Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-12-2015

La renta bsica universal, un futuro laissez-faire?

Scott Ferguson
Counter Punch

Traducido para Rebelion por Jorge Amar


Hay un entusiasmo creciente en la izquierda actual sobre la denominada renta bsica universal (RBU) o lo que alternativamente se conoce como renta bsica garantizada. Bajo este sistema se supone que el Gobierno proveer a cada persona de una paga regular y lo har sin requerirle que participe en ninguna forma particular de trabajo social.

La idea, como argumentan Nick Srnicek y Alex Williams en su libro de prxima aparicin Inventing the Future: Post-capitalism and a World without Work (Verso, 2015), es crear un nuevo mecanismo de redistribucin que transformar la precariedad, reconocer la labor social, facilitar que el poder de clase se organice y ampliar el espacio en el cual experimentar cmo nos organizamos las comunidades y las familias.

Con estas admirables y deliberadamente ambiciosas metas Srnicek y Williams colocan la RBU en el centro de lo que ven como un valiente, sistmico y visionario proyecto crtico: uno que se desplazara de la crtica a la praxis y reemplazara una estructura neoliberal en descomposicin por un orden ms justo y sostenible.

Cul es la meta final de este nuevo orden? El fin del trabajo remunerado y el principio de la era poscapitalista. Como respuesta a la plaga de recuperaciones sin empleo y a la ofensiva de las nuevas tcnicas de automatizacin, Srnicek y Williams concluyen que todas las seales apuntan a una inminente sociedad postrabajo y que la demanda de la socialdemocracia por el pleno empleo debera ser reemplazada por la demanda de pleno desempleo.

En manos de Srnicek y Williams la renta bsica universal asciende de su estatus marginal en los think tanks y las redes sociales a las alturas del rigor intelectual y la sabidura asociada con la crtica terica. Tericos como Steven Shaviro ya han empezado a debatir las posibilidades y lmites de la revolucin de la RBU de Srnicek y Williams y sin duda continuarn hacindolo por algn tiempo. Pero antes de sumergirnos en este precipitado futuro de la RBU ofrezco una pocas palabras de cautela que parecern palos en las ruedas.

Lo que digo aqu es que Inventing the future de Srnicek y Williams yerra en la forma de tratar el problema del desempleo bajo el neoliberalismo y que su formulacin confusa genera un deseo por la RBU que no solo es polticamente perverso, sino que adems contradice el fin explcito del libro de una transformacin sistmica. La RBU puede aportar ayuda para algunos males contemporneos. Pero sugiero que no cargue con el peso de la transformacin total que Srnicek y Williams pretenden.

Argumento que en el ncleo del error analtico de Srnicek y Williams subyace una visin liberal sobre el dinero y el desempleo no percibida. De acuerdo con el imaginario liberal el dinero aparece como una cosa finita que pertenece al voltil dominio de los capitales privados y las finanzas. Entonces, sobre la base de esa imagen convencional del dinero, Srnicek y Williams presuponen otro de los grandes mitos del liberalismo: que el desempleo es el resultado directo de los caprichos del mercado y la creciente automatizacin.

Para ser justo, la mayora de los crticos tericos inmersos en la economa poltica marxista subordinan la relacin del dinero a un todo que denominan capitalismo y desde ah imaginan el desempleo como un efecto necesario de las transformaciones incontroladas de la totalidad. La diferencia es que Srnicek y Williams buscan una transformadora y fresca solucin a este problema al parecer incurable. Para ellos la RBU es justo lo que el doctor recomienda. Dejar los mercados del trabajo colapsando detrs mientras miramos hacia adelante, a un maana completamente automatizado, estos autores conjeturan que la RBU es la mejor solucin disponible.

Sin embargo si volvemos la vista a la escuela de pensamiento econmico conocido como Teora Monetaria Moderna (TMM), descubrimos que en realidad no hay nada lgicamente inevitable sobre la visin liberal del dinero y el desempleo en las que Srnicke y Williams basan su anlisis y que su llamada por una renta bsica universal no solo se desentiende de la naturaleza del dinero y su propsito, sino que tambin traiciona su
deseo de una transformacin social completa. Al contrario que en las
ortodoxias de la izquierda y de la derecha, los economistas de la TMM muestran que la relacin monetaria es irreductible a la produccin capitalista y las finanzas privadas. En su lugar sostienen que el dinero es un instrumento pblico sin lmites que puede crearse para servir a cada persona y al medio ambiente que le rodea. Ms importante, la TMM insiste en que el dinero es la primera y principal de las tcnicas del Gobierno para aprovisionarse de trabajo para el sector pblico. O como dice el ponente de la TMM Warren Mosler la moneda, el dinero, es la herramienta de aprovisionamiento del Estado.

Cumplir dicho aprovisionamiento, sin embargo, no es una tarea sencilla. El Gobierno primero debe socializar el trabajo creando desempleo como una condicin generalizada y por medio de ello convertir el empleo remunerado en una necesidad social bsica. Y lo hace, segn explica Mosler, imponiendo y obligando simultneamente el pago de impuestos en una moneda que solo el Estado suministra. Tal es el propsito primario de los impuestos de acuerdo con la TMM. En lugar de la visin convencional que imagina que los impuestos son el origen de los ingresos del Estado, la TMM muestra que, como emisor de dinero, el Gobierno no necesita ingresos monetarios para poder gastar. En su lugar los impuestos son la herramienta esencial por la cual el gobierno establece una moneda, desemplea a la poblacin y asegura que los trabajadores estn disponibles para servir las metas materiales y
sociales pblicas.

Luego, porque en el origen es el Estado el responsable de generar desempleo en una economa de dinero moderna, la TMM presenta que es la responsabilidad ltima del Gobierno proveer a cada uno de aquellos que su moneda desemplea una oportunidad de participar en la provisin de la vida pblica adecuadamente retribuida y plena de significado.

Desde el punto de vista de la TMM el desempleo no es una consecuencia de los mercados ni de la automatizacin. Ms bien el desempleo resulta del funcionamiento normal del Gobierno creador de moneda. Por esta razn, concluye la Modern Money Network de Ral Carrillo en The Nation, tu Gobierno te debe un empleo.

Con esta frase, Carrillo revela la respuesta alternativa a la devastacin neoliberal que la concepcin no ortodoxa de la TMM sobre el dinero y el empleo muestra a la vista. Las soluciones de la TMM: 1) Implementar un programa pblico de empleo garantizado (trabajo garantizado) que cubra el coste de la vida, el cual sita el nivel mnimo para el trabajo social y asegura el derecho de todos a participar con pleno sentido en dar forma a la totalidad social y del medioambiente y 2) extender el sector publico va el trabajo garantizado y otros programas pblicos con el objetivo de resolver necesidades urgentes sociales y medioambientales. La respuesta al problema del desempleo son ms empleos, escribe Randall L. Wray. Y dado que un Gobierno emisor de moneda no puede nunca quebrar, dice Wray, siempre puede asumir contratar a todo aquel que quiera y sea capaz de participar en la construccin de un mundo mejor.

Encarndolo desde esta perspectiva, el problema del desempleo delineado por Srnicek y Williams cambia desde una crisis capitalista que seala el fin del trabajo y que requiere una RBU hacia una crisis de gobernanza y potencialmente un proyecto socialista a gran escala. Ese proyecto reside en poner los medios de produccin en manos comunitarias para reevaluar activamente la naturaleza y el significado del trabajo remunerado y en ltima instancia transformar la totalidad ecolgica y social. De hecho, desde ese punto de vista, la contraccin del sector privado puede convertirse en la bonanza del inters pblico. Cuanto ms prescindan los mercados y las tecnologas de la automatizacin del trabajo humano, mejor podr el Gobierno emplear directamente a ms personas para servir fines pblicos y medioambientales.

El trabajo garantizado de la TMM, mientras tanto, es ms que un remedio dirigido al desempleo y subempleo de hoy da. Se muestra para reconfigurar todas las relaciones sociales por definir de forma activa los trminos mnimos de retribucin, atencin sanitaria, condiciones de trabajo, permisos retribuidos, etc. Empoderando a los privados de derechos involucrar a los trabajadores en dar forma a los valores que dirigen la produccin econmica y la distribucin en su conjunto. Pero sobre todo el trabajo garantizado de la TMM promete convertirse en una institucin social fundacional sobre la cual otras puedan demandarse y desarrollarse. Cuidado socializado de nios y ancianos, educacin accesible para todas las edades, banca postal de bajo coste, sociedades de tenencia de tierras comunitarias, modernizacin mantenimiento y sostenibilidad ecolgica de edificios, infraestructura pblica cultural y artstica, esas instituciones pueden ser ms fcilmente reclamadas y obtenidas cuando se lanzan desde el lugar del empoderamiento, la solidaridad y la reciprocidad que el trabajo garantizado promete crear. Por estas razones argumento que es el trabajo garantizado de la TMM, ms que la renta bsica universal, la clave de todos los objetivos polticos.

Al final, encuentro que la llamada de Srnicek y Williams por una sociedad de renta bsica universal se parece un poco a las soluciones parciales y localistas sobre las que su libro previene. La RBU sin duda es una mejora sobre el orden neoliberal. Muy bien puede ayudar a transformar la precariedad, reconocer el trabajo social, facilitar que se organice el poder de clase y ampliar el espacio en el cual experimentar cmo nos organizamos las comunidades y las familias, como sugieren Srnicek y Williams. Sin embargo, dado el hecho que la RBU sera una institucin descentralizada, no planificada y sin participacin activa, temo que encaja fcilmente con las fantasas neoliberales de inmanente autoorganizacin y que por s sola es estructuralmente incapaz de llevar a cabo el tipo de amplias y duraderas transformaciones que Srnicke y Williams desean.

Sin un trabajo pblico garantizado, la Renta Bsica Universal es simplemente asistencia social con otro nombre, una solucin laissez-faire a la crisis social y ecolgica contempornea. La RBU dice, elige, cuida de ti mismo y deja a los dioses de la autoorganizacin que se encarguen de la totalidad. El comunitarismo directo es vital en cualquier orden social. Pero el viejo sueo del Gemeinshaft ser inadecuado para establecer y mantener la transformacin total que tan desesperadamente necesitamos.

Scott Ferguson tiene un doctorado en Retrica y Estudios Cinematogrficos de la Universidad de California, Berkeley, y actualmente es profesor adjunto de Cine y Estudios sobre los Nuevos Medios en el Departamento de Humanidades y Estudios Culturales de la Universidad de Florida del Sur.

Fuente: http://www.counterpunch.org/2015/11/13/universal-basic-income-a-laissez-faire-future/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter