Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-12-2015

Los nuevos contornos de la crisis poltica

Ariel Goldstein
Pgina 12


El desenlace que podra resultar a partir de la definicin de Eduardo Cunha de aceptar la apertura de uno de los pedidos de juicio poltico a Dilma Rousseff se torna difcil de prever. El PT y el partido del presidente de la Cmara de Diputados (PMDB) han pasado en forma progresiva de la alianza pragmtica y circunstancial de los ltimos aos a una disputa de fuerzas descarnada, donde los escndalos de corrupcin son utilizados como base para extorsiones mutuas, colocndose stos en la mesa de negociacin para inclinar la balanza en favor de uno u otro partido.

La produccin de los escndalos polticos por parte de la prensa y los medios en la opinin pblica se torna as un aspecto influyente en la definicin de los contornos que asume esta larga crisis poltica iniciada con el saldo irresuelto de la reida eleccin presidencial de 2014, y que se caracteriza por otros tres componentes centrales: las acusaciones de corrupcin, el inmovilismo del gobierno en el Parlamento y el ajuste econmico ortodoxo, impulsado por el ministro de Economa, Joaquim Levy.

La reciente detencin del lder de la bancada petista en el Congreso, Delcdio Amaral, como parte de las acusaciones de la operacin Lava Jato, es otro de los ingredientes de esta crisis que parece no tener fin. En todo caso, con la decisin de incentivar a los diputados petistas a votar para que avance el proceso de destitucin de Cunha en la Comisin de Etica de la Cmara de Diputados, el PT hace una apuesta que pretende poner un lmite a la voraz lgica extorsiva del PMDB.

La larga poltica de conciliacin del gobierno de Dilma con las extorsiones del PMDB ha demostrado sus insuficiencias, pues si bien ha estado pautada por las necesidades de preservar la gobernabilidad, no ha conducido en los ltimos tiempos a una resolucin de la crisis poltica, sino ms bien a su profundizacin. El PT busca as mostrar un gesto de autonoma por fuera de la lgica extorsiva a la opinin pblica y ante sus propias bases militantes, que exigen limitar la negociacin infinita con este sector, lo que estara desacreditando al partido y facilita la argumentacin de que finalmente seran todos lo mismo.

El PT ha decidido as hacer una fuerte apuesta poltica en pos de desligarse de la lgica extorsiva y de las negociaciones palaciegas que caracterizan al PMDB, para recuperar una imagen ms autntica frente a la opinin pblica y sus bases. La pregunta es si acaso no ser demasiado tarde para esto, de modo que el precio a estas alturas por este intento dignificador sea demasiado alto.

La decisin de Cunha de impulsar el proceso de impeachment abre una Caja de Pandora, pues la baja aprobacin de la presidenta Dilma en los sondeos de opinin aade complejidad al desenlace de un escenario donde se iniciar, si se da curso en el Congreso al pedido de destitucin, una fuerte deliberacin pblica, influenciada por los medios donde predominan visiones opositoras, respecto de la pertinencia o no de su continuidad en la presidencia, tema sobre el cual ya ha girado la discusin del pas vecino durante este ao. De todos modos, esta situacin clarifica la disyuntiva poltica ante la cual se encuentra la sociedad, y que podra terminar definiendo el curso de la crisis: o se permite al gobierno encontrar una frmula para que Dilma pueda ejercer su mandato en plenitud y sin presiones asfixiantes, o se avanza en un proceso de impeachment que termine con su presidencia.


Ariel Goldstein, Doctor en Ciencias Sociales, UBA. Instituto de Estudios de Amrica Latina y el Caribe (Iealc).

Fuente original: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-287525-2015-12-04.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter