Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-12-2015

Brasil, genocidio indgena

Juan Luis Berterretche
Rebelin


Como era previsible, el nombramiento por la presidente Dilma Rousseff de Katia Abreu, lder en el Senado de la bancada del agro-negocio, como ministra de agricultura, solo podra alentar ms violencia criminal de los ruralistas contra la poblacin indgena del pas. Ya la presidente petista tena el triste mrito de ser la gobernante que detuvo el reconocimiento y la demarcacin de tierras indgenas en su primer ejercicio (2011-2014). El Consejo Indigenista Misionario (CIMI) denunci que en 2014 se registraron 118 casos de omisin y morosidad en la reglamentacin de tierras indgenas ya reconocidas. Como complemento hubo en el mismo ao 138 asesinatos de indgenas. Entre los decesos indgenas debemos contar tambin 135 casos de suicidios de jvenes, por la angustia e inseguridad en la que sobreviven.

En octubre de este ao organizaciones de la sociedad civil que defienden los derechos indgenas sobre sus tierras ancestrales, denunciaron la responsabilidad del Estado brasileo respecto al genocidio de pueblos originarios que se est realizando, durante una audiencia de la Comisin Interamericana de Derechos Humanos de la OEA (CIDH). Para Eliseu Lopes, lder Guaran Kaiow: Mi pueblo est sufriendo genocidio en Brasil. La demarcacin de nuestras tierras contina paralizada por el Estado brasileo. Terratenientes atacan nuestras comunidades con milicias fuertemente armadas. Nuestra sobrevivencia en cuanto pueblo y nuestro buen vivir est amenazado...Imploramos que los comisionados presionen al estado brasileo a demarcar nuestras tierras. Recordemos que slo contra los Guaran Kaiow se constataron 15 ataques paramilitares en los ltimos dos meses.

Lindomar Terena, lder del pueblo Terena explica que la opcin poltica gubernamental de incentivar el agro-negocio en el pas, alienta la expansin de los latifundistas sobre nuestros territorios tradicionales. En este momento tambin sufren fuertes ataques los Patax de Baha y pueblos de Maranho, que ven sus tierras quemadas y devastadas por madereras...mientras no vemos iniciativas del gobierno en investigar y punir esas milicias de los hacendados. Los abogados que acompaaron los indgenas declararon que la paralizacin en los procesos de demarcacin de tierras indgenas es un elemento crucial que alienta los ataques contra la vida y la integridad fsica y sicolgica de los pueblos indgenas y el Estado brasileo debe ser responsabilizado.

Diez aos despus del asesinado de la hermana Dorothy Stang, en la misma Gleba -terrenos pblicos- Bacaj, en Anapu, en el estado de Par la persecucin a las familias alcanza ndices alarmantes, con asesinatos, amenazas, agresiones y destruccin de bienes. All entre julio y noviembre de este ao hubo 7 asesinatos. En el sur de Rondonia, el 17 de octubre hubo una matanza de cinco personas, aun no esclarecida.

Del genocidio indgena y la agresin a pobladores rurales, se ocupan con preferencia los terratenientes a travs de sus cuadrillas o milicias armadas parapoliciales, cabindole al Estado el rol de desentendido y sin iniciativa para indagar o penalizar las agresiones criminales a los pueblos indgenas y dems moradores rurales. Es un reparto de tareas que en el fondo significa decir: Quieren ms tierras para el agro-negocio? Conqustenlas a tiros que nosotros miramos para otro lado

Se trata de una variante del Terrorismo de Estado, que privatiza las acciones terroristas adjudicndolas a los sicarios de los terratenientes, a la vez que les garantiza la impunidad de sus crmenes.

Como complemento a esta situacin el estado favorece el agro-negocio con crditos baratos, devaluando la moneda para abaratar los costos y favorecer las exportaciones, y todo tipo de medidas que privilegian el sistema productivo de commodities.

A la vez hay una ofensiva de los poderes estatales contra la causa indgena. El sistema judicial en recientes decisiones del Supremo Tribunal Federal anul actos administrativos del poder ejecutivo sobre demarcacin de tierras indgenas Guyrarokp -del pueblo Gauaran-Kaiow- y Limo Verde -de los Terena- en Mato Grosso do Sul y Porquinhos -de los pueblos Canela- Apniekra- en Maranho.

Y en el Legislativo se contina con proyectos como la propuesta de enmienda a la Constitucin (Pec) 215/00 que transfiere del ejecutivo para el legislativo -hoy con mayora de diputados ruralistas- la prerrogativa de marcar tierras indgenas, titular territorios quilombolas, y crear unidades de conservacin ambiental, para poner en manos de los terratenientes estas decisiones. La Pec 215 es la Pec del genocidio indgena. Instala a la zorra cuidando el gallinero.

Adems de un proyecto de ley 1610/96 que permitira la explotacin mineral en tierras indgenas. Momento oportuno para recordar el penltimo desastre minero en el continente. El 13 de setiembre pasado en la provincia de San Juan en Argentina, la minera Veladero de Barrick Gold (canadiense) envenen los ros de una cuenca que incluye las provincias de Mendoza, San Juan, San Luis y La Pampa con un milln de litros de agua contaminada con cianuro.

Penltimo, porque el ltimo lo sufrimos sin salir de Brasil. Nos referimos al crimen ambiental provocado el 5 de noviembre reciente por la minera Samarco en Minas Gerais, que es considerado la mayor catstrofe provocada por una corporacin en la historia del Pas. Ya afecta 500 mil personas en la regin por la imposibilidad de captar agua del Rio Doce. Samarco es propiedad de las transnacionales Vale y BHP Billiton (anglo-australiana) dueas cada una del 50% de las acciones. Con la ruptura de dos diques - Fundo y Santarm- se vertieron 62 millones de metros cbicos de agua, barro, residuos de minera de hierro y minerales pesados. Dos poblaciones ubicadas entre los municipios de Mariana y Ouro Preto fueron arrasadas. El distrito de Bento Rodrigues fue el ms afectado. Se calcula que an los pobladores de la regin estn amenazados por nuevo aluvin de residuos mineros del tercer dique -Germano- con una grieta de tres metros de ancho en su muro. El 27/11 ya se contaban 9 muertos, diez desaparecidos y cuatro cuerpos an no identificados. Y los que an pueden estar soterrados. En muestras tomadas del agua adems de hierro se encontr aluminio, manganeso, arsnico y altos niveles de mercurio. La marea de lodo que contamin toda la cuenca del rio Doce y en su camino mat como mnimo nueve toneladas de peces, ya atraves el estado de Esprito Santo y alcanz las aguas ocenicas destruyendo una playa de reproduccin de tortugas marinas y amenazando el Parque Nacional de Abrolhos, un archipilago que contiene la mayor biodiversidad marina de todo el Atlntico Sur.

Ese es el inevitable futuro inmediato si se aprueba el proyecto de ley mencionado. Se trata del progreso industrial que las corporaciones mineras prometen llevar a los territorios indgenas. Minerales para el lucro de las empresas y tierra, aire y agua envenenados para, los pueblos indgenas y las poblaciones en general de Brasil.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter