en una proporcin de uno a siete hasta la fecha.

La solucin necesitara de la eliminacin de esas dos fuerzas criminales, no slo de una de ellas. Desde la aparicin del ISIS, la solucin del problema sirio ya no se une al derrocamiento del rgimen de Asad, el principal objetivo de la revolucin. Ya no es posible construir una mayora siria o una nueva coalicin siria alrededor de este objetivo. Por otra parte, es imposible construir una mayora siria con el nico propsito de combatir al ISIS mientras se mantenga al rgimen de Asad, la raz del problema que ha causado la muerte de alrededor de un cuarto de milln de sirios. Los estadounidenses, que queran entrenar a 5.000 combatientes moderados a condicin de que nicamente combatieran al ISIS, consiguieron 60 de ellos!

En lo que podra basarse una nueva mayora siria sera en un compromiso histrico de gran envergadura que pasara pgina del criminal rgimen dinstico de los Asad y vinculara este objetivo al compromiso con una guerra de liberacin contra el ISIS para destruir esta entidad terrorista racista, recuperar las regiones ocupadas de Siria (y de Iraq) y expulsar a los yihadistas extranjeros.

Construir una mayora siria sera la medida ms seria de una poltica que pretenda abordar con eficacia el problema sirio y establezca una nueva Siria diferente. Las Naciones Unidas, las potencias occidentales y, desde luego, los pases rabes podran ayudar en el empeo. Pero cada da que pasa la situacin es peor y ms difcil de solucionar, habindose llegado al actual punto muerto debido, sobre todo, a la incapacidad de la justicia internacional y a la ausencia de visin poltica.

Dejar abandonados y sin ayuda a los sirios ha provocado la aparicin de horribles circunstancias: el surgimiento del ISIS, el deterioro de los niveles globales humanitarios y polticos y el aumento del nivel del odio en el mundo. Desde una revolucin siria justa merecedora de solidaridad y apoyo, hemos llegado en la actualidad a una crisis global manejada por un enfoque insolvente y elitista de gestin de la crisis. No existe una perspectiva global al abordar un problema que implica tirana, discriminacin entre la poblacin, colonialismo de asentamientos, terrorismo y fracaso de la justicia internacional. Se considera que el problema sirio es slo un problema de los sirios, posiblemente un problema del Oriente Medio que hay que afrontar con una perspectiva blica, sin visin poltica o slo mediante una diplomacia arrogante y estpida. Esta ptica estrecha supone un problema global, al igual que el propio problema sirio.

He mencionado anteriormente un ejemplo de cmo se tratan las consecuencias del conflicto, i.e., la poltica de asilo europea y occidental, una poltica que slo puede describirse con palabras de desdn. Tambin me he referido a un ejemplo de perspectiva fraccionada, i.e., separar el problema del ISIS del problema de Asad. Sin embargo, el ejemplo que demuestra lo reducida que es en esta situacin la conciencia humana es que la solucin de Occidente frente al ISIS es Bashar al-Asad. Es difcil encontrar las palabras adecuadas y justas para poder expresar el alcance de la inferioridad moral de esta posicin. Lo dir una vez ms, es mucho peor que el apoyo prestado por los rabes a Hitler hace 75 aos.


[Este artculo se public originalmente en lengua rabe en el peridico Al-Quds y fue traducido al ingls por The Free Syrian Translators.]

Yassin al-Haj Saleh (nacido en Raqqa en 1961) es un destacado escritor e intelectual sirio. En 1980, cuando estudiaba Medicina en Alepo fue encarcelado por sus actividades polticas permaneciendo tras las rejas hasta 1996. Escribe sobre temas polticos, sociales y culturales relacionados con Siria y el mundo rabe para varios peridicos y revistas rabes fuera de Siria, colaborando de forma regular con el peridico Al-Hayat, editado en Londres, la revista egipcia de izquierdas Al-Bosla y el peridico sirio online The Republic .

 Fuente: http://www.yassinhs.com/2015/10/11/syria-and-western-powers-a-global-problem/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter