Portada :: Europa :: Las bombas de Oriente Medio explotan en Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-11-2015

A qu juega Francia?

Juanlu Gonzlez
biTs Rojiverdes


Franois Hollande dijo, ante una poblacin aturdida y en estado de shock, que los atentados de Pars han metido a Francia en guerra. Pero esa afirmacin no es del todo cierta, Francia lleva en guerra muchos, muchos aos. Particip como nadie en la guerra contra Libia, orquest una guerra internacional para aduearse de los recursos de Mali, particip en la guerra de Irak y ahora es un actor fundamental de la guerra contra Siria. Probablemente, lo que el seor Hollande quiso decir es que las guerras de Francia han llegado a suelo galo. Y no, no se trata de una simple cuestin de matiz, tampoco hay que justificar una accin execrable. Es cuestin, simplemente, de aplicar el universal principio de accin y reaccin a unos hechos concretos que estn fuertemente ligados entre s. Pero claro, reconocer esta relacin supondra tanto como admitir parte de culpa en lo sucedido. De ah la necesidad de aparentar sorpresa y extraeza ante un pueblo asustado, dolorido y atontado con tanto mantra marsells.

Donde s ha puesto el punto de mira decididamente el presidente de la Repblica Francesa ha sido en Siria. Da igual que los terroristas sean franceses o belgas, da igual que las armas hayan sido compradas en el vecino pas; da igual que el Daesh naciera en Irak por los errores de Estados Unidos y sus aliados contra Sadam Hussein; el que el pasaporte sirio hallado en el lugar de los crmenes sea falso tambin parecer ser lo de menos (por cierto quin lo puso all?)

Pero tampoco es que sea una gran novedad, no es la primera vez que Francia dirige su artillera contra Siria. De hecho no ha estado haciendo otra cosa durante el ltimo lustro. Qu ha cambiado pues desde el preciso momento de los atentados de Pars? En teora, se trata de un giro copernicano, o eso quieren hacernos creer. La Repblica gala pasara as de ser el ms firme opositor de Bashar el Assad a luchar en su bando, incluso contra los designios explcitos de Estados Unidos, Israel y la mayora de los pases del Golfo. Ha cambiado incluso la poltica hacia Rusia, abriendo una brecha en la estrategia del aislamiento y las sanciones al coordinar con el Kremlin sus acciones blicas, en un reconocimiento pblico de la inutilidad de los ataques suavespracticados por la coalicin encabezada por Estados Unidos.

Hollande tiene que exhibir firmeza ante su opinin pblica. Siempre se afirma que los socialistas europeos no son buenos para tiempos de guerra porque suelen ser dbiles ante los daos colaterales y ms escrupulosos con las normas del derecho internacional. Al menos ese es uno de sus sambenitos ms comunes, aunque diste mucho de ser cierto a tenor de muchas de la intervenciones que han practicado durante los ltimos aos miembros selectos de la socialdemocracia del viejo continente. Sea como fuere, el presidente francs est haciendo gala de unos desmesurados deseos de venganza, an proporcionado a los autores materiales de los atentados victorias tales como anular muchas de las garantas constitucionales de la Repblica. Es que acaso no sirve la democracia para combatir al terrorismo? parecen estar diciendo en la Asamblea de Pars.

Es posible que cerrar el paso a la derecha ms extrema francesa sea otro objetivo de este tipo de polticas en el frente interno. Donde no est tan clara la agenda francesa es en poltica exterior. Es difcil creer que haya renunciado, as como as, a seguir usando al terrorismo para derrocar a Assad. Francia lleva armando a los terroristas directa e indirectamente muchos aos, tambin suministra armas a pases del Golfo que luego acababan en manos, bien de al Qaeda, bien del Daesh. As ha sido incluso reconocido por el propio Hollande, aunque su ministro de exteriores, Laurent Fabius, fue mucho ms lejos, alabando en pblico en una conferencia internacional a al Qaeda, a quien Occidente fracas en presentar como rebeldes moderados y por quien nuestros lderes y medios corporativos pusieron el grito en el cielo cuando Rusia decidi bombardearlos a la par que al autodenominado Estado Islmico.

Existe la posibilidad de que Francia no haya tenido ms remedio que coordinarse con Rusia para lanzar sus ataques por causa del apagn en las comunicaciones, en los radares, etc., inducido con novedosas tcnicas de guerra electrnica en buena parte de Siria. Pero al Kremlin le interesa tambin compartir gastos blicos con una superpotencia como Francia y presentar una victoria poltica de calibre al resto del mundo, principalmente frente al intil bloque liderado por Estados Unidos. Pero de ah a convertirse en aliados hay un enorme trecho. Las posturas de ambas coaliciones an parecen irreconciliables y es poco probable que la Repblica gala pueda mediar libremente. As las cosas, es preferible sentarse a esperar qu sucede de verdad. Da la impresin de que hay mucho ms entre bambalinas que an no ha salido a la luz pblica de lo que conocemos o creemos conocer.


Blog del autor: http://www.bitsrojiverdes.org/wordpress/?p=12756


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter