Portada :: Europa :: Las bombas de Oriente Medio explotan en Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-11-2015

Sobre los atentados en Pars
La historia la escriben los que ganan

Marcelo Colussi
Rebelin


Hoy, toda la prensa comercial del mundo est hablando de la barbarie de Paris y los ms de 100 muertos. Los mandatarios de todos los pases levantan sus voces indignados por la cachetada que recibi la civilizacin. El mundo est de luto Pero si la historia la escriben los que ganan, eso significa que hay otra historia: la que no cuenta el discurso oficial. Tal como dijo en un Comunicado el Nuevo Partido Anticapitalista de Francia horas despus de los ataques: Para acabar con el terrorismo, hay que acabar con las guerras imperialistas que tienen como objetivo perpetrar el pillaje de las riquezas de los pueblos dominados por las multinacionales, imponer la retirada de las tropas francesas de todos los pases dnde estn presenten, en particular en Siria, en Iraq, en frica.

El papa Francisco, quien se declar en oracin permanente, dijo que estos actos no tienen justificacin ni religiosa ni humana . Pero no es exactamente as: s tienen una lgica, una razn de ser! La violencia es la partera de la historia, dijo un pensador decimonnico, supuestamente pasado de moda hoy. Verdad incontrastable: la dinmica humana no es precisamente puro amor incondicional, es una guerra criminal de intereses! Eso es lo que vemos, lo que sufrimos a diario. Los muertos de Pars lo ratifican.

No hay choque de civilizaciones (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=194374) como interesadamente dice el discurso oficial: hay robo descarado de recursos de los pases pobres, justificados en discursos racistas, para el caso: islamofbicos. No hay fundamentalismo islmico terrorista (http://www.argenpress.info/2014/09/fundamentalismo-islamico-una-creacion.html): hay un sistema criminal basado en el lucro empresarial que puede necesitar Pearl Harbor a diestra y siniestra para justificar sus acciones.

Si es cierto que todos somos Charlie, como el hebdomadario, tal como se dijo en enero pasado ante los primeros atentados en Pars, tambin todos somos los miles y miles de nios muertos por las bombas asesinas de la OTAN y las potencias occidentales, con Washington a la cabeza, en los ms de 20 frentes de guerra abiertos en el mundo para defender la democracia? Y tambin todos somos los diez mil nios muertos diariamente por hambre, y todos somos los miles de damnificados por las inmorales deudas externas de los pases que pagan a los acreedores del Consenso de Washington, y todos somos los que viven en favelas, y todos somos los que mueren de diarrea por no tener acceso a agua potable. Ninguna de esas vctimas se merece morir, como seguramente tampoco lo merecan los inocentes ciudadanos parisinos del viernes pasado (como siempre: el pato lo pagan los de abajo, los ciudadanos de a pie). Acaso alguien se merece esa muerte violenta? Tal vez esos malos de la pelcula retenidos en Abu Ghraib, o en Guantnamo? Tal vez s lo merecan los 108.000 desaparecidos de las guerras sucias en Amrica Latina?

Quiz es muy prematuro para afirmarlo, pero estas muertes de Pars huelen a justificacin de la temible guerra en defensa de la civilizacin que parece ya haber comenzado (la Tercera Guerra Mundial, segn algunos. El presidente de Estados Unidos y Premio Nobel de la Paz! dijo algo al respecto). Jugar algn papel el petrleo que est en el subsuelo de muchos de estos pases brbaros?


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter