Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-12-2015

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos: hacia la emancipacin definitiva?

Salim Lamrani
Centro de Estudios Martianos


Introduccin

En diciembre de 2011, bajo el liderazgo del presidente venezolano Hugo Chvez, naci la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos (CELAC) que agrupa a los 33 pases del continente con la excepcin de Estados Unidos y Canad. El objetivo, claramente expresado, era emanciparse de la coaccin de la Organizacin de Estados Americanos, Ministerio de las Colonias de Estados Unidos, para retomar la famosa expresin del canciller cubano Ral Roa, entidad histricamente bajo la influencia de Washington y desprestigiada por su alineamiento recurrente con la poltica del poderoso vecino.

La diversidad ideolgica caracteriza esta nueva entidad con vocacin integradora. Los gobiernos progresistas como los de Cuba, Bolivia, Ecuador o Venezuela se mezclan con regmenes ms conservadores presentes en Colombia, Mxico u Honduras. No obstante, la voluntad de emanciparse de la tutela estadounidense y de reivindicar una nueva independencia cimienta esta alianza. De qu modo el nacimiento de la CELAC pone en tela de juicio la hegemona estadounidense sobre el continente latinoamericano? Cmo este organismo nuevo se ha convertido en actor ineludible en la escena internacional?

Tres ejes estructurarn esta reflexin. En un primer tiempo convendr recordar la gnesis de este proceso y el papel fundamental del presidente Hugo Chvez, principal artfice de la integracin latinoamericana. Luego habr que dar una atencin particular a la voluntad de desmarcarse de la Organizacin de Estados Americanos y de la tutela estadounidense. Finalmente ser oportuno arrojar luz sobre las iniciativas emblemticas que tom la CELAC desde su creacin.

1. Fundacin de la CELAC

 

En diciembre de 2011, por primera vez en la historia de Amrica Latina y del Caribe, los 33 pases de la regin se unieron en una alianza con vocacin integradora, emancipndose as del marco de la Organizacin de Estados Unidos, entidad histricamente tributaria de la influencia estadounidense. Los pases del Sur reivindicaban as su voluntad de construir una alternativa regional sin la presencia hegemnica de Washington y de su fiel aliado Ottawa.

La llegada al poder del presidente Hugo Chvez en 1999 en una Venezuela devastada por una dcada de austeridad neoliberal ha cambiado el panorama poltico en el continente y ha permitido la emergencia de una nueva Amrica Latina. Por primera vez desde el desmoronamiento de la Unin Sovitica, y el fin de la historia decretado por Francis Fukuyama y sus partidarios, un lder progresista, adems cercano a Cuba, pona en tela de juicio el dogma de Friedrich Von Hayek y Thomas Friedman y preconizaba la construccin de una va alternativa al Consenso de Washington. Los pueblos no deben ser expropiados de su derecho a la vida, declar en su discurso de investidura el 2 de febrero de 1999. [1]

La eleccin de Chvez ha insuflado un nuevo impulso poltico a Amrica Latina. En la siguiente dcada, varios pases del continente llevaron al poder a dirigentes progresistas que haba expresado fuertes reservas respecto a las polticas econmicas y sociales preconizadas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. En 2002, Brasil, primera potencia econmica de Amrica Latina, eligi al sindicalista Lula Da Silva a la presidencia. En 2003, el pueblo argentino brind su sufragio al peronista Nstor Kirchner. En 2006, los bolivianos eligieron al campesino Evo Morales a la cabeza del pas. Unos meses despus, el mismo ao, el economista Rafael Correa tom el poder en Ecuador. En 2007, Daniel Ortega, antiguo comandante de la guerrilla del Frente de Liberacin Sandinista consigui el mandato supremo en Nicaragua. En 2010, Jos Mujica, antiguo guerrillero tupamaro, que estuvo encarcelado ms de diez aos en las mazmorras de la dictadura militar, tambin fue elegido presidente de la Repblica. As, una gran parte del continente vir poltica e ideolgicamente a la izquierda, reivindicando el legado de la Revolucin Cubana. En efecto, la mayor parte de esos presidentes, con trayectorias personales distintas, eligieron simblicamente La Habana para su primer viaje oficial.

A su llegada al poder, Hugo Chvez procedi a una verdadera revolucin social en su pas universalizando el acceso a la salud y a la educacin y procediendo a una reparticin ms equitativa de las riquezas procedentes del petrleo. Del mismo modo, el presidente venezolano hizo de la integracin regional latinoamericana y caribea un pilar de su poltica exterior con la creacin de dos instituciones: la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Amrica, que agrupa 11 pases del continente y cuyas relaciones se basan en la ayuda mutua y la cooperacin, y Petrocaribe que agrupa 14 pases del Caribe y les permite comprar petrleo con tarifas preferenciales. [2]

Hugo Chvez tambin desempe un papel fundamental en la creacin de la Unin de Naciones Suramericanas (UNASUR) en 2008, que agrupa los 12 pases de Amrica del Sur. Del mismo modo dio un nuevo impulso al MERCOSUR al integrarse en 2012 en la Unin aduanera compuesta por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, reforzando as el papel de la institucin en Amrica del Sur y hacindola cambiar de dimensin con una apertura al Caribe.

El 17 de diciembre de 2008, en Salvador de Baha, el presidente Lula reuni a todos los pases de la regin en la Cumbre de Amrica Latina y el Caribe sobre Integracin y Desarrollo (CALC). Por primera vez desde la independencia del Nuevo Mundo, los jefes de Estado y de gobierno de la zona se encontraban juntos, sin la presencia de una potencia extra regional tales como Estados Unidos, Canad o un pas europeo, para tratar, entre otros, de la crisis alimentaria, energtica, financiera y climtica. Las naciones de Amrica Latina y el Caribe reafirmaron as su voluntad de expresar su singularidad regional, segn las palabras del Presidente Lula, y elaborar mecanismos independientes. Nuestra unidad debe ser entendida como una contribucin a un mundo nuevo, multipolar y multilateral, agreg, en clara referencia al unilateralismo estadounidense. Lula tambin fustig la irresponsabilidad de aventureros que han llevado la economa mundial a un precipicio, en una alusin no menos evidente a las instituciones financieras internacionales. [3]

Tres aos despus, en diciembre de 2011, los 33 jefes de Estado y de gobierno de la regin se reunieron en Caracas, bajo el liderazgo del Presidente Chvez, para la primera cumbre fundadora de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos. La Declaracin de Caracas reivindica la aspiracin histrica de Amrica Latina y el Caribe a la emancipacin y a la integracin regional:

 

[] Que conforme al mandato originario de nuestros libertadores, la CELAC avance en el proceso de integracin poltica, econmica, social y cultural haciendo un sabio equilibrio entre la unidad y la diversidad de nuestros pueblos, para que el mecanismo regional de integracin sea el espacio idneo para la expresin de nuestra rica diversidad cultural y a su vez sea el espacio adecuado para reafirmar la identidad de Amrica Latina y El Caribe, su historia comn y sus continuas luchas por la justicia y la libertad. [4]

 

La CELAC dispone de dos rganos: una Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno y una Reunin de Ministros de Relaciones Exteriores. Representa la regin ms rica en materias primas estratgicas del mundo (petrleo, gas, madera, agua, minerales). Representa 33 Estados y cerca de 600 millones de personas repartidas en una superficie de ms de 21 millones de km en ambos hemisferios. Alberga cerca del 40 % de la biodiversidad del planeta y el 50 % de las selvas.

La constitucin de este organismo regional representa un avance mayor en el proceso de integracin latinoamericana, donde las diferencias polticas e ideolgicas cedieron el paso al inters superior de la unin de las naciones de la regin. Del mismo modo simboliza la voluntad de los pases de la zona de emanciparse del marco de la Organizacin de Estados Americanos, demasiado subordinada a la voluntad del vecino del Norte.

2. Una voluntad de emancipacin

 

En 1889, Jos Mart, hroe nacional cubano, observador lcido de la poltica exterior de Estados Unidos que era consciente de sus apetitos hegemnicos, lanz un llamado a sus compatriotas latinoamericanos en la Conferencia Internacional y Monetaria que organiz Washington con el objetivo de asentar su influencia en la regin. El patriota cubano llam a los representantes de Amrica Latina a rechazar la propuesta de alianza de Estados Unidos: ha llegado para la Amrica espaola la hora de declarar su segunda independencia frente al vecino pujante y ambicioso [] determinado a extender sus dominios en el continente. [5]

Mart no sera escuchado y desde su fundacin en 1948, la Organizacin de Estados Americanos, entidad regional ms antigua y ms amplia del mundo, ha estado bajo la influencia de Estados Unidos. El hecho de que la sede de la entidad internacional se encuentre en Washington no es fruto del azar, sino ms bien la ilustracin de esa voluntad hegemnica. As, las naciones del continente aceptaban subordinar su poltica exterior a la del poderoso vecino desde su entrada en vigor de la Carta en 1951. [6]

La historia del siglo XX latinoamericano ofrece mltiples ejemplos del alineamiento sistemtico de la OEA con los intereses de Estados Unidos, convirtindose en la fianza poltica y diplomtica de Washington para todas las intervenciones armadas contra los gobiernos progresistas y democrticos, en nombre de la lucha contra el comunismo. As, en 1954, bajo la presidencia del reformista Jacobo Arbenz, la OEA se neg a brindar su apoyo a la autoridad legtima y encubri el golpe de Estado que orquest la CIA ese mismo ao. En efecto, la OEA prepar el terreno a la ruptura violenta de la legalidad constitucional al adoptar una resolucin que propuso el Secretario de Estado John Foster Dulles, que denunciaba la expansin comunista en Amrica Central y que invitaba a Washington a tomar las medidas necesarias [] contra la intervencin del comunismo internacional. Arbenz se haba atrevido a proceder a una modesta reforma agraria y a nacionalizar algunos sectores de la economa. Slo Guatemala vot en contra. Mxico y Canad eligieron la abstencin. Todos los dems pases obedecieron dcilmente la orden estadounidense. En el mismo tiempo, las denuncias del Canciller de Guatemala de la poca, Guillermo Toriello, no encontraron ningn eco en la entidad panamericana. [7] Unas semanas despus Arbenz fue derrocado por la CIA y Guatemala entr en una era dictatorial que durara varias dcadas. [8]

Unos aos ms tarde, Washington us otra vez a la OEA en su guerra contra la Revolucin Cubana. Principal patrocinador del rgimen dictatorial de Fulgencio Batista, Washington se opuso a Fidel Castro antes de su llegada al poder. As, a peticin de la administracin de Eisenhower, en agosto de 1960, en San Jos, Costa Rica, la OEA adopt una resolucin contra Cuba que constitua el preludio de la expulsin de la isla de la organizacin. Ral Roa, entonces canciller cubano, denunci la subordinacin de las naciones del continente a los dictados estadounidenses. Los gobiernos latinoamericanos han abandonado a Cuba. [9] A guisa de respuesta, Cuba promulg la I Declaracin de La Habana, reafirmando su derecho a la autodeterminacin y a la independencia. [10] En enero de 1962, a peticin de Washington, la OEA expuls a Cuba. [11] Dos aos despus todos los pases del continente americano, con la excepcin de Mxico y Canad, respondieron a la orden de Washington y decidieron romper las relaciones diplomticas con Cuba. [12]

En 1965, la OEA justific la invasin militar de la Repblica Dominicana por los soldados estadounidenses (28 de abril), decididos a impedir el regreso al poder del presidente legtimo Juan Bosch, elegido democrticamente en 1962 y apoyado por una amplia coalicin cvico-militar. As, la OEA aprob el 23 de mayo una resolucin a posteriori que permita la creacin de una Fuerza Interamericana de Paz para legitimar la invasin militar de la isla por Washington, violando su propia Carta que avala el principio de no intervencin en los asuntos internos de los Estados miembros. Esa presencia militar slo tena de interamericana el nombre. En efecto, de un total de 14.100 soldados, slo 1.700 eran latinoamericanos mientras que los marines estadounidenses eran 12.400 en total. [13]

Ms recientemente, en 2008, cuando Colombia, apoyada por Estados Unidos, bombarde el territorio de la Repblica de Ecuador, persiguiendo a miembros de la guerrilla de las FARC, la OEA se neg a condenar al gobierno de lvaro Uribe. La entidad se content con reconocer sobriamente la evidencia, a saber, que el hecho ocurrido constituye una violacin de la soberana y de la integridad territorial del Ecuador y de principios del derecho internacional y establecer una comisin de investigacin. [14]

Desprestigiada por sus posiciones sistemticamente alineadas con los intereses estadounidenses, la OEA se ha convertido con el paso del tiempo en una estructura anacrnica, percibida por las nuevas generaciones de latinoamericanos como un instrumento de la Guerra Fra destinado a controlar el continente. Como una alternativa nueva y creble a esa entidad nace la CELAC, cuyo papel es realizar las aspiraciones de Simn Bolvar y Jos Mart de una Amrica Latina y caribea unida e integrada.

3. Iniciativas emblemticas

 

La iniciativa ms emblemtica de la CELAC se tom en La Habana el 29 de enero de 2014. Los 33 jefes de Estado y de Gobierno declararon unnimemente a Amrica Latina y el Caribe como Zona de Paz basada en el respeto del Derecho Internacional. [15] Se trata de un smbolo fuerte ya que el mensaje se lanz desde Cuba, isla que vive bajo estado de sitio desde hace ms de medio siglo y que todava est confrontada a la hostilidad de Estados Unidos, a pesar del acercamiento histrico realizado desde diciembre de 2014. [16] El continente latinoamericano, histricamente vctima de la injerencia armada de Estados Unidos, reafirma as su voluntad de no ser el patio trasero del poderoso vecino. Segn la Declaracin de La Habana, la solucin pacfica de las controversias es ahora una obligacin con un rechazo definitivo de el uso y la amenaza del uso de la fuerza. Los Estados de la regin se comprometen a no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado y a observar los principios de soberana nacional, la igualdad de derechos y la libre determinacin de los pueblos. La CELAC reconoce plenamente el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema poltico, econmico, social y cultural y se compromete a promover a nivel internacional el desarme nuclear. [17]

Cuando en enero de 2015 el presidente Obama decidi aplicar sanciones contra algunos altos funcionarios venezolanos, la CELAC rechaz unnimemente la aplicacin de medidas coercitivas unilaterales contrarias al Derecho Internacional y expres su preocupacin por la adopcin de una ley por el Gobierno de los Estados Unidos de Amrica que aplica sanciones unilaterales contra funcionarios gubernamentales de la Repblica Bolivariana de Venezuela. [18] Del mismo modo, cuando en marzo de 2015, Washington decidi decretar que la Venezuela del presidente democrticamente elegido Nicols Maduro representaba una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, la CELAC conden unnimemente este acto hostil que presagiaba una escalada del conflicto que opone Washington a Caracas desde 1999. En un comunicado de solidaridad con la Repblica Bolivariana de Venezuela , la CELAC expres su rechazo del Decreto Ejecutivo del Gobierno de Estados Unidos de Amrica. [19]

Del mismo modo, en junio de 2015 se celebr la primera Cumbre entre la CELAC y la Unin Europea, lo que ilustra el prestigio del nuevo organismo regional a nivel internacional. Jams en la historia hubo una cumbre entre la OEA y la Unin Europea, lo que fortalece la credibilidad de la CELAC. Los representantes de 61 pases y de ms de mil millones de habitantes se reunieron por primera vez. La Declaracin Final tambin tiene un alcance emblemtico ya que los representantes de dos bloques regionales condenaron de modo explcito las sanciones econmicas que Estados Unidos impone a Cuba:

 

Rechazamos las medidas coercitivas con carcter unilateral as como la aplicacin de las disposiciones extraterritoriales de la ley Helms-Burton. Estas medidas han tenido consecuencias desastrosas para la poblacin cubana y afectan el desarrollo legtimo de los vnculos econmicos entre Cuba, la Unin Europea y otros pases. [20]

 

Conclusin

 

La emergencia de la Nueva Amrica Latina, simbolizada por la llegada al poder de dirigentes progresistas, ha favorecido indudablemente los procesos de integracin regional y ha permitido la emancipacin de las naciones latinoamericanas y caribeas de la influencia de Estados Unidos.

Sucediendo a otras entidades con vocacin integradora pero de tamao ms modesto, como el ALBA o la UNASUR, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos, al agrupar a los 33 pases del Nuevo Mundo, con la excepcin de Estados Unidos y Canad, expres claramente su voluntad de librarse del marco de la Organizacin de Estados Americanos y de presentar un frente unido frente a las pretensiones hegemnicas procedentes del Norte. La CELAC ha elegido elaborar una poltica basada en la igualdad soberana, la reciprocidad, la no injerencia, la cooperacin y la solidaridad, ms all de la diversidad poltica e ideolgica que caracteriza cada una de estas naciones.

La CELAC ha conseguido rpidamente un reconocimiento internacional, como lo ilustr la primera Cumbre con la Unin Europea en junio de 2015, y aspira a convertirse en actor imprescindible en un futuro mundo multipolar donde el Derecho Internacional regira las relaciones entre las diferentes naciones, contribuyendo as, para retomar las palabras de Jos Mart, al equilibrio del mundo. [21]

 

Notas:

[1] Hugo Chvez Fras, Discurso de la toma de posesin, 2 de febrero de 1999. https://www.youtube.com/watch?v=HhhYVjLETIo (sitio consultado el 11 de octubre de 2015)

[2] Salim Lamrani, 50 verdades sobre Hugo Chvez y la Revolucin Bolivariana, Opera Mundi, 7 de marzo de 2013. http://operamundi.uol.com.br/conteudo/babel/27651/50+verdades+sobre+hugo+chavez+y+la+revolucion+bolivariana.shtml#/0 (sitio consultado el 11 de octubre de 2015).

[3] Lula da Silva, Discurso do Presidente da Repblica, Luiz Incio Lula da Silva, na abertura da Reunio de Cpula da Amrica Latina e do Caribe sobre Integrao e Desenvolvimento Calc, Biblioteca da Presidencia da Republica, 16 de diciembre de 2008. http://www.biblioteca.presidencia.gov.br/ex-presidentes/luiz-inacio-lula-da-silva/discursos/2o-mandato/2008/2o-semestre/16-12-2008-discurso-do-presidente-da-republcia-luiz-inacio-lula-da-silva-na-abertura-da-reuniao-de-cupula-da-america-latina-e-do-caribe-sobre-integracao-e-desenvolvimento-calc/view ( sitio consultado el 11 de octubre de 2015 ).

[4] Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos, Declaracin de Caracas, 3 de diciembre de 2011. http://celac.cubaminrex.cu/sites/default/files/ficheros/declaracion_de_caracas.pdf (sitio consultado el 11 de octubre de 2015).

[5] Salim Lamrani, Jos Mart y las conferencias internacional y monetaria: alegato por la independencia econmica de Nuestra Amrica, Centro de Estudios Martianos, de abril de 2015.

[6] Organisation des Etats amricains, Qui nous sommes. http://www.oas.org/fr/a_propos/qui_nous_sommes.asp (sitio consultado el 11 de octubre de 2015)

[7] Marcos Roitmann Rosenmann, Otro fiasco de la OEA , La Jornada, 11 de marzo de 2012.

[8] Piero Gleijeses, Shattered Hope: The Guatemalan Revolution and the United States 1944-1954, Princeton, Princeton University Press, 1992.

[9] Ral Roa Garca, Discurso, Revolucin, 29 de agosto de 1960.

[10] Rpublique de Cuba , I Declaracin de La Habana, 2 de septiembre de 1960. http://www.pcc.cu/pdf/documentos/otros_doc/primera_declaracion_habana.pdf (sitio consultado el 11 de octubre de 2015).

[11] Organizacin de Estados Americanos, Resolucin VI: Exclusin del actual Gobierno de Cuba de su participacin en el Sistema Interamericano, Punta del Este, enero de 1962. https://www.oas.org/columbus/docs/cp11248s04.doc ( sitio consultado el 11 de octubre de 2015).

[12] Ministerio de Relaciones Exteriores de la Repblica de Cuba, Recuento de las acciones de la OEA contra Cuba. http://anterior.cubaminrex.cu/OEA/Articulos/Acciones/inicio.html (sitio consultado el 11 de octubre de 2015).

[13] United Nations , Dominican Republic, Peacekeeping missions, background. http://www.un.org/en/peacekeeping/missions/past/domrepbackgr.html (sitio consultado el 11 de octubre de 2015).

[14] Consejo Permanente, Convocatoria de la reunin de consulta de Ministros de Relaciones Exteriores y Nombramiento de una Comisin, Organizacin de Estados Americanos, 5 de marzo de 2008. www.oas.org/documents/events/200803_situacion_Ecuador_Colombia/cp19771s04.doc (sitio consultado el 11 de octubre de 2015).

[15] Communaut des Etats latino-amricains et caribens, Proclama de Amrica Latina y el Caribe como zona de paz, 29 de enero de 2014. http://celac.mmrree.gob.ec/index.php/es/2014-11-21-20-15-31/cumbre-cuba/declaracion-politica-3/105-28-proclama-de-america-latina-y-el-caribe-como-zona-de-paz.html (sitio consultado el 11 de octubre de 2015).

[16] Salim Lamrani, Etat de sige. Les sanctions conomiques des Etats-Unis contre Cuba, Paris, Estrella, 2011.

[17] Communaut des Etats latino-amricains et caribens, Proclama de Amrica Latina y el Caribe como zona de paz, op. cit.

[18] CELAC, Declaracin sobre acciones unilaterales contra Venezuela, 29 de enero de 2015.

[19] CELAC, Comunicado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos en solidaridad con la Repblica Bolivariana de Venezuela, 26 de marzo de 2015.

[20] Sommet UE-CELAC, Dclaration de Bruxelles, 10-11 de junio de 2015. http://www.consilium.europa.eu/fr/meetings/international-summit/2015/06/10-11/ (sitio consultado el 11 de octubre de 2015).

[21] Salim Lamrani, Jos Mart y las conferencias internacional y monetaria, Centro de Estudios Martianos, abril de2015. http://www.josemarti.cu/wp-content/uploads/2015/04/marti-conferencia-internacional-monetaria.pdf (sitio consultado el 11 de octubre de 2015).

*Doctor en Estudios Ibricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunin y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su ltimo libro se titula Cuba, the Media, and the Challenge of Impartiality, New York, Monthly Review Press, 2014, con un prlogo de Eduardo Galeano. http://monthlyreview.org/books/pb4710/ Contacto: [email protected] ; [email protected] Pgina Facebook: https://www.facebook.com/SalimLamraniOfficiel

Fuente : http://www.josemarti.cu/dossier/la-comunidad-de-estados-latinoamericanos-y-caribenos-hacia-la-emancipacion-definitiva/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter