Portada :: Mentiras y medios :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2015

Cien aos despus
La teora de la relatividad en el global-neoliberal y sabiondo

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Sabido es que al aplicar la electrodinmica de Maxwell tal y como se suele entender normalmente hoy da- a cuerpos en movimiento aquella conduce a ciertas asimetras que no parece ser inherentes a los fenmenos. Pinsese, por ejemplo, en la accin electrodinmica recproca de un imn y un conductor [] Ejemplos de esta especie, junto con los intentos infructuosos de descubrir algn movimiento de la Tierra con relacin al medio lumnico obligan a sospechar que ni los fenmenos de la electrodinmica ni los de los de la mecnica poseen propiedades que se correspondan con la idea de un reposo absoluto. Indican ms bien, como ya ha sido demostrado para magnitudes de primer orden, que las mismas leyes de le electrodinmica y de la ptica son vlidas en todas los sistemas de referencia para los que son ciertas las ecuaciones de la mecnica. Elevemos esta conjetura (cuyo contenido llamaremos de ahora en adelante: Principio de Relatividad) a la categora de postulado e introduzcamos adems otro, cuya incompatibilidad con el primero es solo aparente, a saber: que la luz se propaga siempre en el vaco con una velocidad c independiente del estado de movimiento del cuerpo emisor. Estos dos postulados bastan para obtener una teora simple y coherente de la electrodinmica de los cuerpos en movimientos basada en la teora de Maxwell para los cuerpos estacionarios. La introduccin de un ter luminfero resultar superflua en tanto en cuanto la concepcin que aqu vamos a desarrollar no requiere un espacio absolutamente estacionario provisto de propiedades especiales, ni necesita asignar un vector velocidad a un unto del espacio vaco en el que tienen lugar los procesos electromagnticos.

Albert Eistein (1905)


Cualquiera, seala un conocido y reconocido colaborador del global-imperial-antichavista-macrista-felipista-y-sionista, cualquiera deca, medianamente enterado, l parece ser un ejemplo, sabe que el mundo del siglo XX, sus descubrimientos mas trascendentes, el cambio, afirma, sobre verdades que parecan inalterables, los misterios del subconsciente, la eterna historia del mundo entre poderosos y dbiles y la revolucin contra ideas fijas mediante la teora de la relatividad (retengan esto ltimo por favor), los protagonizaron tres hombres de raza juda (no puede ser casual, es el pueblo elegido por la inteligencia y la capacidad de supervivencia, y quiero imaginar que nadie sera ms crtico que ellos, que estas mentes geniales, con las impunes barbaridades del sionismo) llamados Freud, Marx y Einstein. Habr diferentes criterios, prosigue, sobre quienes alimentaron el alma de tanta gente, pero resulta difano en su opinin que un tal Picasso, literatos asombrosos que exigiran una lista excesiva para una crnica de peridico, pioneros de esa cosa maravillosa llamada cine como Keaton y Chaplin, o msicos que expresaban multitud de sentimientos compartidos con sus composiciones o con esos milagros que pueden crear unas voces, hicieron, ciertamente, ms soportable o ilusionante el siglo del horror, el de las dos guerras mundiales, y algunas barbaries ms, ms devastadoras que testifica la historia del universo [1].

La cosa sigue, pero yo no prosigo. Basta con este paso para el comentario.

Sin negar la buena intencionalidad cultural del fragmento citado, cmo alguien que se dice y se piensa informado puede escribir en diciembre de 2015 de la revolucin contra ideas fijas mediante la teora de la relatividad? Una revolucin contra idea fijas? En eso consisti la teora de la relatividad? Esa es su singular sea de identidad? Podemos afirmar sin ms una tontera intelectual de ese calibre (acaso una broma?) un siglo despus de la formulacin de la teora de la relatividad general? Se imaginan que una cosa as hubiera sido publicada en un diario como rebelin? Qu diran de nosotros? Una ms que probable lista de adjetivos sera la siguiente: burros, ignorantes, estpidos, zafios, paleomarxistas imbciles, lysenkistas, estalinistas que no saben escribir la O usando canutos ad hoc, etc etc.

Pero ellos, los del global neoliberal y sin entraas, estn a salvo de toda crtica, son as de listos, as de sabiondos. Basta leer, por ejemplo, sus informadas y respetuosas editoriales sobre Venezuela y el presidente Maduro.

Por lo dems, y adems, uno puede escribir la conjetura-burrada de siempre, mil veces repetida, con algn toque crtico al sionismo eso s (qu menos!), sobre la raza juda (qu raza ser esa?), el pueblo elegido, su gran inteligencia y su singular capacidad de supervivencia, etc, y no pasa nada, nada. Dicho est y, por ello, verdad ser. Abonando caminos trillados mil veces refutados en honor del pueblo elegido. Por quin?

Pues eso: tan verdadero como la teora de la relatividad einsteiniana y la revolucin contra las ideas fijas! La divulgacin cientfica bsica, elemental, es ms necesaria que nunca. Para la tercera cultura [2] escribi Francisco Fernndez Buey.


Nota:

[1] El Pas, 12 de diciembre de 2015, p. 30.

[2] FFB, Para la tercera cultura, Vilassar, El Viejo Topo, 2014.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter