Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-12-2015

Entrevista a Jordi Calvo, economista y miembro del Centre Dels dEstudis per la Pau
El Estado espaol aspira a un rol militar destacado en el mundo

Enric Llopis
Rebelin


Hace aproximadamente veinte aos que los soldados espaoles participan en operaciones exteriores de la llamada comunidad internacional. Adems, en la ltima dcada las exportaciones de armamento espaolas se han multiplicado por diez, hasta convertirse en el sexto exportador del mundo, sobre todo a Oriente Medio. Espaa mantiene, como Estado, una estrategia que busca un rol militar importante en el mundo, afirma el economista, investigador y activista por la paz, Jordi Calvo, quien trabaja en el Centre Dels dEstudis per la Pau de Barcelona. Jordi Calvo es autor o ha participado en libros como La banca armada. Inversiones explosivas de bancos y cajas (2012), Banca armada vs banca tica (2013) y Drones militares: la guerra de videojuego con vctimas reales (2014). En 2015 ha publicado en Icaria, junto a otros quince investigadores, Diccionario de la guerra, la paz y el desarme. El investigador y activista ha participado en un debate organizado por Valncia en Com sobre A quin beneficia la guerra.

-En ocasiones se considera que Espaa es un pas de cuarto orden en cuestiones militares, que slo presta apoyo logstico o participa en labores humanitarias

Espaa mantiene, como Estado, una estrategia que busca un rol militar importante en el mundo, de hecho, hace unas dos dcadas que empez a participar en las operaciones exteriores de la comunidad internacional. Ha participado ya en una veintena de pases diferentes. Actualmente Espaa tiene una presencia relevante en pases como la Repblica Centroaficana, en la zona del Sahel y en Lbano dentro de la misin de Naciones Unidas. Esta tendencia hace que en los ltimos aos Espaa haya aumentado el presupuesto militar de manera brutal, y que haya proporcionado un fuerte apoyo a la industria blica. Tan es as que en 2014 se convirti en el sexto pas exportador de armas del mundo. Entre 2004 y 2014 Espaa ha multiplicado por diez la exportacin de armamento. Adems, en 2014 el 16% de las armas exportadas por el Estado espaol se dirigieron a Oriente Medio, que actualmente es el polvorn del mundo.

-Es la guerra la solucin al denominado terrorismo yihaddista? Cmo valoras la reaccin de Hollande tras los atentados de Pars?

Frente a los ataques en Pars y otros lugares del mundo, la respuesta de la comunidad internacional principalmente forzada por Francia- se basa en una opcin militar, que en buena parte se explica por los intereses electorales de Hollande. En diciembre afronta unas elecciones regionales y le conviene dar una imagen de hombre de Estado, de macho alfa. La respuesta militar obedece a un planteamiento patriarcal de la ordenacin de la sociedad. Bombardear no es en absoluto la solucin, ya que implicar ms ataques armados y ms terrorismo en el futuro.

-Qu intereses inconfesables se esconden en la guerra contra el terrorismo? Por ejemplo, en relacin con Arabia Saud y Qatar.


Me parece relevante destacar que Arabia Saud, aunque puede que no sea directamente el gobierno, hay grandes fortunas que, se sospecha, han financiado a grupos que ahora tienen el calificativo de terroristas; o que han podido financiar bien al ISIS bien a Al Qaeda. Actualmente hay una presin exterior, por parte de Estados Unidos y Occidente, para que Arabia Saud frene el dinero que sale de grandes fortunas con el fin de financiar a grupos armados que promueven el salafismo y el wahabbismo. En cuanto a Qatar, llama la atencin que su gobierno sea tan activo en la situacin que se vive en Oriente Medio; Qatar es tambin un gran comprador de armas a los pases occidentales. Tenemos en buena consideracin la publicidad qatar en los equipos de ftbol, cuando este pas para nada es una democracia y participa en las aventuras que estn haciendo de Oriente Medio una regin inestable, donde probablemente en el futuro haya muchas ms vctimas por la guerra.

-La participacin occidental en la guerra de Siria se explica por razones maniqueas, de buenos y malos en la lucha contra el terror? Hay contradicciones en el discurso y las acciones de Estados Unidos y sus aliados?


Genera cierta controversia decidir que se participa en la guerra de Siria apoyando a un pas como Turqua, donde por cierto hay misiles espaoles. Adems, lo que se est haciendo es introducir armas de manera totalmente irresponsable y descontrolada. Se lanzan por ejemplo armas desde aviones, en zonas donde se supone que hay unos aliados que utilizarn ese armamento para la causa occidental. Pero esas armas pueden acabar en manos del frente Al-Nusra, que es la faccin de Al Qaeda en Siria. Despus Al-Nusra se enfrena al ISIS, que cuando vence en las batallas se apodera del armamento. Tambin el ISIS cuenta con material blico de Iraq, que principalmente proviene de Estados Unidos y Occidente. Durante muchos aos Estados Unidos y sus aliados han armado y entrenado al ejrcito iraqu. En resumen, las armas que estn atacando en Siria a los aliados de Occidente, que es el Ejrcito Libre Sirio, son armas nuestras. Aunque tambin en la zona hay armamento ruso, iran y de todas partes.

-A qu intereses responde el discurso del buenismo, que prolifera entre los opinadores de derechas, halcones y neocon? Se califica de tal modo a quien rechaza la guerra como si fuera un nio inocente que se deja golpear.


Es una definicin que les gusta mucho y que comunica de cara a la gente. As desacreditan a las posiciones ms realistas, que defienden no alimentar la guerra y en consecuencia generar mayor seguridad. Nosotros pretendemos conseguir lo ms beneficioso para nuestra sociedad y para el mundo, al elegir opciones pacficas y no violentas. Ellos, como malistas que son, hablan desde la maldad. Defienden que ha de hacerse una guerra y que se ha de ganar. Se trata de actitudes machistas, belicistas y militares. Pero habra que ver en qu mbitos se mueve esta gente.

-En qu mbitos?


Muchos neocon en Estados Unidos, y puede que en Espaa ocurra lo mismo, son personas que reciben fondos de las industrias militares. Quin es en Espaa el ministro de Defensa? Pedro Morens, un seor que se ha dedicado todo su vida, cuando no ha tenido una responsabilidad en Defensa, a la fabricacin y venta de armamento. Su lectura y la de su gente, que es la que est en el gobierno ahora, se relaciona con una industria que necesita que la maquinaria funcione. Y esto es lo que la guerra hace posible.

-Hay una actitud egosta, ya no en los gobiernos, sino en las sociedades occidentales, que ven muy cercanos los muertos de Pars, pero que no se manifiestan contra las vctimas de los ataques franceses en Libia y Mali, los de Estados Unidos en Iraq y Afganistn, o los de Arabia Saud en Yemen?


Hay quien dice que ello responde a un comportamiento ms o menos entendible de las sociedades. Lo que tenemos ms cerca nos genera mayor atencin. Una parte de ese argumento ha de ser cierto. Pero tambin demuestra que an en nuestra sociedad hay un sentimiento de superioridad sobre los dems. Es decir, si pasan cosas en Occidente eso es muy grave. Son vctimas de primera. Si las cosas pasan en pases del entorno, por ejemplo del norte de frica o Amrica Latina, son vctimas de segunda. Ello ya genera cierto inters. Pero lo que suceda en los pases del frica subsahariana no nos importa lo ms mnimo. Nos sentimos superiores, a lo mejor sin ser conscientes de ello. Creemos que el hombre blanco occidental vale ms que una persona de otros lugares, que nuestro espacio de confort y riqueza es de una clase superior. Eso genera actitudes racistas y xenfobas.

-Qu opinas de las Patriot Act, estados de excepcin y refuerzo de las competencias policiales, incluso planteando reformas de las constituciones, para combatir el terrorismo?


Habitualmente los gobiernos aprovechan los momentos de crisis, como explicaba Naomi Klein en La doctrina del Shock, para tomar decisiones que no pudieron adoptar antes. Cuando una sociedad se halla en estado de shock es el momento en que pueden aplicarse leyes muy restrictivas, que eran impensables una semana antes. El Pacto contra el Yihaddismo en Espaa, la Patriot Act de Bush en 2001 o lo que estn haciendo los gobiernos de Francia y Blgica, son medidas que se tenan en la agenda, en un cajn ya preparadas. Esperaban el mejor momento para aplicarlas.

-Ha alimentado Occidente el llamado terrorismo yihaddista?


Yo directamente no lo dira. La mayora de gobernantes no son tan malvados. Simplemente aprovechan el momento para hacer lo que pretendan y lo que sus lobbies militares o financieros, a quienes rinden cuentas, aprovechan para tomar las decisiones. De las cien principales empresas de armamento del mundo, 69 corresponden a pases occidentales. Eso genera un monstruo, que es lo que llamamos complejo militar-industrial. El volumen de ventas de este centenar de empresas que fabrican armas asciende a 400.000 millones de dlares. Pero las exportaciones mundiales de armas reconocidas (no incluimos las secretas) es de 30.000 millones de dlares.

-Por ltimo, en qu se traduce esta ingente produccin blica dentro de los pases centrales del sistema?


Estos datos indican que hay un enorme volumen de consumo blico interno para mantener ejrcitos enormes, lo que genera grandes lobbies formados por militares, la industria blica y gobiernos que, en ocasiones con las puertas giratorias, pasan de un lado al otro. De hecho, cuando Rajoy tiene que dar respuestas de emergencia en materia de seguridad nacional, en su mesa no estamos los pacifistas ni los movimientos sociales. Estn los militares, el Ministerio de Defensa, cuyos dos principales responsables el ministro Pedro Morens y el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argelles- proceden de la industria militar; y las fuerzas de seguridad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter