Portada :: Venezuela :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-12-2015

Triunfo contra la nueva era

Iroel Snchez
La Pupila Isomne


No son pocos los pases donde el parlamento es controlado por una mayora opositora al gobierno pero no recuerdo ninguno en que la bsqueda de ese hecho haya desatado una campaa de prensa global, movilizado al gobierno de EEUU y sus aliados, a lderes polticos y ex presidentes en la magnitud que hemos visto alrededor de esa posibilidad en las recin concluidas elecciones para integrar la Asamblea Nacional venezolana.

Por eso hoy, cuando la opositora Mesa de la Unidad Democrtica ha triunfado en las elecciones parlamentarias en Venezuela y tendr mayora en la Asamblea Nacional, diarios como el peridico madrileo El Pas proclaman que Venezuela inicia una nueva era a pesar de que no lo hicieron cuando el Partido Republicano obtuvo el control de las dos cmaras del Congreso sstadounidense frente al Presidente Barack Obama en el pas ms influyente del mundo; all como en casi todo el planeta -lo acabamos de ver en Grecia- legisle quien legisle y gobierne quien gobierne, la era seguir siendo la misma: la del 99% que controla en su beneficio la economa con el apoyo de los grandes medios de comunicacin.

Por ensima ocasin el proceso de la Revolucin Bolivariana se someti a las urnas, creyendo que es posible que las personas se expresen democrticamente en una galaxia de dominaciones globales y locales de tipo econmico y meditico, pero esta vez -sin el liderazgo de Hugo Chvez el milagro no ha sido posible.

Cualquier analista honesto debe reconocer que el triunfo de la MUD no ha sido una victoria en solitario. Como en la Nicaragua de 1990, el voto contra el proceso revolucionario ha sido el resultado de una guerra sucia desatada desde la Casa Blanca con el chantaje de que continuar mientras el gobierno que desagrada a Washington siga en el poder. Esta vez no se ha votado con la esperanza de que cesen las muertes de jvenes en las montaas sino de que disminuyan el desabastecimiento y la inflacin provocados por una guerra econmica que las transformaciones inacabadas del chavismo para convertir el modelo petrolero rentista heredado en una economa diversificada no han podido derrotar en una coyuntura impactada por el nada casual descenso de los precios de los hidrocarburos.

De ahora en adelante ser ms difcil. Una de las herramientas creadas por la Constitucin chavista para servir a las clases populares est en poder de la oligarqua que siempre ha mirado al Norte. Como sucede en Brasil todos los das, veremos sumarse a las noticias de la guerra econmica las de una maquinaria leguleya para impedir gobernar a un poder legtimamente electo y lograr con ello lo que golpes de estado, violencia callejera, campaas mediticas y golpe petrolero no pudieron: regresar a la vieja era neoliberal y poner de nuevo los recursos del pas al servicio del capital transnacional.

Pero el chavismo tiene el poder ejecutivo, el apoyo de la Fuerza Armada, un liderazgo valiente y una base popular organizada, no para votar un da sino para defender la Revolucin bolivariana todos los das. De cmo utilice esos recursos, y no de los augurios entusiastas de la industria meditica global, depender si la nueva era iniciada con la llegada al poder de Hugo Chvez en 1999 podr ser revertida.

Fuente: https://lapupilainsomne.wordpress.com/2015/12/08/venezuela-triunfo-contra-la-nueva-era-por-iroel-sanchez/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter