Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-09-2005

Sobre el proyecto de 'constitucin iraqu'
Cmo EEUU ha implantado su neoliberalismo en Iraq

Herbert Docena
Asia Times


"Por 'modernas tcnicas y principios del mercado' el borrador se refiere, probablemente, a los proyectos actuales, apoyados por los lderes del gobierno interino: privatizar la Compaa Nacional de Petrleo de Iraq y abrir las reservas de petrleo a las grandes compaas petroleras"

Artculo 25: El Estado garantizar la reforma de la economa iraqu conforme a bases econmicas modernas, de tal forma que asegure la completa inversin de sus recursos, diversificando sus fuentes e impulsando y desarrollando el sector privado".

El pasado 30 de junio, el peridico iraqu al-Mada, publicaba el ltimo borrador de la Constitucin iraqu que habra de ser negociado por los polticos iraques.[1] Sus contenidos habran bastado para que a la anterior mxima autoridad de la ocupacin, Paul Bremer, le hubiera dado un ataque al corazn.

Los iraques, incluso los que desean cooperar con los EEUU, queran, al menos sobre el papel, construir un sistema de bienestar social al estilo escandinavo en mitad del desierto rabe, destinando la enorme riqueza petrolfera del pas a desarrollar el derecho de cada iraqu a la educacin, sanidad, vivienda y otros servicios sociales. "La justicia social es la base de la construccin de la sociedad", deca el borrador. Todos los recursos naturales de Iraq seran propiedad colectiva del pueblo iraqu. Todo el mundo tendra derecho al trabajo y el Estado estara legalmente obligado a proporcionar oportunidades de empleo a todo el mundo. El Estado sera la herramienta colectiva del pueblo iraqu para alcanzar el desarrollo. (ver parmetros del borrador un poco mas abajo).

En otras palabras, los iraques queran un pas diferente del que los americanos buscaban cuando llegaron a Iraq. Los iraques, o al menos los que estaban preparando la constitucin, no queran saber nada del tipo de sistema econmico y poltico que Bremer y otros funcionarios de EEUU estaban intentando crear en Iraq desde la ocupacin. Lo que queran las autoridades de la ocupacin, fue definir una "posible lista de inversores extranjeros", y as era como describan la revista The Economist las polticas econmicas que empezaron a imponer en el pas en 2003.(2)

Como ocupante directo, EEUU propone leyes que otorgan los mismos derechos a los inversores extranjeros e iraques en el mercado nacional, permiten la repatriacin total de los beneficios; instituyen el sistema de rgimen fiscal plano(impuesto sobre la renta fijo); suprimen tarifas; hacen cumplir un estricto rgimen de derechos de la propiedad intelectual; permiten vender empresas pblicas; reducen subvenciones de combustible y alimentacin; privatiza todo tipo de servicios sociales como sanidad, educacin y suministro de agua.

Cuando se hizo pblica la siguiente versin en el pasado mes de Julio, toda propuesta progresista haba desaparecido del borrador de la constitucin.

'Diplomacia intensiva'

Redactar una constitucin permanente para Iraq es el ltimo paso en el proceso de transicin poltica llevada a cabo por la administracin estadounidense y aquellos partidos polticos iraques que empezaron a colaborar con sta desde el inicio de la ocupacin. En cada paso de ese proceso, EEUU se limitaba a aquellas polticas que podran reforzar y proteger sus intereses fundamentales en Iraq, defendiendo a aquellos iraques que les representaran incluso tras el final formal de la ocupacin.(3)

Antes de iniciar la operacin militar, EEUU reuni varios grupos de iraques exiliados que no slo iban a apoyar la invasin sino que tambin defender las polticas de libre mercado y tolerar la presencia de las tropas de la coalicin. En julio 2003, EEUU escogi a los miembros de lo que sera la primera entidad poltica en Iraq durante la transicin, el Consejo Gobernante de Iraq (CGI). Los abogados americanos que elaboraron el borrador de la Constitucin de transicin junto con el Consejo Gobernante, aseguraban que todas las leyes promulgadas bajo la ocupacin seran transferidas al futuro gobierno interino iraqu.(4). En junio 2004, EEUU otorg la "soberana" a aquel gobierno cuyo Primer ministro y dems miembros haban sido elegidos por los EEUU.(5) En las elecciones al parlamento provisional iraqu en enero 2004, EEUU promovi operaciones tanto abiertas como encubiertas con el fin de apoyar el partido del antiguo agente de la CIA, Iyad Allawi, y para reducir el mrgen de la coalicin dominada por el Consejo Supremo para la Revolucin Islamica en Iraq (CSRII) y por el partido islamico Da'awa.(6) Aunque EEUU no acert instalando a Allawi, posteriormente el CSRII y el partido Da'awa defendieron la agenda prioritaria de los EEUU: privatizacin del sector de petroleo y presencia de las tropas de la coalicin.

Desde que los iraques empezaron a elaborar su constitucin permanente, los funcionarios estadounidenses estuvieron con ellos en todo momento. Fuera de la Zona Verde, las negociaciones fueron protegidas por 160.000 soldados estadounidenses y de coalicin. Dentro, el papel central fue el del recin designado embajador norteamericano en Iraq, Zalmay Jalilzad, miembro del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano que llamaba a invadir Iraq desde 1998. Habiendo servido como un intermediario para el gobierno estadounidense con el rgimen Talibn, Jalilzad antes trabaj para Unocal en Afganistn. Tras la invasin de 2001, enseguida fue nombrado primer embajador estadounidense en Afganistn. Luego, fue acusado de hacer de "gerente de campaa" del candidado pro-norteamericano Hamid Karzai en las elecciones presidenciales de aquel pas.(7)

Detrs de las puertas cerradas donde se daban los verdaderos debates, Jalilzad fue descrito por el Washington Post, como "omnipresente" y por Financial Times como una persona que juega "un gran papel en las negociaciones"(8). Un funcionario del Departamento del Estado defini las actividades de Jalilzad como "diplomacia intensiva"(9). Mientras que en los medios de la comunicacin se describa a los funcionarios estadounidenses como reacios e indiferentes hacia los contenidos de la constitucin (siempre y cuando se haga a tiempo) , el equipo de diplomaticos norteamericanos de Jalilzad propona su propio texto de constitucin a los iraques (10). En sus constantes reuniones con el presidente iraqu, con el portavoz y dems altos cargos, Jalilzad fue apoyado por los funcionarios de la embajada norteamericana que, segn el Washington Post, estaban trabajando con el partido kurdo para "ayudar a mecanografiar el borrador y traducir las enmiendas del ingls al rabe para los legisladores iraques"(11).

Mahmoud Othman, miembro kurdo del comit constitucional, que estuvo implicado en los comits electorales, se quej de que: "Los americanos dicen que no intervienen, pero han intervenido profundamente. Nos dieron una propuesta detallada, casi un borrador completo de la constitucin. Intentan llegar a un compromiso entre todos los bloques polticos. Los funcionarios estadounidenses estn ms interesados en la constitucin iraqu que los propios iraques, porque prometieron a su pueblo que la Constitucin estar terminada el 15 de agosto"(12). Los funcionarios norteamericanos no actuaban como intermediarios neutrales, segn Othman, los legisladores estadounidenses y britnicos "se guiaban por su agenda domstica". Tambin se lament de que los funcionarios americanos hablaban con los iraques en reuniones secretas; segn l: "es contraproducente. Si tienen algo que decir, por qu no lo dicen delante de todo el comit?"(13). Nechirvan Barzani, Primer ministro del gobierno regional de Kurdistan en Arbil y uno de los ms fieles aliados de los EEUU, confirm las acusaciones de Othman. "EEUU y Reino Unido actuan entre bastidores, negociando con todos los grupos, diciendo: esto se tiene que hacer as y as."(14)

Jalilzad se dej ver, no solamente entre bastidores. Justo antes del final del plazo, 15 de agosto, se adentr en los salones del parlamento iraqu, donde fue presentado por el presidente iraqu Jalal Talabani como "querido hermano"(15). El ministro iraqu de Asuntos Exteriores, haba implorado antes que los EEUU jugaran un mayor papel en el proceso de elaboracin del borrador de la nueva constitucin, lo cual comprueba que las intervenciones de Jalizad no eran del todo inoportunas para todos(16). Para reforzar las recomendaciones de Jalilzad, el presidente George W.Bush llam personalmente al lider del CSRII, Abdul Aziz al-Hakim, el pasado 24 de agosto para hablar de la constitucin.(17). Justo antes de que expirara el plazo ampliado al 27 de agosto, y tras haber trabajado intensamente durante toda la noche para cerrar un acuerdo, una vez ms, Jalilzad apareci en pblico al lado de los lderes chies y kurdos cuando stos anunciaban que haban sellado el borrador(18). Defendi el proyecto ante la crtica, diciendo que era "correcto para Iraq en el momento actual", sin detallar quin determinaba que era correcto y qu no (19).

Mientras Jalilzad y su equipo de diplomticos estadounidenses y britnicos estaban en la escena, el papel de algunos iraques, miembros del comit constitucional, se reduca al de meros figurantes. Un miembro chita reconoci :"No hemos jugado un gran papel en la elaboracin de la constitucin. Tenemos la sensacin de haber sido menospreciados. No nos consultaron a la hora de tomar decisiones importantes."(20) Un negociador sunn resumi "Esta constitucin se ha cocido en la cocina americana, no en la iraqu".(21)

Una racin de constitucin neoliberal

El borrador definitivo de la constitucin iraqu que fue servido en la mesa el 28 de agosto debe de haber sabido muy diferente comparado con las raciones anteriores. No slo desaparecieron algunos ingredientes clave de los borradores anteriores, sino que fueron aadidos algunos nuevos de claro sabor neoliberal.

Desapareci el artculo que proclamaba la adhesin a la justicia social como base de la economa. En su lugar se propona "reformar la economa iraqu de acuerdo con unas bases de economa moderna, de modo que se asegure la utilizacin completa de sus recursos, diversificando sus fuentes, fomentando y desarrollando el sector privado ". Diciendo "reformar" los padres de la constitucin se referan al tpico conjunto de "reformas" economicas neoliberales que ya haban prescrito para una decena de pases en vas de desarrollo en todo el mundo. Esto incluye la privatizacin de las empresas estatales, liberalizacin del comercio, desregularizacin del mercado y su apertura hacia los inversores extranjeros. En vez de revocar las llamadas leyes de Bremer, o los decretos promulgados por la autoridad de la ocupacin que ponen en prctica esa poltica neo-liberal, el borrador de la constitucin obligar a los iraques a cumplirlos. Otro proyecto de ley reitera: "el pas tiene que garantizar y estimular las inversiones en distintos sectores".

Tambin desapareci el artculo que nombraba al pueblo iraqu propietario colectivo del petrleo y de dems recursos naturales de su pas, obligando al estado proteger y salvaguardarlos. En cambio, un nuevo artculo prepara una base legal para vender el petrleo iraqu y ponerlo bajo control de las grandes multinacionales. El artculo 110 va an ms lejos, explicando detalladamente que: "el gobierno federal y los gobiernos de las regiones productoras elaborarn una estrategia necesaria para desarollar las riquezas de petroleo y gas de modo que traigan mayores beneficios para el pueblo de Iraq, uilizando las ms modernas tcnicas del mercado y creando condiciones propicias para las inversiones".

Por "las modernas tcnicas de los principios del mercado" el borrador se refiere, probablemente, a los proyectos actuales, apoyados por los lderes del gobierno interino: privatizar la Compaa Nacional de Petrleo de Iraq y abrir las reservas de petrleo a las grandes compaas petroleras. Referindose a planes semejantes, Adil Abdel Mahdi, lder de CSRII y actual Vicepresidente de Iraq dijo en una audiencia en Washington poco antes de las elecciones: "Es muy prometedor para los inversores y las impresas americanas, especialmente para las compaas petroleras."(22)

Casualmente, durante las negociaciones sobre la constitucin, Al-Hakim, del CSRII insisti en la creacin de una autonoma chi en el Sur que incluira 9 de las 18 provincias iraques. El borrador de la constitucin supona que esta autonoma determinara su propia poltica de petrleo, quedndose con una parte sustancial de los beneficios provenientes de los yacimientos ya existentes y con el 100% de los yacimientos de petrleo por desarrollar.

La postura de EEUU respecto a la cuestin del federalismo tiene mucho que ver con quienes acaben gestionando las reservas de petrleo del pas; los kurdos en el norte y los shies en el sur, que habran de favorecer su privatizacin .

Al contrario de lo que afirman los medios de la comunicacin, una gran mayora de los iraques, tanto sunnes como chies, se opone al federalismo. Segn el estudio realizado en julio de 2005 por el Instituto Internacional Republicano (International Republican Institute), entidad fundada por el gobierno estadounidense con el fin de construir la maquinaria de los partidos polticos que estn a favor del mercado libre, un 69% de los iraques de todo el pas quieren que se establezca "un fuerte gobierno central" y tan slo un 22% prefiere que "los gobiernos regionales tengan un poder significativo".Incluso en las regiones del Sur con mayora chi slo el 25% se pronuncia a favor de federalismo, mientras un 66% est en contra.(23)

Mientras la constitucin otorga a las regiones productoras de petrleo el poder de decidir su propia poltica petrolera, tambis estipula que el estado central "debera garantizar la libre circulacin de trabajadores, bienes y capital iraqu entre las regiones y provincias". Esta diferencia de papeles entre el estado central y las regiones encaja en el modelo de "federalismo favorecedor del mercado libre" por el que abogan los legisladores neoliberales: el estado central tan slo est autorizado para mantener el mercado comn del pas, mientras los sub-estados debilitados son los que realmente regulan el mercado. Para los neoliberales el federalismo funciona, mientras las regiones no ponen obstaculos al libre comercio y tampoco se hacen lo bastante poderosas para promover polticas laborales, medioambientales, es decir polticas sociales en general.(24)
La constitucin prepara el terreno para una eventual adquisicin de activos iraques, bienes inmuebles u otros capitales por extranjeros o corporaciones multinacionales. Mientras el borrador presentado en junio estipulaba que "los iraques tienen el derecho completo e incondicional de propiedad en todas las reas sin limitaciones", en el borrador definitivo se omiten las palabras como "incondicional" y "sin limitaciones" y aade en cambio la calificacin "excepto de las eximidas por la ley".

Considerando que la orden 39 de Bremer ya permite a los extranjeros tener propiedades en Iraq y dado que esta orden va a ser convertida en una ley, en efecto, la constitucin acaba con el derecho exclusivo de los iraques a la propiedad de los activos en su pas. Si el petrleo an no est includo, pronto podr serlo, a juzgar por las declaraciones de los legisladores iraques. Una ley que reserva el llamado "patrimonio nacional" -es decir algunos sectores de la economa del pas como terrenos o recursos naturales- para los ciudadanos del pas es comn en las constituciones de muchos pases en va de desarrollo. Pero no en la de Iraq. Mientras la prensa cuenta historias de sunnes, chi'es y kurdos que se pelean por el petrleo, pierde de vista la competicin entre iraques y no-iraques. La constitucin puede preparar el terreno para que los no-iraques tengan los mismos derechos al petrleo iraqu que los propios iraques.

El borrador de junio contena extensos compromisos para el bienestar de los iraques, incluida la educacin y asistencia mdica gratuitas. El Fondo Monetario Internacional que insista en eliminar las subvenciones oficiales a los iraques, habra encontrado en estos principios serios obstculos legales para sus prescripciones. En el borrador de julio se deca que el Estado proporcionara los servicios del bienestar slo si estuviera en condiciones de permitirselo. En el borrador final se habla vagamente de tales servicios, pero al mismo tiempo introduce un discurso nuevo sobre el papel del sector privado que se encargar de proporcionar dichos servicios. Estos cambios stiles son significativos, porque anuncian una prxima privatizacin total de los servicios sociales en Iraq que ya haban sido abogados por USAID creada para reestructurar los sectores de la educacin y la sanidad en Iraq.

Otra cosa que merece ser mencionada: la constitucin de Iraq es probablemente la nica en el mundo que habla de "la lucha contra el terrorismo" como de un objetivo nacional. Dado que el termino "terrorismo" ha sido utilizado por los iraques pro-EEUU y los funcionarios norteamericanos para referirse al movimiento de la resistencia, esta clausula en la constitucin puede justificar legalmente continuas ofensivas militares contra aquellas fuerzas polticas que se oponen a la ocupacin y al proceso poltico que sta conlleva. Como ya ocurri en otros pases, la "guerra contra el terror" puede ser utilizada para justificar una presencia militar permanente en Iraq.

El imperio de la ley

Los contenidos de la constitucin iraqu son de gran inters para aquellos encargados de reconstruir la economa de Iraq segn el modelo neoliberal. Como ley superior del Estado, la constitucin establece una base legal sobre la que se construir el edificio neoliberal de Iraq. El llamado "imperio de la ley" ser invocado constantemente para defender legalmente el reducido papel del gobierno en la economa, comercio liberal, normas de inversiones, programas de privatizacin y otras polticas neoliberales mucho despus de la retirada de 160.000 soldados del ejrcito de ocupacin. En este sentido, Iraq es tan slo uno de los frentes del proyecto global destinado a eliminar toda ley nacionalista o progresista en materia de economa de las constituciones o sistemas legales de numerosas pases en va de desarrollo en todo el mundo. Sea aceptada o no la lista de objetivos de los inversores internacionales", su realizacin depende, en gran medida, de la constitucin iraqu que le proporcionar o no una justificacin legal.

Para introducir sus contenidos preferidos en la constitucin, EEUU, como en los pasos previos en el proceso de la transicin poltica en Iraq, cuenta con aquellos iraques que apoyan su poltica; por su parte, tales iraques se adaptaron a las exigencias estadounidenses con el fin de conseguir sus propios objetivos. Otros iraques, aquellos que insisten en el fin de la ocupacin, se haban negado sumarse a dicho proceso incluso antes de ser redactada la constitucin.

La prensa se concentr en los contenidos culturales y sectarios de la constitucin, ignorando los significativos contenidos econmicos que han sido aadidos y perdi de vista por completo el vnculo entre ambos. Lo que ocurri, fue probablemente esto: EEUU toler algunos artculos religiosos en la constitucin y acept el establecimiento de un sistema federal en Iraq tal y como lo exigan los partidos chiies y kurdos, incluyendo a cambio leyes econmicas neoliberales. En este quid pro quo los derechos de los inversores pesaron ms que los derechos de la mujer. La administracin Bush se preocupa poco por qu acuerdos polticos elijan los iraques o a qu dios prefieran rezar, mientras sean respetados sus intereses.

Durante el perodo previo a las negociaciones, el parlamento iraqu realiz una masiva campaa informativa, enviando cuestionarios, organizando debates de grupo en todo el pas con el fin de conocer qu esperaba de la constitucin un iraqu medio. Al menos una sugerencia recogida por el reportero de Knight Ridder fue reflejada en el borrador de junio, pero desapareci del texto final. Un encuestado escribi: "Slo los iraques pueden hacer negocios en Iraq, y si participan extranjeros, no pueden superar el 49%" (25). Aunque el borrador de junio fue redactado por los mismos iraques, elegidos en un proceso de legitimidad dudosa, ste da al menos una idea de qu tipo de constitucin les hubiera gustado tener si Jalizad no les estuviera controlando todo el tiempo. Ellos tambien tienen sus propios intereses.

Notas:

(1)Ver "Constitution of Iraq: Draft Bill of Rights," Nathan J Brown Carnegie, Endowment for International Peace, 27 de julio 2005

[2] "Let's All Go to the Yard Sale: Iraq's Economic Liberalization," The Economist, 27 de septiembre 2003

[3] Para un debate detallado del proceso, vea Herbert Docena, "'Shock and Awe 'Therapy: How the United States is attempting to control Iraq's oil and pry open its economy," Focus on Trade #110, junio 2005

[4] Associated Press, "US will help draft Iraq Constitution," 16 de noviembre 2003; Barbara Slavin y Steven Komarow, "Iraq's Temporary Constitution To Resemble America's" USA Today, 17 de noviembre 2003; Jim Lobe, "US Lawmakers Warn of Brewing Crisis Over Women's Rights in Iraq," OneWorld, 3 de febrero 2004; Rajiv Chandraekaran, "Kurds Reject Key Parts of Proposed Iraq Constitution," Washington Post, February 21, 2004; Rajiv Chandrasekaran and Walter Pincus, "US Edicts Curb Power of Iraq's Leadership," Washington Post, 27 de junio 2004

[5] Rajiv Chandrasekaran, "Envoy Bowed to Pressure in Choosing Leaders," Washington Post, 2 de junio 2004; Steven R Weisman, "Iraq's new government faces bargaining over its power," New York Times, June 2, 2004; Massimo Calabresi, "Our (Irascible) Man in Iraq" Time, 28 de junio 2004

[6] Seymour Hersh, "Get out the Vote," The New Yorker, 25 de julio 2005

[7] Chris Shumway, "Departing Afghanistan envoy pledges to use same approach in Iraq," The New Standard, 20 de junio 2005; Jan Oberg, "Do you want to know who the Americans running Iraq really are?, Transnational Foundation for Peace and Future Research PressInfo #183, 14 de mayo 2003

[8] Jonathan Finer and Omar Fekeiki, "US Steps Up Role in Iraq Charter Talks," Washington Post, 13 de agosto 2005; Michael Georgy, "Iraq parliament may back charter, Sunnis opposed," Reuters, 28 de agosto 2005; Steve Negus and Dhiya Rasan, "Iraqi Parliament delays Constitution Vote," Financial Times, 23 de agosto 2005

[9] "Iraqi Federalism Opponents Speak Louder," IslamOnline.net, 20 de agosto 2005

[10] Jonathan Finer y Omar Fekeiki, "US Steps Up Role in Iraq Charter Talks," Washington Post, 13 de agosto 2005; Ashraf Khalil y Caesar Ahmed, "Iraqis Extend Deadline for Constitution," Los Angeles Times, 16 de agosto 2005

[11] James Glanz, "U.S. Builds Pressure for Iraq Constitution as Deadline Nears," New York Times, 13 de agosto 2005; Ellen Knickmeyer y Jonathan Finer, "Iraqis Submit Charter but Delay Vote," Washington Post, 23 de agosto 2005

[12] Jonathan Finer and Omar Fekeiki, "US Steps Up Role in Iraq Charter Talks," Washington Post, 13 de agosto 2005

[13] Michael Howard, "Iraqi Constitution in Trouble as Sunnis Walk Out," The Guardian, 21 de julio 2005

[14] Michael Howard, "Iraqi Constitution in Trouble as Sunnis Walk Out," The Guardian, 21 de julio 2005

[15] Dexter Filkins y James Glanz, "Leaders on Iraq Extend Deadline on Constitution," New York Times, 16 de agosto 2005; Ellen Knickmeyer y Omar Fekeiki, "Iraqis Fail to Meet Constitution Deadline," Washington Post, 16 de agosto 2005

[16] Robin Wright, "Iraqi Official Appeals for Greater US Role," Washington Post, 3 de junio 2005

[17] Mike Allen y Fred Barbash, "Bush Calls Iraqi Shiite Leaders to Discuss Constitution," Washington Post, 26 de agsoto 2005

[18] Dexter Filkins and James Glanz, "Shiites and Kurds Halt Charter Talks with Sunnis," New York Times, 27 de agosto 2005

[19] Ellen Knickmeyer y Bassam Sebti, "Glee and Anger Greet Iraq's Draft Charter," Washington Post, 24 de agosto 2005

[20] Jonathan Finer y Omar Fekeiki, "US Steps Up Role in Iraq Charter Talks," Washington Post, 13 de agosto 2005

[21] Michael Georgy, "Iraq parliament may back charter, Sunnis opposed," Reuters, 28 de agsoto 2005

[22] Emad Mekay, "US to Take Bigger Bite of Iraq's Economic Pie," Inter Press Service, 23 de diciembre 2004

[23] Estudio del Instituto Internacional Republicano, 9-14 de julio 2005, cited in cited in Michael E. O'Hanlon and Nina Kamp, "Iraq Index: Tracking Variables of Reconstruction & Security in Post-Saddam Iraq," Brookings Institution, www.brookings.edu/iraqindex, 25 de agosto 2005

[24] Barry Weingast, "The Economic Role of Political Institutions: Market-Preserving Federalism and Economic Development," Journal of Law, Economics, and Organizationxx 11 (1), 1995, pp 1-31

[25] Richard Chin and Alaa al Baldawy, "Deadline Threatens to Limit Public Input on Iraq's Constitution," Knight Ridder, 7 de agosto 2005

Traduccin de Natalia Litvina para CSCAweb



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter