Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-12-2015

Entrevista a Carlos Arribas (Ecologistas en Accin) y David Sandoval (Greenpeace)
La cumbre de Pars oculta que caminamos hacia el colapso ambiental

Enric Llopis
Rebelin


Se est discutiendo en la Cumbre del Clima de Pars del fondo de la cuestin? Segn Carlos Arribas, portavoz de Ecologistas en Accin del Pas Valenciano, nos dirigimos hacia un colapso ambiental y esta es la idea central que se le est escondiendo a la mayora de la poblacin. El agotamiento de los recursos particularmente los combustibles fsiles- sera, a juicio del activista, el problema central (hace dos aos que se super el pico del petrleo convencional). Esta posibilidad real de colapso, aade David Sandoval, portavoz de Greenpeace en el Pas Valenciano, explica que muchas empresas y fondos de inversin estn retirando sus capitales de los hidrocarburos convencionales. El cambio climtico no es un mero ejercicio especulativo. Hay islas de la Micronesia en la que se han diseado planes para evacuar a la poblacin por los efectos del cambio climtico, recuerda Sandoval. Los dos activistas han participado en un debate sobre El cambio climtico. El coste de no actuar, organizado por la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Cambio Climtico en la Universitat de Valncia.

-Los pases representados en la Cumbre del Clima de Pars contra el cambio climtico parten de propuestas no vinculantes. Qu puede esperarse de una gran Cumbre en la que no se establecen compromisos obligatorios?

-Carlos Arribas: Las previsiones, de acuerdo con las propuestas presentadas por los 195 pases, es que continen aumentando las emisiones. Por ejemplo en el caso de China, aunque coloque el pico en 2030 y afirme que disminuir la intensidad energtica por unidad de PIB, continuar incrementando las emisiones contaminantes.

-David Sandoval: El hecho de que sean voluntarias y no obligatorias es cuestin de las negociaciones. Para empezar a hablar y tratar de entenderse, encontraron el siguiente mecanismo: proponemos voluntariamente unos indicadores y despus nos sentamos a negociar. Si los lmites fueran obligatorios de entrada, muchos pases ni siquiera se sentaran en la mesa de negociacin. El objetivo es que podamos pasar a unos compromisos vinculantes, y las organizaciones ambientales pedir que sean ms ambiciosos.

-Ha habido avances en la lucha contra el cambio climtico derivados de las cumbres anteriores? Qu balance pude hacerse de dos dcadas de Conferencias?

-CA: Algo se consigui en 1997 con el Protocolo de Kyoto, que no entr en vigor hasta 2005. Sin embargo Kyoto no supuso la reduccin de los gases de efecto invernadero en los pases desarrollados, de entrada, porque slo afectaba a aproximadamente el 12% de las emisiones, con lo que la tendencia a la concentracin de gases de efecto invernadero ha continuado aumentando. Adems, en Pars puede ocurrir lo mismo que en la capital japonesa, que Estados Unidos firme el acuerdo y despus el Senado y la Cmara de Representantes digan que no. Que se considere una imposicin extranjera los contenidos del convenio internacional. El Protocolo de Kyoto no fue ambicioso, pero s una seal de que haba que reducir las emisiones en los pases ricos. Tena muchos agujeros, como los mercados del carbono, que implican la compra-venta de emisiones, no su disminucin real. El capital financiero apuesta en la Cumbre de Pars por estas frmulas de contabilidad creativa.

DS: De todas las cumbres y rondas negociadoras, me quedara con que ha hecho falta 20 aos para que pongan un lmite que todos podamos manejar fcilmente: la elevacin mxima de la temperatura en 2C a finales de siglo. Si para esto se ha tardado dos dcadas, el resumen que puede hacerse es que todo gira en torno a no me lo creo pero hago grandes declaraciones. Para las organizaciones ambientalistas ya es mucho que se empezara en la Cumbre de Ro de Janeiro, en 1992; Kyoto tambin supuso mucho, porque cualquier cosa que llame la atencin sobre el problema ya sirve. Pero a nivel poltico y real, no ha habido prcticamente avances.

-Qu conclusin puede extraerse de que entre los patrocinadores de la Cumbre de Pars figuren multinacionales como Ikea, Michelin, el banco BNP-Paribas, Air France o Renault-Nissan?

-CA: S, ya hemos visto el anuncio a pgina entera de Iberdrola diciendo que ellos tambin estn por la reduccin de emisiones. Son intentos de presionar por parte de las multinacionales. Pero de algn modo la ONU ya est imbuida de este espritu, de hecho, muchos de los programas de Naciones Unidas estn patrocinados por las transnacionales. No olvidemos que el pasado 25 de septiembre la ONU ya aprob un convenio para transformar el mundo hacia un desarrollo sostenible, con 17 objetivos y 169 metas con vistas al ao 2030; se inclua la lucha contra el cambio climtico, lo que resulta incompatible con otro de los objetivos planteados: el crecimiento y el desarrollo econmico.

-DS: Los grandes pases intentan implicar al sector privado para financiar la adaptacin a los efectos del cambio climtico. En parte la pugna est en no legitimar, a travs de lo pblico, a estas empresas, porque ellas tienen su parte de responsabilidad social corporativa, e intentarn lavar su imagen en la medida en que aporten fondos. Pero, adems de las empresas, otro punto importante es cmo se producen las negociaciones, en este caso por bloques de pases. Aunque siempre hay actores que se salen del guin. A pases como Arabia Saud o Qatar normalmente no les interesa que haya acuerdos fuertes sobre el cambio climtico, porque son productores de petrleo y los grandes afectados si hay medidas reales para combatir el uso de combustibles fsiles. De hecho, los Acuerdos de Copenhague (2009) los impidi en gran parte Arabia Saud.

-Consideris suficiente el lmite de 2C de aumento de las temperaturas hasta finales de siglo?


-CA: La temperatura est ligada a la concentracin de CO2 en la atmsfera. En un escenario con una concentracin de gases de efecto invernadero en la atmsfera de aproximadamente 450 ppm (partes por milln), ya tendramos los 2C que se ha puesto como lmite para el aumento de las temperaturas. Y este ao ya hemos superado los 400 ppm. Sin embargo, algunos pases han propuesto un aumento mximo de 1,5C en las temperaturas a finales del siglo XXI, ms restrictivo; es sobre todo una propuesta que han hecho las islas-estado y algunos cientficos, lo que ira ligado a una concentracin de 350 ppm. Sera una propuesta mucho ms razonable.

-DS: Siguiendo con el ritmo actual, en dos dcadas llegaremos a la concentracin de 450 ppm de CO2 en la atmsfera. El compromiso de los 2C creo que es muy genrico, no sirve. Yo lo tomara como una cifra de consenso a la que se lleg para empezar a negociar. El problema es fundamentalmente de desigualdad, porque las consecuencias del cambio climtico antropgeno que hemos creado sobre todo los pases enriquecidos, van a padecerlo los ms pobres. Algunas islas de la Micronesia ya cuentan con planes de evacuacin para la mayora de su gente, sencillamente por el aumento de 1C en las temperaturas desde los niveles pre-industriales hasta hoy. Se est produciendo un incremento del nivel del mar que aumenta los efectos de las catstrofes naturales. Prevn que en pocos aos no puedan vivir en su tierra.

-Autores como Carlos Taibo y Jorge Riechmann han escrito y conferenciado sobre el colapso ambiental, idea que no figura en la agenda de Pars. Existe realmente el riesgo de colapso?


-CA: Nos dirigimos hacia un colapso ambiental y sta es la cuestin fuerte que se le est escondiendo al pblico. El gran capital est aceptando la lucha contra el cambio climtico, pero esconde el gran problema del agotamiento de los recursos. El pico del petrleo convencional se super hace dos aos, y actualmente se estn explotando hidrocarburos no convencionales, por ejemplo el gas esquisto. Tambin el fracking tiene trazas de agotarse. De hecho hay una guerra larvada entre las potencias petrolferas de Oriente Medio y de la OPEP, y por otro lado Estados Unidos, por ver cul es el recurso energtico prioritario. Vivimos una poca de bonanza econmica en parte por la cada de los precios del petrleo, pero al mismo tiempo estn quebrando muchas empresas dedicadas al fracking en Estados Unidos. El precio actual de 44-45 dlares el barril de petrleo es prcticamente el precio del coste de extraccin del fracking (mucho ms caro de extraer que el petrleo convencional). La empresa Abengoa es, entre otros ejemplos, un resultado de esta guerra: las energas renovables no tienen incentivos con el barril de petrleo a 45 dlares. Adems, el agotamiento de recursos, el colapso, lo estamos viendo en otros muchos materiales, como el cobre.

-DS: Si no fuera por la posibilidad de un colapso ambiental, muchas empresas y fondos de inversin no estaran dejando de invertir en materias primas, sobre todo en combustibles fsiles. Por ejemplo, la Fundacin Rockefeller o el fondo soberano de Noruega Es una cuestin estratgica. Por ejemplo una consultora, Arabella Advisors, que asesora a bancos y fondos de inversin, aconsej el ao pasado a sus clientes que desinvirtieran en combustibles fsiles para pasarse a las energas renovables.

-Se puede afrontar el problema del cambio climtico con un gasto militar mundial de 1,8 billones de dlares (2014)? Y sin cuestionarse la realidad de sectores como la agroindustria o la minera?


-CA: La guerra es un gran consumidor de petrleo y un gran emisor de gases de efecto invernadero. Todos los aparatos de guerra se mueven con combustibles fsiles. Vivimos hoy en medio de una fuerte tendencia guerrera, en la que la orientacin de fondo de las potencias es colocarse en el mapa geoestratgico para el control de los recursos naturales. La guerra es un mal invento para el cambio climtico.

-DS: La agroindustria y la minera son dos emisores importantes de gases de efecto invernadero en los pases desarrollados. Son sectores cuyos procesos productivos han de cambiar si quieren rebajarse las emisiones contaminantes. Por no hablar de la guerra, que no es un sector productivo, aunque la produccin de armas sea un sector industrial.

-Y en cuanto a las desigualdades en el mundo o la relacin Norte-Sur?


Se dice que China ha superado a Estados Unidos, desde hace dos aos, como emisor de gases de efecto invernadero. Pero si adoptamos un criterio de justicia climtica, hemos de valorar las emisiones per capita. En los ltimos 25 aos los pases desarrollados han terciarizado enormemente sus economas, es decir, han hecho que la gran fbrica del mundo sean pases como China. Las consecuencias de esas emisiones se imputan a China o India, pero realmente habra que asignarlas a los consumidores de sus productos. Por tanto, en la Cumbre de Pars habra que plantear con criterios de justicia climtica- una contabilidad de emisiones real, que tenga en cuenta quin produce y quin consume lo que fabrica cada pas. Teniendo en cuenta estos criterios, hay que recordar que las emisiones per capita de Estados Unidos son actualmente siete u ocho veces las de China.

-DP: El enfoque de las ONG no aborda el clima como algo ajeno al ser humano, es ms, el cambio de paradigma energtico implica un cambio de modelo social. En todas las negociaciones los pases pobres quieren que se les compense, de algn modo, por los daos que les ha producido nuestro desarrollo anterior. Hace 150 aos que les venimos generando este problema.

-En los ltimos das de la Cumbre del Clima, qu objetivo considerarais realista?


-CA: Aceptar el escenario de los 2C y la reduccin de las emisiones globales de los gases de efecto invernadero en el periodo 2020-2030. Pero se tratara de una reduccin efectiva a escala global en la que habra que ver de qu modo se efecta el reparto. Los pases que emiten poco per capita es posible que pudieran aumentar algo las emisiones, pero los pases enriquecidos tendran que disminuir drsticamente sus emisiones y de manera rapidsima. Actualmente se estn emitiendo 52 gigatoneladas a nivel global; en 2030 deberan reducirse a 42 gigatoneladas. Por otro lado, un objetivo ambicioso consistira en ir hacia una economa de Cero Carbono antes de finales de siglo. Y tambin hacia una realidad de emisiones negativas, es decir, que las capturas de carbono por parte de la atmsfera, el suelo o el mar sean mayores que las emisiones por la actividad industrial.

-DP: No es cuestin de que algo nos parezca suficiente. Hay quien dice que es preferible que no haya acuerdo a que ste no sea el adecuado. O tambin podra ocurrir que se firmara un acuerdo en torno al lmite de 2C y el cumplimiento sea laxo, o no se haga efectivo. Son fundamentales los mecanismos de control, mediante expertos, que los hay, para controlar el cumplimiento de los acuerdos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter